carrocería -
puertas -
plazas -
maletero -
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

El Bugatti Veyron fue el superdeportivo que firmó el regreso de Bugatti como fabricante, perteneciendo ya al Grupo Volkswagen y convirtiéndose en el coche halo de todo el grupo automovilístico al emplear la soluciones más avanzadas del momento. El Veyron fue un proyecto que tomó numerosos años hasta ser llevado a producción, un modelo que supuso toda una revolución en la industria del automóvil llevando las prestaciones mucho más allá de lo que habían planteado marcas como Ferrari, Lamborghini o Porsche por aquel entonces.

El Bugatti Veyron, con sus 1.001 CV y 408 Km/h, marcó un hito en la historia del automóvil

La presentación de el primer prototipo del Bugatti Veyron que llegaría a producción tiene tras de sí un extenso catálogo de prototipos diseñados por Giugiaro, hasta cuatro diferentes conceptos que mostraban lo que pretendía ser el futuro de la marca tras el Bugatti EB110 que fue el último Bugatti fabricado antes de que la marca fuese adquirida por el Grupo Volkswagen. Durante esa etapa pudimos conocer los Bugatti EB118, EB218, EB 18.4 Veyron y finalmente EB 16.4 Veyron que daría lugar al Bugatti Veyron de producción. Al igual que existió evolución en los diseños con cada nueva presentación, también se dieron importantes cambios en el apartado técnico como fue el paso desde un motor de 18 cilindros en W con 3 bancadas al motor final de 16 cilindros en W pero con 2 únicas bancadas agrupando 2 motores VR8 que es el diseño de motor en W empleado por diferentes fabricantes del Grupo Volkswagen como Bentley, Audi o la propia Volkswagen. El motor 6.0 W12 TSI es la última evolución de este diseño.

Consigue el mejor precio para el seguro del Bugatti Veyron

La producción del Bugatti Veyron comenzó en Septiembre de 2005, sin embargo la confirmación para su producción se consiguió en 2001. El periodo entre 2001 y 2005 fue un sinfín de desafíos para cumplir la promesa de Ferdinand Piëch, Director del Grupo Volkswagen, quien pretendía llevar al mercado un coche capaz de sobrepasar los 1.000 CV de potencia máxima y los 400 Km/h de velocidad punta. Los problemas y retos del grupo de ingenieros encargados de desarrollar el Veyron llevaron el proyecto a continuos retrasos, sin embargo el Veyron prosperó gracias a una desorbitada inversión económica que ha llevado al Bugatti Veyron a ser considerado uno de los coches menos rentables de todos los tiempos.

Del Bugatti Veyron se fabricaron 450 unidades, 300 unidades en carrocería coupé y 150 unidades en carrocería targa. La fabricación se realizó al completo en la factoría que posee Bugatti en Molsheim, Francia, lugar donde también es fabricado el Bugatti Chiron.

Motor y transmisión del Bugatti Veyron

El punto más destacable del Bugatti Veyron está bajo su piel. Como proyecto de ingeniería el Veyron marcó un antes y un después al conseguir cumplir su promesa de fabricar un coche capaz de superar los 1.000 CV de potencia y los 400 Km/h de velocidad. Su corazón es un 8.0 W16 Quad-Turbo capaz de desarrollar 1.001 CV de potencia máxima y 1.250 Nm de par en las primeras versiones y 1.200 CV de potencia máxima y 1.500 Nm de par en las versiones Super Sport y algunas ediciones especiales derivadas de esta variante. La transmisión es de tipo doble embrague, con 7 relaciones y fabricada por el especialista británico Ricardo. Además se empleó un sistema de tracción total permanente a las cuatro ruedas con diferencial central de tipo Haldex. El equipo de neumáticos del Bugatti Veyron fue desarrollado en exclusiva para este modelo dada su potencia y velocidad máxima, de este modo el fabricante Michelin fue el encargado de calzar al Veyron con un equipo Michelin Sport PAX con tecnología run-flat en medidas 265-680 ZR 500A delante y 365-710 ZR 500A detrás.

Las prestaciones del Bugatti Veyron hablan por sí solas con una aceleración de 0 a 100 Km/h en 2,5 segundos y una velocidad máxima de 408 Km/h en los Veyron con motor de 1.001 CV y 431.072 km/h en la versión Super Sport de 1.200 CV que fue empleada para batir el récord de velocidad máxima.

