Camino de Santiago en un Chevrolet Volt (día V). Gasolina, ¿qué es eso?

Día 5: Portomarín-Palas de Rei. Hemos recorrido 58 kilómetros en modo eléctrico y estamos recargando por segunda vez la batería. Hoy os hablaremos sobre los diferentes modos de conducción en el Chevrolet Volt.

Nos levantamos para desayunar y decido llamar a Chevrolet por los problemas de carga que hemos tenido durante los últimos días. Natalia, del departamento de prensa, nos comenta que, quizás, el cargador esté roto. Sin embargo, me avisa que el sistema de carga es muy sensible y la carga puede detenerse con facilidad o dar error si se sobrecalienta el cargador, hay fluctuaciones de energía o debido a la instalación eléctrica.

Terminada la llamada y el desayuno me acerco a ver si se ha cargado el Volt (por cierto, según los ingenieros, la batería permite hasta 6000 cargas y descargas). Para mi sorpresa, la puerta de la plaza del garaje está cerrada con llave (ayer, yo la dejé abierta). En la recepción del hotel Posada de Portomarín me dicen que tengo que abonar 7,5 euros por aparcar y haber cargado el vehículo. Les digo que no me parece bien y que ayer no me informaron de ningún coste. Abono los siete euros y decido poner una reclamación. Pues sí que está cara la energía…

Pepe Giménez VílchezCuando llamamos a Chevrolet nos dijeron que la carga puede interrumpirse con facilidad

Después del jaleo y el mar humor inicial, parece que el Chevrolet Volt se ha cargado al 100% y la autonomía disponible es de 60km. Cargamos las maletas atrás y recorremos 30 km hasta llegar a Palas de Rei en modo eléctrico. Tras 30 km con descensos y ascensos, la autonomía restante al llegar al destino es de 20 km, 10 menos de los previstos inicialmente. Esto se ha debido a que la etapa comenzó con un ascenso por el monte de San Antonio, con un desnivel de más de 350 metros, en un bonito paraje entre pinos y prados.

4 modos de conducción y 4 posiciones del cambio automático

Desde el salpicadero el conductor puede elegir cuatro modos de conducción: “normal”, “sport”, “montaña” y “hold/retener”. Las diferencias entre el primero y el segundo se perciben en cuanto al tacto de la dirección y la potencia del motor. La diferencia es similar a usar un coche con motor turbo y otro sin turbo, aumenta la entrega de potencia hasta un 20%. Al seleccionar este modo, la previsión de autonomía eléctrica se reduce a la mitad.

Chevrolet VoltCon “Drive mode” (abajo) seleccionamos el modo de conducción

“Existen cuatro modos de conducción (“normal”, “sport”, “montaña” y “hold/retener”) y cuatro posiciones de la palanca de cambios (“R”, “P”, “D” y “L”)”

El modo “montaña” permite maximizar el “buffer” de la batería antes de alcanzar un puerto de montaña, para disponer de la máxima potencia en el ascenso al puerto. Además, deja de consumir energía eléctrica cuando sea posible. De esta forma, se evitaría una situación de “falta de potencia” (ya nos pasó el tercer día) si el coche se queda sin energía en la batería en mitad del ascenso a un puerto de montaña, puesto que sólo dispondría de los 86 CV del motor de combustión… insuficientes en ocasiones para mover sus casi dos toneladas de peso.

Por otro lado, en el modo “hold/retener” SIEMPRE utiliza gasolina y mantiene almacenada la energía en la batería. Este modo no está disponible cuando no queda energía en las baterías.

Según nos contó Natalia cuando recogimos el vehículo en la sede de Chevrolet España, esta función es útil para no gastar la energía de la batería antes de llegar a unas hipotéticas zonas de centro-ciudad donde existan restricciones de emisiones en un futuro, y por donde sólo puedan circular vehículos eléctricos o que emitan pocos gramos de CO2 por kilómetro. Al llegar a estas zonas tendríamos que activar el modo normal y el Volt volvería a funcionar de forma eléctrica con la energía que se mantuvo almacenada cuando usamos el modo hold.

