comscore
MENÚ
Diariomotor
Utilitarios

7 MIN

Peugeot 208 Allure e-HDi 115 CV, a prueba (III)

Tercera y última parte de la prueba del nuevo Peugeot 208. Durante estos últimos días, hemos podido analizar su diseño, su habitáculo, su acabado interior, el espacio que ofrece para sus ocupantes o su maletero, por supuesto, también, en la segunda parte de la prueba hemos comprobado sus cualidades dinámicas llegando a esta última parte en la que abordaremos el precio de la unidad probada, detalles de la gama del 208, sus rivales y las conclusiones tras la prueba.

Afrontamos el último trecho con el 208 tras estos días en los que hemos recalcado su buen diseño exterior, con tan buenos detalles como los de su interior, donde destaca la pantalla táctil, el cuero, el buen ajuste general pero sobre todo, su volante, de reducidas dimensiones. Dinámicamente me ha sorprendido su buen aplomo, la buena y amplia respuesta de su motor diésel de 115 caballos, pero sobre todo sus contenidos consumos. Despidámonos del 208, no sin antes extraer una última impresión.

Gama del Peugeot 208 y precio de la unidad probada

El Peugeot 208 se encuentra disponible en carrocería de 3 y 5 puertas con un precio de partida de 11.450 euros para el primero y de 11.950 euros para el segundo. En cuanto a los acabados disponibles el 208 está disponible en el acabado Access, Active y Allure con motores que van desde los 68 caballos a los 120 caballos. La gama gasolina cuenta con dos variantes, un 1.2 VTi de 82 caballos con un cambio manual de 5 velocidades y un 1.6 VTi de 120 caballos también asociado a un cambio manual de 5 relaciones. En diésel hay disponibles 3 motorizaciones, comenzando con un 1.4 HDi de 68 caballos con cambio manual de 5 velocidades, un 1.6 e-HDi de 92 caballos con cambio también de 5 velocidades y por último la motorización que hemos podido poner a prueba, el 1.8 e-HDi con cambio manual de 6 relaciones de 115 caballos.

Tomando el acabado del 208 que hemos probado, el acabado Allure, el superior de la gama y con el motor probado, el superior entre las motorizaciones diésel, el 1.6 e-HDi de 115 caballos, el precio de partida es de 16.950 euros.

A ese precio debemos sumarle los 340 euros de la pintura, un tono similar al chocolate que Peugeot denomina como Rojo Negro y que me parece de las opciones más bonitas de la paleta de colores del 208. Además la unidad llevaba la opción de las lunas tintadas, por 80 euros, las cornering lights y el detector de obstáculos trasero por 60 euros la primera opción y 250 euros la segunda. La unidad probada además tenía las llantas opcionales de aluminio de 17 pulgadas Oxygène técnical Grey, de 500 euros.

En su interior, cuero Claudia Negro, con un sobreprecio de 1.000 euros, pack de sonido Hifi JBL, de 400 euros y el pack de navegación por 800 euros. Entre los accesorios, el apoyacodos central con hueco portaobjetos, por 147 euros, el juego de 2 embellecedores para el umbral de las puertas en aluminio cepillado por 38.67 euros y el juego de alfombrillas en terciopelo delanteras y traseras por 47 euros.

En total un precio de 19.990 euros, sin sumar los 233 euros en accesorios, para una unidad con un equipamiento de lo más completo de la gama al que sólo le podríamos pedir más el techo panorámico contando además con el acabado más alto de la gama y la motorización más potente entre los bloques diésel.

Rivales del Peugeot 208

Ahora, partiendo de un precio de 19.990 euros como referencia… ¿qué rivales tiene el Peugeot 208?

Buscamos un utilitario con un buen acabado interior, un buen diseño y un motor diésel de unos 115 caballos. Dentro de la propia familia PSA tenemos un buen referente con el Citroën DS3, pero el precio de partida, con el bloque HDi de 110 caballos (con cambio manual de 6 velocidades) es de 21.000 euros. Contar con una imagen tan particular, una línea diferenciada del resto de la gama y el extra en acabado se paga, pero bien podría ser un rival para el 208 3 puertas teniendo en cuenta que ambos ofrecen uno de los diseños más trabajados del segmento.

Podemos optar también por el Volkswagen Polo, que con el acabado Sport, con un descuento de más de 2.000 euros, con el bloque 1.6 Tdi de 105 caballos y cambio manual de 5 velocidades, tiene un precio de partida de 16.335 euros, 18.500 euros sin descuentos. Eligiendo pintura, asientos en cuero Alcántara deportivos y llantas se queda con un precio, descuentos ya aplicados de unos 18.090 euros, por lo que el 208 tendría en este Polo un firme rival para alguien buscando un modelo en este segmento.

¿Y si buscamos a otro de los más estetas del segmento? Ahí tenemos al Alfa Romeo Mito, que con el motor 1.6 JTDM de 120 caballos, con cambio manual, el acabado Distinctive y con asientos en piel tiene un precio de 20.462 euros.

El Seat Ibiza, buscando un perfil más completo que el que ofrecen las versiones más básicas con el acabado FR, asociado al motor 1.6 Tdi de 105 caballos, con llantas de 17 pulgadas, asientos deportivos en cuero, radio USB y sensor de parking tiene un precio de 20.417 euros.

El nuevo Renault Clio seguro que también es otro excelente rival para este Peugeot 208, pero todavía es pronto para enfrentarlos.

Conclusiones: Un gran acabado, una buena dinámica y un mejor consumo

Llega el momento de las despedidas y de valorar después de estos 7 días al Peugeot 208. He de destacar sin lugar a dudas su diseño. Fresco, trabajado al más mínimo detalle, elegante con la combinación de este tono y los cromados, un importante salto y una genial forma de adaptar el lenguaje de diseño de la marca a su utilitario. Le sientan fenomenal los nuevos rasgos de Peugeot, importante su mirada felina, al frontal de este utilitario.

Su interior adopta una filosofía minimalista que no es agradable para todos. Personalmente eché en falta alguna luz más, algo más de color, no cederle todo el protagonismo a la pantalla, pero en cualquier caso el buen ajuste y la terminación de su habitáculo es realmente buena. En el caso de esta unidad además contamos con cuero en los asientos, que además son calefactables. Tienen un buen agarre (llaman la atención las orejas laterales) y son cómodos, como los asientos traseros, donde tratándose de un utilitario me encontré con un buen espacio para tres adultos, destacando el espacio longitudinal. Su maletero, con 311 litros y teniendo en cuenta su segmento me ha parecido correcto.

En marcha con el 208, recordemos que está equipado con el bloque e-HDI de 115 caballos, me ha parecido que cuenta con un rago en la utilización de su potencia bastante amplio, con un motor que le permite circular bastante cómodo a un ritmo alto. Pero lo que si tengo que recalcar en la dinámica del Peugeot 208 es su aplomo, el buen comportamiento de su parte ciclo a pesar de que esto nos deje con unas suspensiones con algo menos de confort en ciudad al enfrentarnos a baches y badenes y además su capacidad para dejarnos con consumos realmente contenidos, con un resultado en ciclo urbano, con climatizador puesto, de 4l/100 km y cifras en autovía de unos 3.7l/100 km. Ahora sí es el momento de despedirnos del nuevo utilitario de Peugeot.

A destacar

Diseño exterior Acabado interior Respuesta de su parte ciclo Consumos

A mejorar

Interior demasiado minimalista

En Diariomotor: Peugeot 208 Allure e-HDi 115 CV, a prueba (I)| Peugeot 208 Allure e-HDi 115 CV, a prueba (II)