Las infinitas ediciones especiales del Veyron

Si existe un punto de especial interés en la historia del Bugatti Veyron es el hecho de que pese a tener una limitada producción de tan sólo 450 unidades y un precio de compra que rondó los 1,5 millones de euros, durante la vida del modelo de 2005 a 2015 se realizaron decenas de ediciones especiales. Estas ediciones especiales buscaron ofrecer un extra de exclusividad y personalización a sus clientes, encontrando reinterpretaciones de clásicos de la marca, homenajes a pilotos y personalidades vinculadas a Bugatti e incluso variantes fruto de la excentridad de algún que otro cliente. El número de Veyron “especiales” realmente asusta y no están todos: Veyron Pur Sang, Veyron Bleu Centenaire, Veyron Sang Noir, Veyron Vinceró, Veyron Super Sport, Veyron Grand Sport Vitesse, Veyron 16.4 Grand Sport L’Or Blanc, Veyron Grand Sport Vitesse Rafale, Veyron Legend Jean Bugatti, Veyron Legend Black Bless, Veyron Legend Ettore Bugatti, Veyron Grand Sport La Finale.

Récord de velocidad del Bugatti Veyron

Alcanzar la mejor marca de velocidad máxima fue siempre el desafío del Bugatti Veyron, marca que siempre estuvo sobre los 400 Km/h para poner tierra de por medio con el resto de fabricantes que coqueteaban por aquel entonces con los 350 Km/h. La primera versión lanzada al mercado del Bugatti Veyron consiguió su propósito y en el modo de conducción para alcanzar la máxima velocidad conseguía los 408 Km/h. Sin embargo, poco tiempo después Bugatti quería llevarse consigo el máximo récord de velocidad registrado hasta entonces, motivo por el que desarrolló una versión potenciada del Veyron hasta los 1.200 CV, incluyendo además una cura de adelgazamiento y que denominaría Veyron Super Sport. Esta variante consiguió alcanzar los 431.072 Km/h en el año 2010 haciéndose con el récord. Pese a ello, esta marca de velocidad estuvo siempre discutida por el fabricante norteamericano Hennessey y la propia organización de World Ginness Record ya que para conseguir el registro de record oficial se necesitaban de unas condiciones de realización muy concretas que Bugatti no cumplió. El Veyron consiguió su marca de velocidad, pero no el reconocimiento oficial.

Bugatti Chiron: el sucesor

En 2016 fue presentado el Bugatti Chiron, el heredero del Bugatti Veyron que pese a ser un modelo completamente nuevo, comparte filosofía y muchas de sus claves en diseño y planteamiento técnico. En cierto modo el Bugatti Chiron puede entenderse como una evolución del Veyron, aún así ofrece un importante paso adelante en rendimiento para revalidar su enfoque como uno de los coches más rápidos del mundo. Su grupo motopropulsor 8.0 W16 Quad-Turbo fue rediseñado para alcanzar los 1.500 CV de potencia máxima y 1.600 Nm de par. Se mantuvo la caja de cambios de doble embrague con 7 relaciones y el sistema de tracción total. Hasta la fecha Bugatti no ha desvelado la velocidad máxima real que es capaz de alcanzar el Chiron, dejándonos con un 0-100 Km/h en 2,4 segundos y una velocidad máxima limitada electrónicamente a 420 Km/h. Las primeras unidades del Bugatti Chiron comenzaron a entregarse a clientes en Marzo de 2017 con un precio de 2,4 millones de euros.

Todas las noticias del coche Bugatti Veyron

La batalla entre coches eléctricos y coches con motores de combustión interna es algo que está a la orden del día, pero hoy el duelo propuesto por Rimac deja a un lado cualquier conciencia ecológica y se centra en las posibilidades de la tecnología para encontrar al mejor coche en circuito. ¿Tiene sentido comparar al Rimac Concept_One con el Bugatti Veyron, y más aún en circuito?

Continuar leyendo »

Pero no será barato en absoluto. Bugatti llegó a fabricar 450 unidades de su Veyron, el hiperdeportivo original, y posiblemente uno de los coches más importantes de la década pasada. Ya hemos discutido sobre ello, el Bugatti Chiron no es ni la mitad de rompedor que lo fue el Veyron hace más de 10 años. Aún hoy en día el Bugatti Veyron levanta pasiones, y la subasta del último Veyron fabricado - con carrocería coupé - nos demostrará la pasión y expectación que el superdeportivo de Molsheim aún genera.

Continuar leyendo »

Para alguien a quien le gusten los coches, el McLaren F1 y el Bugatti Veyron deben tener un hueco especial entre sus más admirados. Ambos son el pináculo de la ingeniería en el momento en que se lanzaron, dos décadas de diferencia entre uno y otro pero un objetivo común: ser el coche más rápido y avanzado del mundo. Y tanto en McLaren como en Bugatti lo consiguieron. Pocas veces se tiene la posibilidad de ver juntos a dos de las mejores creaciones que se han vendido como coche de calle, pero este corto documental los reúne y nos acerca un poco a su historia.

Continuar leyendo »

Tal vez 370 km/h no sean sorprendentes en un Bugatti Veyron, un deportivo que supera con creces los 400 km/h. Pero estaréis conmigo en que alcanzar estas velocidades en carreteras públicas es, como mínimo, una tarea harto complicada, incluso con un Bugatti. No es la primera vez que vemos a un Bugatti Veyron a velocidades de infarto fuera de una recta infinita, de un óvalo para pruebas de alta velocidad, que prácticamente es el único escenario en el que se puede aproximar a su velocidad punta. En esta ocasión la prueba se llevó a cabo en las carreteras de Idaho.

