Porsche 911 Carrera 4 y 4S: análisis y comparativa con el tracción trasera y la anterior generación

 |  @HerraizM  | 

El nuevo Porsche 911 Carrera 4 y el más prestacional 4S ya han sido presentados por Porsche. El lunes la firma nos mostraba al 911 de tracción total tras una primera filtración de algunas de sus imágenes durante el fin de semana. Tras conocerlo a comienzos de esta semana, hoy profundizamos en los datos y cambios que introduce esta nueva generación del Porsche 911 Carrera 4, aplicable en gran parte de los casos también al Porsche 911 Carrera de tracción trasera, respecto a la anterior generación.

Por el momento, la gama actual del Porsche 911 se limita a la versión de partida, el Carrera S y las dos variantes con tracción total, el Carrera 4 y el Carrera 4S además de las versiones cabrio. En total 8 modelos de una familia mucho más extensa que aún nos queda por conocer. El Porsche 911 GT3, el Turbo, el Targa… todavía nos queda nueve once para rato.

Su peso: hasta 65 kg más ligero

El nuevo Porsche Carrera a su llegada nos dejó ya con un peso de 45 kg menor que la generación 997 a la que precedía, pero según Porsche, en el caso de la variante de tracción total el peso es de hasta 65 kg menor que el anterior Porsche 911 Carrera 4.

Esta reducción de peso se la podemos atribuir a la nueva carrocería. Es más ligera, también más rígida, y lo es gracias al empleo del aluminio y acero en su elaboración. Los 20 kg de diferencia respecto al tracción trasera podrían ser atribuidos al desarrollo de un nuevo sistema de tracción más ligero, pero Porsche no lo ha especificado.

Desde luego, la pérdida de peso se ha convertido en una máxima en toda la industria automotriz, VAG con el Porsche 911 Carrera y con el nuevo Volkswagen Golf, que recordemos pierde hasta 100 kg, nos ha dejado dos buenos ejemplos.

El peso según DIN (Instituto alemán para la estandarización) es de 1.430 kg, 1.450 kg si cuenta con el cambio PDK, para el Carrera 4, mientras que el 4S aumenta su peso en 15 kg. El Carrera 4 Cabrio pesa 1.500 kg, con cambio PDK 1.520 kg mientras que el Carrera 4S cabrio pesa 1.515 kg, con cambio PDK 1.535 kg

El Porsche 911 Carrera 4 anterior, la generación 997, tenía un peso de 1.470 kg mientras que el Carrera 4S 997 pesaba 1.480 kg. Las versiones cabrio tenían un peso de 1.555 kg y 1.565 kg y ahí otra de las claves del nuevo Porsche 911: su capota.

La nueva capota del 911: más ligera, más rígida, más aerodinámica

“¿Qué hay mejor que un 911? Un 911 cabrio”. En las nuevas variantes cabrio de esta generación del 911 nos encontramos con una rediseñada capota que además de mantener una imagen con el techo puesto más pareja a la de la versión coupé es más ligera, ofrece menos resistencia al aire y es más rígida.

Bajo la tela de la capota nos encontramos con una estructura en fibra y magnesio que se encarga de evitar cualqueir tipo de incomodidad de las típicamente asociadas a los techos de lona manteniendo un peso contenido.

Un chasis de nueva factura con una batalla 100 mm mayor

Como vimos con la llegada del Porsche 911 (991) el nuevo Carrera ha crecido, lo hace con una batalla 100 milímetros mayor, cifra bastante considerable, pero también con una vía delantera superior. Es más ancho y más largo, pero los ingenieros han conseguido reducir su peso y mantener la coherencia estética gracias a una menor altura, lo que redunda también en un centro de gravedad más bajo y por tanto una mejor dinámica.

En el caso del Porsche 911 Carrera 4 respecto al “todo atrás” las aletas posteriores crecen en 22 milímetros cada una, un ancho total 44 mm superior. Las cotas finales del Porsche 911 Carrera 4 nos dejan con una longitud de 4.491 mm, una anchura de 1.852 mm, una altura de 1.303 mm y una batalla de 2.450 mm. El coeficiente aerodinámico del Carrera es de 0.30.

