Peugeot 208 Allure e-HDi 115 CV, a prueba (I)

 |  @HerraizM  | 

Después de aparcar, cerrar la capota y despedirnos del Peugeot 308 CC he vuelto a sentarme al volante de otro francés de la marca del león. En esta ocasión, un peldaño por debajo del 308, pero un importantísimo escalón dentro de la gama de la marca. Mi compañero durante esta semana no es otro que el nuevo Peugeot 208, un recién llegado al que ya podemos poner a prueba.

Y digo importante escalón en la gama, porque además de tratarse de un segmento con un notable peso en las cifras de ventas de la marca, supone una importante renovación frente al 206 y 207, un cambio de líneas notable, una nueva generación con todas las letras. Poneos cómodos, arrancamos con la prueba de este Peugeot 208 e-hdi de 115 caballos con la carrocería de 3 puertas y el acabado Allure.

Primera parte de esta prueba que nos va a acompañar durante los próximos días y en la que vamos a poder conocer a fondo al nuevo utilitario de la marca. El modelo probado cuenta con el bloque 1.6 e-hdi de 115 caballos, pero antes de ponerlo en marcha en la segunda parte de esta prueba, detengámonos antes en conocer estéticamente a este 208, su diseño, su habitáculo, el espacio de su interior, su maletero y dimensiones generales.

En cifras: más ligero y más pequeño que el Peugeot 207

El 208 de 3 puertas tiene una longitud total de 3’962 metros, con una anchura, contando con los espejos retrovisores, de 2’004 metros. Su altura es de 1’46 metros, mientras que la batalla es de 2’538 metros. El peso de esta unidad, con el motor de 115 caballos, es de 1.165 kg. La opción más básica de la gama, con el 1.2 VTi de 82 caballos, pesa, también con conductor, 1.050 kg.

Como comparación, el Peugeot 207 tiene una longitud de 4’03 metros, con una anchura de 1’748 metros, la anchura del 208 sin espejos es de 1’739 metros. La altura es de entre 1.470 metros y 1’502 metros, mientras que el peso, en este caso la cifra es sin conductor, es, con el motor 1.6 HDI 115 caballos, de 1.190 kg.

Como veis, el resultado es una nueva generación más ligera y más pequeña en todas sus cotas exteriores comparando las cifras con las del Peugeot 207 de 3 puertas y visualmente, esta sensación se acentúa mucho más por el diseño de la parrilla delantera y el paragolpes trasero. El 208 es sobre el papel ligeramente más pequeño, pero en directo, la sensación se acentúa muchísimo más, o por lo menos, esa es la sensación que me transmitió.

Su diseño: heredando todos los rasgos de la nueva generación de Peugeot

Su diseño incorpora todos los nuevos rasgos, la nueva filosofía estética de la marca que ya pudimos ver en el Peugeot 508. Junto a esta silueta de dimensiones y aspecto más contenido respecto al 207, nos encontramos con un profundo cambio estético, más notable que el que pudimos vivir con el paso del 206 al 207.

Destaca en este diseño su frontal, donde nos encontramos con un bonito conjuntoformado por una marcada caída del capó, las ópticas con un diseño en flecha y sobre todo, por el nuevo lenguaje de diseño de la parrilla. Todo un acierto. Completa la vista frontal los antiniebla delanteros y el labio inferior. Además, fruto del acabado Allure de esta unidad, no podemos pasar por alto los cromados de su parrilla, de los antiniebla o del marco lateral.

Precisamente este último punto, el marco creado por las ventanas de su perfil, o mejor dicho, el aplique al final de este marco, marca la pauta del diseño lateral, ejerciendo una gran atracción hacía la zaga con el nervio sobre el paso de rueda posterior. Su zaga muestra un diseño más sencillo, donde destacan las ópticas en boomerang, el nervio sobre la placa de la matrícula y de nuevo, el toque cromado puesto por el “Peugeot” bajo el cristal posterior o la cola del escape.

Todo un acierto estéticamente, o por lo menos así me lo ha parecido. He de reconocer que me ha gustado estéticamente. Elegante, siendo un utilitario generalista, muy buen toque el de los cromados, una parrilla delantera realmente favorecedora… y ya si lo unimos al tono marrón de la unidad probada sólo me sale un “buen trabajo” para Peugeot.

Su interior: un diseño minimalista en el que no podemos pasar por alto la pantalla multifunción

Dejamos el diseño del 208, abrimos la puerta y nos sentamos en el puesto del conductor. El volante destaca por encima de cualquier otro detalle. Es realmente pequeño, ligeramente achatado por abajo, con un aplique en aluminio en la parte inferior y acabado en cuero con un buen tacto. Pero más que por sus acabados destaca por su tamaño. Regulable en altura y profundidad, tiene un buen aspecto y se maneja bien, pero tiene un “pero”.

Intercambiando impresiones con otros compañeros de profesión que lo han probado surge una importante cuestión. Regulado para tener la posición más óptima al volante, a muchos, el volante les tapa la línea de visión con la instrumentación. En mi caso no era así, sólo tapaba la línea inferior, donde se encuentran los botones de check, pero si he visto como a otros muchos el volante les tapa una valiosa información, y no hablo de uno o dos, sino de muchas personas que me han comentado que a ellos les dificulta en mayor o menor medida la visión. Al final, su diseño a muchos les termina obligando a adaptarse en lugar de que el volante se adapte a ellos.

Dejando la polémica del volante a un lado, el resto del habitáculo me transmitió un concepto que creo que va a ser la tendencia en los próximos años. Un diseño simple, sencillo, de líneas rectas donde menos es más. Salvando las distancias, muy en la línea de lo que hemos podido ver en el nuevo Audi A3. Un tacto blando en el salpicadero, toques de aluminio en aireadores y detalles y plástico negro en acabado brillante para la consola central, en el espacio donde se ubican los controles para el climatizador.