Continuar leyendo »

Hemos visto de todo últimamente. Pero lavar un deportivo, que supera con creces el millón de euros, en un túnel de lavado es probablemente una de las mayores locuras que hayamos contemplado, aunque no sea el nuevo y flamante Bugatti Chiron, sino su predecesor, el Veyron. Un Bugatti es un deportivo realmente exclusivo, y caro. De manera que teniendo una máquina tan exótica y cara como un Bugatti Veyron todos los cuidados que tengamos con él siempre son pocos. Tal vez por eso no entendamos que el propietario de este Bugatti Veyron haya optado por introducir en un túnel de lavado, por unos pocos euros, un coche de más de un millón de euros, que requeriría un lavado cuidadoso, a mano, y con el correspondiente detallado.

Continuar leyendo »

Cuando uno adquiere un coche espera que este no se averíe, o se averíe poco, ni que adolezca de enfermedades de nacimiento que requieran que pase por el taller para una llamada a revisión, especialmente si se debe a un problema que concierne a la seguridad de los pasajeros. Pero como podrás imaginar, cuando uno adquiere un vehículo por valor de varios millones de euros, un Bugatti, también espera que no haya absolutamente ningún problema. Pero, por desgracia, estos problemas suceden hasta en las mejores familias. Y qué mejor ejemplo que el del Bugatti Veyron, justo ahora que ya ha sido sustituido por el Bugatti Chiron. El hiperdeportivo que ha hecho correr ríos de tinta durante años tendrá que pasar por el taller. 85 unidades del Bugatti Veyron 16.4 en Estados Unidos fueron llamadas a revisión. Ver coste de mantenimiento de un Bugatti Veyron.

Continuar leyendo »

El mes pasado salía de la fábrica el último Volkswagen Phaeton, y con él se marchaba uno de los fracasos comerciales más sonados. Sucede que un producto que a priori puede parecer brillante no lo es tanto cuando las ventas no alcanzan las cifras inicialmente estimadas, los costes no se amortizan, y el plan de viabilidad del producto fracasa estrepitosamente, de manera que inexorablemente una marca jamás amortizará su desarrollo. En los últimos años hemos visto casos notables, a menudo de productos interesantes, e incluso buenos, que jamás llegaron a amortizarse. Entre los más conocidos está el del Volkswagen Phaeton, pero no es el único, estos diez coches fueron considerados por un estudio de la firma de inversiones AllianceBernstein (ver estudio) como los mayores fracasos de la historia reciente del automóvil.

Continuar leyendo »

Las cámaras prácticamente lo acosan en las calles de Londres. La gente lo rodea, a modo de comitiva, sacan su móvil para grabar la escena, mientras los spotters con sus cámaras más sofisticadas no dudan en saltar a la carretera para grabarlo, llegando incluso a entorpecer el tráfico. Se trata de un Bugatti Veyron, personalizado por Kahn Design, el preparador del que a su vez es propietario el dueño de este Veyron, Afzal Kahn. Este deportivo, no solo es uno de los más caros sobre la faz de la Tierra, sino que también viste una de las matrículas más caras jamás vendidas. Su propietario pagó más de 800.000€ por una matrícula tan sencilla, y descriptiva, como "F1".

Continuar leyendo »

Bugatti Veyron parece, pero has de saber que no lo es. ¿Hasta cuánto dinero estarías dispuesto a invertir en un deportivo por el mero hecho de que este se parezca a un Bugatti Veyron? Tendrías que asumir que lo único que tiene este coche de un Bugatti es su apariencia. Asumir que bajo el capó, el delantero por cierto, solo tengas seis cilindros, un motor 3.0 Duratec V6 donado de un Mercury Sable. Asumir que tras su apariencia brutal en realidad estés ante un coupé de tracción delantera, puesto que bajo esta fachada se esconde un Mercury Cougar del 2001 (la versión estadounidense del Ford Cougar que conocimos en Europa). Aún así, ¿estarías dispuesto a pagar más de 53.000€ por él?

Continuar leyendo »

29 de Marzo de 2016

El Bugatti Veyron fue el mayor logro de ingeniería automovilística de la pasada década, un monstruo en el que no se escatimó ni un euro, y que dio lugar a soluciones técnicas tan absurdamente complejas como eficientes. El Bugatti Chiron ha seguido sus pasos, pero hemos venido a hablar del Veyron únicamente. Y a resaltar el hecho de que su parrila frontal está construida en titanio. ¿Por qué? ¿Por qué no escogieron una calandra ligera de aluminio o de otro material compuesto? La respuesta podría dejarte más que sorprendido.

Continuar leyendo »