comscore
MENÚ
Diariomotor
Superdeportivos

3 MIN

Bugatti Certified: los de Molsheim ya piensan en el Veyron como futuro clásico

Hay tantas razones por las que sabemos de buena tinta que el Bugatti Veyron será un futuro clásico, que resultaría redundante enumerarlas todas ellas. El superdeportivo más mediático de la última década está a punto de culminar su producción, un total de 450 unidades que incluyen 300 coupés y 150 roadsters, que no eran otra cosa que socorridas versiones de techo desmontable de tipo targa que se presentaron en 2008 para ofrecer un nuevo aliciente a sus clientes. Todas ellas, las 450 unidades, ya han sido adjudicadas.

Con el cese de la comercialización del Bugatti Veyron y a la espera de la llegada de un relevo que esté a su altura, Bugatti no va a olvidarse de su compromiso con sus clientes, algunos de los cuales adquirieron los primeros Veyron en el verano de 2006. Por esa misma razón, Bugatti ha presentado un nuevo plan destinado a garantizar que todos los Veyron que pululan por el mundo se mantengan en buenas condiciones, como el día que salieron de los talleres de Molsheim.

Bugatti Certified: asegurando el buen mantenimiento de la flota Veyron

18
FOTOS
VER TODASVER TODAS

El programa Bugatti Certified incluye una profunda revisión y una extensión de garantías, tanto para los que adquirieran un Veyron nuevo como para los clientes que lo hayan adquirido de segunda mano.

La piedra angular de este programa para nuevos y antiguos clientes será una completa revisión en la que los ingenieros y mecánicos de Bugatti se encargarán de comprobar y realizar las reparaciones y mejoras técnicas que crean necesarias, para asegurar que cada Bugatti Veyron que pase por sus manos se mantenga en forma.

No se ha especificado el precio ni otras condiciones de este nuevo programa Bugatti Certified, aunque por cuestiones obvias imaginamos que será estratosférico, casi tanto como uno de los deportivos más caros y rápidos de la última década. En cualquier caso bien merecerá la pena, si tenemos en cuenta que este programa, además de una concienzuda revisión inicial, también incluirá una extensión de garantía y un certificado que asegura que el coche está en perfectas condiciones técnicas y estéticas. Eso siempre es un punto importante para facilitar su posterior venta a terceros.

Las ventajas para clientes Bugatti se traspasan de un propietario a otro cuando un Bugatti Veyron cambia de manos.

Con todas las unidades del Bugatti Veyron ya adjudicadas, los de Molsheim animan con esta y otras medidas la existencia de rotación de unidades en el mercado de ocasión. Bugatti recuerda que en el momento en que un cliente le pasa las llaves de su Veyron a un nuevo propietario, este entra a formar parte de un club muy exclusivo, recibe la membresía de la familia Bugatti. Esa membresía le permitirá acudir a eventos tan especiales como la Molsheim Experience, un programa de visitas personalizadas al cuartel general de Bugatti en Molsheim; también a la Feeling the Road, un programa de cursos de conducción en circuito y en carreteras públicas en el que de la mano de un piloto profesional podrán conocer todo el potencial de su máquina.

Todos los propietarios de Bugatti, ya sean nuevos o de segunda o tercera mano, contarán también con el servicio técnico ininterrumpido de los Bugatti Flying Doctors, un equipo de mecánicos itinerantes que no dudarán ni un momento en tomar un avión para desplazarse hasta el punto en el que se encuentre tu Veyron y solucionar la incidencia o avería que se haya producido sin desplazar el coche hasta Francia.

Fuente: Bugatti En Diariomotor: Bugatti Veyron, historia, leyenda y pecado original