Además de los cambios en las cotas nos encontramos también con una nueva dirección electromecánica y el sistema Porsche Dynamic Chassis Control que se encarga de la gestión de la inclinación en curva.

Sus mecánicas: 350 y 400 caballos ahora más eficientes

Porsche ha conseguido reducir los consumos y emisiones en un 16%. Aquí la reducción de peso tiene bastante que decir, también la incorporación de la dirección electromecánica, pero no nos podemos olvidar de la gama renovada de motores.

Nos encontramos con dos bloques, por supuesto con disposición bóxer, de seis cilindros en dos cubicajes. Por un lado el 3.4 de 350 caballos capaz de alcanzar los 100 km/h en 4.5 segundos (4.7 segundos en el caso del cabrio) alcanzando una velocidad máxima de 285 km/h (282 km/h) con un consumo mixto de 8.6 l/100 km (8.7 l/100 km para el cabrio) y unas emisiones de CO2 de 203 g/km. Por otro lado el 3.8 litros con 400 caballos del Carrera 4S que marca un 0 a 100 km/h en 4.1 segundos (4.3 segundos) llegando a los 299 km/h (296 km/h el cabrio). Su consumo es de 9.1 l/100 km con unas emisiones de CO2 de 215 g/km (9.2 l/100 km y 217 g/km el cabrio)

Estas cifras están medidas con unidades con el cambio automático PDK de 7 relaciones, de serie, cuentan con un cambio manual de 7 marchas también.

Frente a la generación saliente nos encontramos con que el Carrera 4 997 tenía una potencia de 345 caballos mientras que el 4S contaba con 385 caballos. Dinámicamente el primero marcaba una velocidad máxima de 284 km/h, 295 km/h en el caso del 4S con un 0 a 100 km/h de 5 segundos para el primero y 4.7 segundos para el segundo.

Su diseño ¿qué rasgos diferencian a esta generación con la anterior?

Un vistazo rápido a su frontal se lo pondría difícil a más de uno. Un vistazo a su trasera sacaría de dudas a un aficionado al motor. Un vistazo general y alguien ajeno a este mundo sabría que es un Porsche, pero difícilmente reconocería su generación. Esta silueta tiene ya un hueco entre los hitos de la historia del motor. Y con razón.

Sin duda el principal cambio estético generacional llega desde las ópticas traseras mucho más modernas estas ópticas, más finas, estilizadas, más bonitas. Una línea clásica elegante con una pincelada moderna ¿para qué someter a una profunda renovación a su diseño?

Su precio: desde 112.499 euros ¿qué rivales hay?

El Porsche 911 Carrera 4 coupé parte de un precio anunciado por Porsche de 112.499 euros que asciende a 127.025 euros en caso del Cabriolet. El Carrera 4S parte desde los 129.332 euros, 143.858 euros para el cabriolet ¿qué alternativas encontramos en el mercado?

Desde 129.970 euros nos encontramos con el Audi R8 4.2 FSI con tracción quattro. Tiene 430 caballos, 30 más que el Carrera 4S, pero sin duda se me antoja como su rival más directo para aquel que se este planteando la compra de un Porsche 911 Carrera 4.

También con tracción a las 4 ruedas nos encontramos con el Nissan GT-R. Con 550 caballos parte de los 100.990 euros, por precio estaría más a la altura del Carrera S que del Carrera 4S. Por tracción y por prestaciones se posiciona también como uno de los más firmes rivales.

Podríamos pensar también en el SL 350 o en el SL 500 como rivales para Carrera y Carrera S, pero no para el Carrera 4 y 4S, ya que estos entregan los 306 y 435 cv respectivamente a través del eje trasero. Con un precio de 104.500 euros y de 135.000 euros respectivamente son más rivales para el Porsche 911 Carrera y Carrera S que para el 911 de tracción total.