Bajo este el futuro en forma de dos tomas de USB ¿una simple pareja de toams de USB es el futuro? Sí. Digamos adiós a los CD como lo hicimos con las cintas y demos la bienvenida a varias tomas de USB que nos permitan escuchar música mientras cargamos el móvil. Creo que no echaremos de menos a los CD.

A la cabeza del equipo multimedia uno de los elementos más importantes del interior de este 208, la pantalla táctil multifunción. Con 7 pulgadas se muestra en la parte superior de la consola central. Tiene un buen diseño de los menús, integrando navegador, música, radio o parámetros del coche como consumo medio e instantáneo, velocidad media y autonomía. Su interfaz es correcta, incluso permite personalizar los temas, pero al tacto se muestra algo tosca, como aquellos primeros móviles táctiles. Me ha gustado y sobre todo, creo que ofrece una importante oportunidad para el futuro de los sistemas multimedia de nuestros coches a través de aplicaciones, como si de un smartphone se tratara.

Los asientos en cuero ofrecen un buen diseño, son cómodos y sobre todo, tienen un agarre excepcional, sorprendente el tamaño de las “orejas” laterales que se encargan de mantenernos en el sitio. No podemos pasar por alto su función calefactable. En las plazas traseras, el espacio para tres adultos es bueno, de nuevo, teniendo en cuenta que nos encontramos en un utilitario y no una berlina, pero entran los tres sin problema. Sorprenden estas plazas por el espacio longitudinal, pero a cambio, ofrece un espacio algo limitado al colocar los pies por debajo del asiento delantero.

Punto final a esta primera parte de la prueba del Peugeot 208 con su maletero. Con una capacidad de 311 litros, una profundidad de 697 mm, una anchura de 1.042 mm y una altura de 509 mm se muestra con una capacidad de carga pareja con la de su predecesor, el 207, superándolo sólo por un litro. El espacio es correcto tratándose del segmento en el que nos encontramos.

Un buen arranque el del 208 en este inicio de prueba marcado por un diseño que a título personal me parece bastante acertado y un habitáculo al que, más allá de si nos gusta un diseño simple o no, le podríamos poner alguna pega por su volante, si llega a dificultarnos la visión que como os he mencionado, a mí no me ha ocurrido pero soy consciente de que sí le ha pasado a muchas personas que lo han probado. En la segunda parte de la prueba nos pondremos al volante para conocer su dinámica y consumos, no os vayáis muy lejos.

En Diariomotor: Peugeot 508 1.6 e-hdi 112 CV Allure, a prueba | Peugeot 308 CC 2.0 HDi 163 CV, a prueba

Lee a continuación: EuroNCAP: sólo 5 estrellas con una buena protección del peatón

Solicita tu oferta desde 10.540 €
  • siroco007

    Es una pena que en el interior haya cosas tan descuidadas como el remate de los retrovisores que son autenticos atrapa polvo. El monitor a mi modo desproporcionado y muy tosco. Y como no el volante siendo un elemento tan fundamental

  • Xun

    Hay que pensar que no es un acceso de gama, la unidad de pruebas viene bien nutrida. Hubiera preferido impresiones del interior y exterior con una versión media o de acceso.

  • .Motorhome.

    Diseño interior realmente penoso. La pantalla queda como un pegoste en mi opinion, y en general primaron el diseño antes que la funcionalidad. Bonito por fuera, pero por dentro… echaron todo el trabajo al suelo.

    • Lannister

      Dios… si ese fuera el interior de cualquier vehículo del Grupo VAG estarías alabando su diseño, pero no… Desde luego, los empleados de marketing alemanes deberían recibir suculentas primas solo por la cantidad de adeptos que consiguen…

      • .Motorhome.

        Yo critico sea del grupo que sea, como se ha visto en otros comentarios. No tengo tan poca personalidad, como otros… Pero bueno, al margen, no es la primera vez que se le critica el interior por especialistas, alegando que no se ve muy bien la instrumentacion.

  • ARC

    Un utilitario de calidad sin duda este 208. Esperamos la prueba dinámica, siendo un Peugeot supongo que no defrauda. Yo era un enamorado del diseño del 207, sobretodo de las versiones de gama alta, aún me estoy “aclimatando” al nuevo 208, supongo que cuando tengamos al 208 GTi y la versión Cabrio ya será una de las referencias de su segmento sin ninguna duda.

  • Grupo B

    A ver si sacan ya el 208 gti !! he leído que lo presentan en el salon de París!

  • MrBlacksax

    Pregunta para el escritor. ¿Cuánto mides? No queda muy claro si te libras de que el volante te dificulte la visión por alto o por bajo. Gracias!

    • Mario Herraiz

      Mido 1.80. Más que por altura me libro por adaptarme incoscientemente al puesto de conducción. A lo mejor no es la altura a la que llevaría el volante en otro coche, pero el 208 te pide que lleves el volante ahí, algo bajo, sin ir incómodo, pero como te digo, quizá no como lo llevaría en otro coche.

  • X 2.0

    Muy bonito, lo vi jhace un par de meses expuesto y es precioso, todo lo contrario al 207, al que nuncá jamás tragué. Es un diseño muy logrado y elegante, habiendo este coche los utilitarios chic a menos que no lleven mucha calidad o extras no les veo sentido, este coche es realmente bonito.
    Como pega no me gusta que el marcador esté lejos, por lo demás, me parece que para la marca y la categoria está bastante bien.

  • Pingback: Peugeot 208 Allure e-HDi 115 CV, a prueba (II)()