Honda Integra Sport Edition, dispuesta a plantar cara a las Yamaha T-MAX

 |  @sergioalvarez88  | 

El segmento de las maxi-scooter de orientación deportiva crece un poco más con la incorporación de un nuevo miembro a la familia. Se trata de la Honda Integra Sport Edition, una versión más deportiva de la Honda Integra, que en el fondo no deja de ser una moto vestida de scooter, al igual que por ejemplo la BMW C650 Sport. La Integra Sport se deriva de un prototipo presentado por Honda hace unos meses, que ha sido trasladado a producción sin apenas cambios. Ya está a la venta en España.

Pero antes de daros los detalles económicos, repasemos qué es la Integra Sport Edition, y qué novedades nos trae. Su diseño toma los rasgos de la Integra y los agudiza aún más con una pintura en tonalidades oscuras, con negro mate en algunas piezas. El asiento está forrado en Alcantara y tiene un interesante ribeteado en color rojo. Es el mismo color que se emplea en los cercos de las llantas. En su parte trasera destaca un nuevo silencioso firmado por el especialista Akrapovic, del tipo slip-on.

Potenciación Akrapovic para el bicilíndrico de 670 cc

La Honda Integra Sport Edition tiene un motor bicilíndrico de 51,7 CV y una caja de cambios de doble embrague y siete relaciones.

Una pantalla Barracuda ahumada al 75% también es de serie. En cuanto a su motor, emplea el mismo bicilíndrico de 670 cc que la Integra convencional, aunque su silencioso Akrapovic – que transforma la melodía del motor al completo – le da unos caballos de potencia extra. La potencia crece desde los 47 CV de serie hasta unos interesantes 51,7 CV a 6.250 rpm, mientras que el par ya se sitúa en 62 Nm a 4.750 rpm. El incremento de potencia elimina la posibilidad del carnet A2.

La Honda Integra Sport Edition – al igual que su hermana más civilizada – hace gala de un cambio de doble embrague y siete relaciones, ya presente en motos como la Honda CTX700. Es una de las diferencias clave con rivales como la Yamaha T-MAX o las BMW C650 Sport, que emplean cambios CVT, más cercanas al concepto tradicional de scooter. La caja de cambios DCT de siete relaciones puede emplearse en modo manual o en modo completamente automático para una experiencia más scooter.

La Integra Sport Edition está pensada con el dinamismo en mente, y por ello hace gala de llantas de 17 pulgadas y frenos de diámetro generoso, aunque sólo monte un disco en la rueda delantera. Su precio de venta al público es de 9.399€, 400€ sobre el precio de una Integra. Una oferta muy interesante, teniendo en cuenta que el precio combinado de los accesorios extra supera los 1.200€.

Fuente: Mas Moto
En Diariomotor: Honda resucita la moto asequible de 500 con las nuevas CB500F, CBR500R y CB500X

Lee a continuación: KTM 1290 Super Duke R, no apta para cardiacos

  • daniel

    me molan las motos hondas. nunca e tenido una moto pero algun dia tendre una cbr 125 me encanta esa moto.

  • Matías Vidal

    Me parece que el objetivo de los scooters es el de ofrecer una alternativa de poca cilindrada enfocado principalmente en el desplazamiento urbano con una mantención barata, consumo bajo y precios económicos. Aunque encuentro el scooter bastante atractivo no veo que segmento del mercado ocupa, me imagino que con esas características no debe ser barato y en ese caso mejor adquirir una moto. Saludos.