El Alfa Romeo Monoposto 8C-35 Type C de Tazio Nuvolari se subasta con cifras de récord

 |  @sergioalvarez88  | 

Tazio Nuvolari fue uno de los grandes pilotos del Siglo XX. Su carrera deportiva estuvo siempre estrechamente ligada a Alfa Romeo – tanto en Alfa Corse como Scuderia Ferrari – aunque también compitió exitosamente para Auto Union, antes de la Segunda Guerra Mundial. En Goodwood Revival – otro evento de clásicos al que me encantaría ir – se ha subastado un Alfa Romeo Monoposto 8C-35 Type C con el que compitió en 1935, bajo los colores de Ferrari, antes de que Enzo fabricase sus propias máquinas.

Con todo, su mayor hazaña de dicho año – y una de las más memorables de su carrera – fue vencer a los Auto Union Tipo B y Mercedes W25 con un viejo Alfa Romeo P3 con varios años a sus espaldas… en el Gran Premio de Alemania, corrido en Nürburgring. El Alfa Romeo Monoposto 8C-35 Type C que nos ocupa hoy se ha convertido por méritos propios en el Alfa Romeo más caro jamás subastado en la historia.

Bonhams lo ha vendido el pasado 14 de septiembre por la abrumadora suma de 9,4 millones de dólares. Un Alfa Romeo Monza 2300 de 1933 fue subastado en 2010 por 6,75 millones de dólares, casi un 30% menos que el 8C-35. ¿Qué hace especial a este coche de competición? En primer lugar, un diseño arrebatador, muy propio de la época. A pesar de ser una máquina tipo “función sobre forma” no puedo dejar de admirar sus curvas, o la manera en que el escape recorre su carrocería.

La parte trasera termina de forma aerodinámica, con abundantes ranuras de ventilación y el característico cierre del depósito de combustible. Este agresivo monoplaza se ha subastado sin apenas restaurar, y con los colores originales de la Scuderia Ferrari. El alma de esta máquina era un motor de ocho cilindros en línea, con doble árbol de levas en cabeza y sobrealimentado por un compresor volumétrico.

A partir de una cilindrada de 3,8 litros, desarrollaba 330 CV a 5.500 rpm, con un par máximo de 434 Nm. No parecen cifras espectaculares, pero hay que tener en cuenta que estábamos en el año 1935 y que el coche sólo pesaba 746 kg en vacío. Su caja de cambios era manual, de cuatro relaciones sin sincronizar. Sus frenos, tambores. Su reemplazo intentó usar un problemático V12, y se volvió al motor 8L del Type C.

Es una máquina que será recordada como uno de los mejores Alfa de competición del pasado siglo, y que nos transporta a una época más sencilla en la que la valentía al volante era en ocasiones más importante que la propia conducción.

Fuente: Autoblog
En Diariomotor: Un Ferrari Testarossa bate todos los récords en subasta: 10,3 millones de euros | http://www.diariomotor.com/2012/05/14/veintidos-ferrari-clasicos-subastados-en-monaco/

Lee a continuación: Trabant RS, el deportivo inesperado es obra de un preparador húngaro

  • Patek

    Impresionante motor. Cabría en el vano del F12 sin problemas.

  • nombre

    maravilla.

  • ADN

    Impresionante. Sobre le motor, si visualmente es una delicia, ¿Cómo será oírlo, y manejarlo?

  • Rest

    Vaya preciosa, histórica y clásica máquina, tan sorprendente como la victoria del P3, vaya cara se les quedó a los alemanes en esa épica batalla!

  • Daniel Aguilar

    que belleza

  • Pingback: Las tres vidas del Alfa Romeo 6C 3000 CM Boano()