Lexus IS 250 desde 37.800 euros: terapia de choque y seis cilindros como alternativa al híbrido

 |  @davidvillarreal  | 

El Lexus IS 250 es toda una rareza en Europa en estos tiempos que corren, una berlina media de lujo con poco más de doscientos caballos y un motor de seis cilindros en uve. Con un bloque de 2.500 cm3 y 208 CV exactos, asociado a un cambio automático de convertidor de par, eso solo puede significar una cosa: una conducción suave y satisfactoria cuando buscamos deportividad, pero también unos consumos demasiado altos para el estándar que se ha impuesto en los últimos años.

En la presentación del Lexus IS tuvimos ocasión de probar ambos modelos, el IS 300h híbrido y el nuevo IS 250 con motor V6. Dos conceptos muy diferentes de berlina de lujo.

Con un precio muy similar al de su homólogo híbrido, el Lexus IS 300h, que curiosamente es más potente, podemos comprender que este modelo dará cobertura a algunos clientes fieles a la marca que aún tienen ciertas reticencias a conducir un híbrido.

La gama Lexus IS 250 se articula respecto a tres líneas muy similares a las que ya conocíamos en el IS híbrido, una línea básica Drive y dos tope de gama, la línea Plus, más lujosa y equipada, y la línea F Sport, más deportiva. El Lexus IS 250 Drive partirá de 37.800 euros, aproximadamente 1.000 euros menos que el Lexus IS 300h Drive. No obstante el mayor handicap de este V6 y la razón por la cual existe un margen muy estrecho entre su precio y el del IS 300h, la tenemos en su homologación de emisiones y la tasa de 9,75% y 14,75% (según versiones) con que estará gravado por el Impuesto de Matriculación español.

De un vistazo podemos diferenciar un Lexus IS 300h del IS 250 porque este último exhibe en la zaga dos generosas salidas de escape circulares.

El nivel de acceso Drive ya equipa de serie arranque por botón, asientos mixtos de piel y tela, climatizador con control táctil, levas de cambio, revestimientos de piel en volante y pomo del selector de marcha, asiento del conductor con seis ajustes manuales, faros de xenon HID, llantas de aleación de 16”, equipo multimedia con pantalla de 7” y sistema antirrobo con alarma. El paquete Drive Tecno añade sensores de aparcamiento y Smart Entry (acceso sin llaves). El paquete Drive Tecno + Navi, además añade navegador y cámara trasera de aparcamiento.

La línea F Sport destaca por el paquete estético F-Sport, navegador, techo solar, llanta de 18”, asientos deportivos y detalles varios, como el cuadro de mandos con dos posiciones y modo centrado, estilo Lexus LFA. El Plus también cuenta con llanta de 18”, asientos de piel con ajustes eléctricos, equipo de sonido Mark Levinson, navegador, techo solar y faros LED. El paquete Safety añade avisador de vehículos en el ángulo muerto (y de choque si se aproximan demasiado por la zaga), sistema Precrash, conexión y desconexión automática de la iluminación de largo alcance y aviso de cambio involuntario de carril.

El Lexus IS 250 también se diferencia del Lexus IS 300h en que su maletero, con un volumen de 480 litros, es ligeramente más espacioso (+30 litros). La diferencia se debe a que las baterías del IS 300h irrumpen muy ligeramente en el fondo del maletero (sinceramente la diferencia es mínima).

En definitiva y aunque el corazón nos diga que este es el Lexus IS que de verdad nos gustaría conducir a diario, con un motor con potencia suficiente, un cambio más deportivo que el del híbrido (convertidor de par frente al variador continuo del IS 300h), una suavidad muy diferente a la de un híbrido asociado a cuatro cilindros y un sonido delicioso, la razón siempre nos dirá que el Lexus IS 300h sigue siendo la compra inteligente.

Acabado Precio del IS 250 IS 250 Drive 37.800 euros IS 250 Drive Tecno 39.500 euros IS 250 Drive Navi Tecno 42.700 euros IS 250 F Sport 49.200 euros IS 250 Plus 53.600 euros IS 250 Plus Safety 57.000 euros

Fuente: Lexus
En Diariomotor: Lexus IS 2013, presentación y prueba. ¿Ha nacido un rival para romper con la hegemonía de las berlinas alemanas?

Lee a continuación: EuroNCAP: Lexus IS y Mazda 6, seguridad de cinco estrellas. Space Star y Adam se quedan en cuatro

Solicita tu oferta
  • Advan

    Para quien quiera una berlina premium diferente es una gran opción, ambas. El interior sin duda es lo que más me gusta de los nuevos IS.

    • Alejandro

      Pues yo de hace tiempo pienso que los volantes de Lexus están obsoletos.

      • Paco Tce

        En qué sentido??

  • Smat

    Puestos a introducir una opción de gasolina, lo suyo, en mi opinión, hubiese sido traer el IS350 y ya puestos la opción de AWD y puestos a pedir, la posibilidad de un manual, de esa forma se podía sostener la alternativa de gasolina como compra atractiva para quien busque emociones y el híbrido como opción mayoritaria y racional, pero este 250 no lo encuentro sentido alguno, su rendimiento en prestaciones es parejo al híblrido y sobre el papel gasta el doble, cuesta casi igual y tampoco es que su automático de 6 marchas sea el paradigma de la deportividad, es un coche que me encanta, pero el gasolina al lado del híbrido no tiene nada que hacer, de hecho, en mi opinón Lexus debería ofrecer más alternativas híbridas en este modelo, pues si el 300h resulta competitivo en precio, un híbrido básico de unos 180cv, que sirviese de paso para el CT y bajase 3000 euros el precio sería la opcón ideal para europa.

  • Xistral

    Es cierto que gasta más que los diésel o el propio híbrido, pero es un coche que no avería y al primer sablazo de 2.000 ó 3.000 euros que te meten por una pijada en un premium alemán ya ahorras la diferencia en combustible.
    Para que no haya suspicacias, yo tengo un Mercedes C220 CDI blue efficiency que consume muy poco (menos que el BMW 320D de un amigo mío que tanta fama tiene, eso sí si te gusta darle zapatilla en eso es mejor el suyo, lo admito completamente). Pero los lexus son muchísimo más fiable y ya no digamos en estos motores de gasolina.

    • Smat

      Coincido con lo que comentas, pero si me permites quisiera hacer una puntualización, ya que aludes a la fiabilidad de un clásico gasolina japonés como éste V6, decir que precisamente la fiabilidad y bajo coste de mantenimiento son posiblemente las mayores bazas del híbrido respecto a un diesel convencional, de hecho eso le otorga otra ventaja añadida, aunque en menor medida, sobre su propio hermano de gasolina.