“Hoy hemos podido recorrer 58 kilómetros en modo eléctrico, de los 60 previstos inicialmente”

La palanca del cambio de marchas presenta cuatro posiciones: “R”, “P”, “D” y “L”. Las tres primeras son las clásicas de marcha atrás, párking y “drive” (para marcha adelante). Se ha sustituido la posición “N” (neutral o punto muerto) por “L”. “L” no significa marcha larga como en los buggies. Con ella, se obtiene una deceleración mayor al soltar el pedal del acelerador, hasta 0.2 g. En la deceleración se obtiene energía que se aprovecha para recargar la batería. En un descenso pronunciado es muy interesante usarla. El tercer día, pudimos recargar la batería y conseguir una autonomía para 30 kilómetros con la combinación de “L” y modo “montaña”. Sin embargo, es bueno acostumbrarse a usar siempre “L” en lugar de “D”.

Decido, alargar el trayecto y salir de la ruta para ver cuántos kilómetros puedo lograr con el modo eléctrico, viajando de forma tranquila y sosegada. Con toda la mañana por delante, he aprovechado para visitar Curbian y Sambreixo. Una bonita carretera campo a través, nos permite disfrutar del paisaje y de la naturaleza en un silencio sepulcral. Al final, cuando se agota la energía hemos podido recorrer 58 kilómetros, de los 60 previstos. Parece que concuerda la previsión teórica con la real. Mañana intentaré hacer una conducción eficiente.

Nuestro alojamiento en Palas de Rei son unas bonitas cabañas de madera. Un sitio al que, desde que llegué, ya estaba pensando en volver en un futuro. Por suerte, nos dan una habitación que está junto al parking, por lo que he podido enchufar el cargador en la habitación, junto a la mesilla de noche, y sacar el cable por la ventana.

Aparcaremos el Volt frente a nuestra cabaña, encima del césped. Me pregunto si vendrán los conserjes del hotel a decir que quitemos el vehículo de ahí… O si saltarán las alarmas del Volt en mitad de la noche porque la carga se interrumpa. Un día más, cruzaré los dedos. ¡Esto es una experiencia!

En Diariomotor: Chevrolet Volt | Camino de Santiago en un Chevrolet Volt

Lee a continuación: Camino de Santiago en un Chevrolet Volt (día IV). Por fin lo estamos cargando

Solicita tu oferta
  • Sery

    GRacias por los artículos, me lo estoy pasando genial leyendolos, eso sí, con una pizca de envidia bastante grande.

    En algún comentario ya te dije que me parecía un grave error que la consola central funcione con botones táctiles. No obstante nadie mejor que tú que lo estás probando para confirmar o desmentir si se hace incómodo y ‘algo’ peligroso manipular los botones de la consola cuando vamos conduciendo (clima, radio, nav…)

    Así mismo, ¿no te parece que las pantallas están tremendamente sobrecargadas de información?

    Es como cuando pasabas de usar el webmail de gmail al de hotmail, donde ‘no había un hueco libre’… todo lleno de info y colorines…

    Por último, respecto a la conducción de hoy, donde comentas que has hecho ‘subebajas’… ¿cuál ha sido tu estilo de conducción? ¿normal o demasiado ‘light’, sin llegar a extremos de hypermiller, cara a obtener un buen consumo?

    Gracias por todo y please… cuelga alguna foto más ;)

    • Me alegro que te guste :)

      Efectivamente, los botones de la consola no son los más cómodos de usar… Sobre lo que me comentas de la pantalla no he tenido la sensación de que esté sobrecargada de información; en cambio, sí me ha dado la sensación de que el salpicadero está cargado de botones… hasta el punto que los primeros días tardase un rato en encontrar un pulsador determinado.

      Sobre la conducción en esta etapa ha sido totalmente normal, es decir, ni hypermiling ni conducción deportiva… fui despreocupado, a mi ritmo habitual… eso sí, con varias paradas para hacer fotos. Mañana intentaré ser más eficiente y, sobre las fotos, haré un álbum cuando terminemos la prueba ;))

      • Sery

        Espero ese álbum con ganas. Y respecto al consumo de hoy, 58Km de subebaja y con paradas, me parece un consumo notable.

        Por otro lado me pica la curiosidad de cuanto consume el motor térmico llaneando en modo ‘montaña’, es decir ‘tirando del coche y cargando la batería al mismo tiempo’.

        Bueno, espero con ganas tu crónica de mañana! ;)

        Un abrazo,

        • La verdad es que el consumo de hoy concuerda con la previsión. Las baterías tienen para una autonomía entre 40 y 80 kilómetros, por lo que 60 km es un término medio… y además ha coincidido con la previsión inicial tras la carga.

