CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mazda

3 MIN

Mazda MX-5 Roadster 2013, llegará en otoño revisado para ser más manejable

David Villarreal | @davidvillarreal | 11 Jul 2012

La somera actualización practicada sobre el Mazda MX-5 Roadster que ya os adelantábamos hace unos días en su versión japonesa recién lanzada, también hará lo propio en Europa el próximo otoño, con el objetivo de agitar las ventas del conocido descapotable biplaza como antesala de un importante cambio generacional que llegará en los próximos años. Junto a las pequeñas novedades estéticas de su frontal, poco más que una nueva parrilla, las novedades más importantes atañen a la seguridad y el manejo de este cabrio.

Como salta a la vista y como ya anunciábamos recientemente, este nuevo Mazda MX-5 Roadster apenas ha sufrido cambios de importancia más allá de una nueva puesta a punto que debería mejorar su agilidad y manejo, así como el estreno de un capó activo pensado para amortiguar el impacto contra un peatón en caso de atropello. Recordemos que precisamente una de las razones por las cuales se abandonaron los característicos faros escamoteables – en este modelo y otros deportivos – del modelo original a finales de los años 90 fue la imposición de nuevas normativas de seguridad que velaban por la seguridad del peatón en caso de atropello.

La idea del capó activo se basa en un dispositivo pirotécnico que eleva el capó automáticamente para aumentar la distancia con el bloque del motor y generar una mínima cámara de aire que amortigüe el impacto.

Un Mazda MX-5 más manejable gracias a la optimización de frenada y aceleración

Son varias las razones a las que podemos aludir el éxito del Mazda MX-5 Roadster, tales como su propuesta original de biplaza cabrio asequible. Pero sin duda uno de los factores más decisivos es su conducción y su manejo. En esa línea Mazda ha mejorado ligeramente su producto con un ajuste más preciso del acelerador, en su relación entre la inclinación del pedal y la reacción del motor, que según sus responsables garantiza una respuesta más lineal y progresiva, especialmente al acelerar a baja velocidad.

Tan importante como la aceleración es la frenada. Por ello el sistema de frenado del modelo 2013 ha sido optimizado para mejorar el control de la frenada en curva y la transición entre frenada y aceleración, al soltar el pedal del freno y pisar de nuevo el acelerador. La idea de los ingenieros de Hiroshima pasaba por hacer que el control de vehículo fuera más sencillo en este tipo de situaciones, ya sea en la conducción más deportiva y entretenida o en el día a día.

9
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Mazda En Diariomotor: El Mazda MX-5 2012 más fresco y seguro para el peatón se actualiza en Japón

Vídeo destacado del Mazda MX-5