Sin duda, centrándonos en el Carrera 4 y 4S la competencia más absoluta llega desde el Nissan GT-R y el Audi R8 con la tracción quattro. El enemigo viene desde japón y también está en casa.

Carrera vs Carrera 4: ¿todo atrás?¿con tracción total?

Puede ser una gran pregunta si estás a punto de comprarte un nuevo 911. Qué gran momento ese. Sin duda el aficionado más pasional al motor reponderá indudablemente que “¡todo atrás!¡todo atrás!” fruto de la mayor pureza de sentir que el eje trasero, además de ser el más cercano al motor es el único que recibe toda la potencia de este.

En el Carrera 4 se da prioridad al eje trasero en el reparto de potencia pero para cuando las inclemencias del tiempo o el firme juegan en nuestra contra ahí está la entrega al eje delantero para ayudarnos a solventar algunos problemas. Otros son “insolventables”. Puede ser una gran alternativa para aquellos que quieran disfrutar del Porsche 911 a diario, que prefieran una dosis extra de seguridad a una dosis extra de pasión (dentro de la ya de por si pasión que ofrece tanto uno como otro) o que incluso vivan en zonas donde la climatología sea más dura para lidiar por una carretera de curvas todos los lunes a las 9 de la mañana.

La diferencia de precios queda de la siguiente manera:

  • Porsche 911 Carrera: 99.393 €
  • Porsche 911 Carrera Cabriolet 113.332 €
  • Porsche 911 Carrera S: 115.456 €
  • Porsche 911 Carrera S Cabriolet 129.395
  • 911 Carrera 4 Coupé: 112.499 €.
  • 911 Carrera 4 Cabriolet: 127.025 €.
  • 911 Carrera 4S Coupé: 129.332 €.
  • 911 Carrera 4S Cabriolet: 143.858 €.

Fuente: Porsche
En Diariomotor: Porsche 911 Carrera y Carrera S 2012, grande, ligero, fuerte y veloz| Porsche 911 Carrera 4 y 4S: la versión tracción total se hace oficial con un precio de partida de 112.499 euros

Lee a continuación: Punta-tacón automático para los Porsche 911 manuales con Sport Chrono Pack

Solicita tu oferta desde 109.091 €
  • Victory Blue

    Que dices tio – Nissan GT-R no es rival directo para 911 4S ??????
    Por que????

    • Mario Herraiz

      Sí sí como le comentaba a Nico he aclarado la info de ese apartado.

  • Nico

    Que yo sepa el Nissan GT-R tiene tracción total, así que según su lógica, efectivamente sería un rival directo para Carrera 4S

    • Mario Herraiz

      Cierto, el párrafo había quedado algo confuso. Por precio está a la altura del Carrera S, por tracción al 4S.

  • nachette93

    porque el gt-r no vale nada, es un trozo de metal conectado a un ordenador para aquellos que no saben conducir, y necesitan que el coche lo haga por ellos

  • Anónimo

    Un acierto por parte de prsche, sin duda es muy bonita ésta generación. No obstante, no sé cuánto va a durar la silueta mítica del 911 sin retocarla. Espero que mucho…

    • Espero que lo sigan retocando como ahora, sin perder un ápice de su personalidad.Lo que me asombra aparte del acierto de los retoques que hacen, es el consumo, en mi viejo 911 del 84 el consumo era más del doble (tendriamos que ver de que velocidades hablamos) no obstante el consumo mejora muchísimo. Estos últimos modelos del 911, son preciosos.

  • Migui Bello

    El artículo está muy mal redactado. Es confuso. Cuesta entender ciertos detalles y comparativas “absurdas”. El que busca un Porsche no piensa en otros rivales, quiere un Porsche.

  • .Motorhome.

    Para mi el 911 no tiene rival. Si por precio nada mas. Pero es que el Porsche no tiene nada parecido en el mercado, con su historia, y ademas de que es el unico coche con el motor colgado en el eje trasero.

  • Pingback: El próximo Porsche 911 Targa tendrá una configuración clásica()