          El motor térmico consume bastante, no nos engañemos. En autovía entre 6 y 8,5 litros, dependiendo si “llaneamos” a 70 km/h o 150 km/h ;)

  • estoy totalmente diacuerdo lo he probado hace 10 dias y la verdad no queria bajarame me ha gustado mucho y cuando fui a negociar para comprarlo me pide 1007,57 eur al mes durante 5 años me gustaria saber vuestra opinion mi tia en austin texas lo compro por 37 ground us dollars mas el 7500 goverment issue que pena queremos ayudar a mejorar pero no nos dejan que pena

    • Janto

      en España tienes el leasing del Leaf por 299€, casi 3 veces menos, vale que no podras hacer viajes largos pero la diferencia es muy grande.

  • German

    ¡Hola! ¿Vais a poner al final de la prueba los kilómetros recorridos en total y la gasolina gastada? Seguramente el consumo estará muy tocado por los altibajos del recorrido, pero sería interesante de todos modos…

  • Anónimo

    “Por otro lado, en el modo “hold/retener” SIEMPRE utiliza gasolina y mantiene almacenada la energía en la batería. Este modo no está disponible cuando no queda energía almacenada en las baterías.”

    Me podíais explicar esto? es que me llamó la atención que un modo en el que sólo usa el motor térmico, no pueda ser usado cuando no queda batería (que es cuando se debería usar el motor térmico)

    Saludos

    • Miguel –

      Yo tengo la misma duda que Motorsport. Incluso voy un poco más allá.
      Si este modo “SIEMPRE utiliza gasolina”, ¿por qué será “útil para unas hipotéticas zonas de centro-ciudad donde existan restricciones de emisiones”?

      • Os pongo un ejemplo:

        Si vas a ir de casa al trabajo (imaginemos que hay una distancia de 70 km) y quieres enseñarle cómo funciona el Volt -en modo eléctrico- a tus colegas del curro probablemente, cuando llegues al trabajo, ya no quede energía almacenada en las baterías… por lo que tus colegas no podrán ver cómo funciona el Volt en modo eléctrico.

        “Con el modo “hold/retener” SIEMPRE utiliza gasolina y mantiene almacenada la energía en la batería”. Así, cuando lleguemos al trabajo, la energía seguirá en la batería y nuestros colegas podrán ver cómo funciona el Volt en modo eléctrico. Para ello, una vez allí, tendríamos que activar el modo normal.

        Si no quedase batería que mantener almacenada, obviamente, este modo no estaría disponible.

        • Miguel –

          Ok, gracias Pepe, ya lo he entendido.
          Pero la redacción es un poco liosa.

          • Ok, he actualizado el texto para que quede más claro. Saludos ;)

          • Miguel –

            A mi entender, queda mas claro ahora.
            Gracias por tomarte las molestias.
            Un saludo.

        • Anonimo

          Bueno, una explicación algo peregrina :)

          La idea es que a altas velocidades la diferencia de eficiencia del motor gasolina y el eléctrico no es demasiado grande, no tanto como en las subidas o en ciudad, por eso en el modo hold puedes reservar la energía de las baterías para momento de gran demanda, y lograr una mejor eficiencia conjunta.

          Por ejemplo, circulas 60 kilómetros por autovía, de los cuales 40 son en modo eléctrico, los otros 20 te los guardas para cuando llegues a la ciudad, donde el consumo del motor gasolina se dispara y donde puedes sacar todo el partido al eléctrico.

  • miguelitogp

    Un dato que me resulta curioso, nos cobran 7.5€ por cargar las baterías, las cuales nos dan una autonomía de 58 km…donde esta el ahorro?? Por ese precio podría haber repostado gasolina convencional y quizás hasta hubiera realizado más km…

    • Sery

      Digo yo que el coste de 7,5€ es por usar el garaje. Que le hayan cobrado quizás algo más por cargar el coche puede. Pero sobre todo le han cobrado por el garaje. El coste de los garajes cuando viajas, varía entre 5€ de los hostales y pensiones más baratos, a 20€ de algunos hoteles centricos. Pero esto mejor lo aclara Pepe.

      • Efectivamente los 7.5 euros son por usar el garaje. El coste de carga es de 3 euros aproximadamente. En los próximos días echaremos cuentas para ver si sale más o menos rentable que un vehículo diésel ;)