El nuevo Toyota de hidrógeno tendrá este aspecto y lo verás por la calle en 2015

 |  @davidvillarreal  | 

He aquí el nuevo reto de Toyota. Tras convencernos de la utilidad de los híbridos y abogar por una de las gamas híbridas mejor nutridas de la industria del automóvil, Toyota quiere convertirse en uno de los adalides – que no el único – de la pila de combustible. Y como hiciera una década atrás con el Prius y su peculiar estética kammback, el nuevo Toyota de hidrógeno, de momento conocido como Toyota Fuel Cell Sedan, a secas, tratará de declarar al mundo sus intenciones con un diseño atípico y futurista, muy fiel a la estética que ya se dejaba ver en algunos de los prototipos preliminares.

Y eso no es todo. El Toyota Fuel Cell Sedan, la berlina japonesa de pila de hidrógeno, llegará a los concesionarios del país que lo ha visto nacer en abril de 2015. En Europa y Estados Unidos lo veremos poco después, dentro de un año, en el verano de 2015.

El lanzamiento de una nueva tecnología, también supondrá que los costes sean un tanto elevados. Ya sabemos su precio en Japón. El nuevo Toyota de hidrógeno costará aproximadamente 7 millones de yenes, que viene a ser más del doble de lo que ahora costaba un Toyota Prius Plug-In Hybrid en aquel país. En Europa aún no se han pronunciado al respecto. 7 millones de yenes, al cambio actual, son más de 50.000€. Pero, evidentemente, aún no podemos orientarnos por esa conversión utilizando la tasa de cambio actual.

Recarga completa en tres minutos, 700 kilómetros de autonomía, cero emisiones y prestaciones similares a las de una berlina de gasolina. Demasiado bonito para ser real, ¿no crees?

Las especificaciones del nuevo Toyota Fuel Cell aún no se han anunciado. Toyota dice que sus prestaciones serán similares a las de un sedán de gasolina y que su autonomía con un tanque completo de hidrógeno, según el ciclo de homologación japonés JC08, será de aproximadamente 700 kilómetros. Por lo tanto, ya estamos viendo la primera gran ventaja de un coche de pila de combustible frente a un eléctrico con baterías de litio, la autonomía.

La segunda gran ventaja está en el hecho de que este Toyota Fuel Cell solo necesitará tres minutos para recargar sus tanques de hidrógeno, un tiempo muy inferior al requerido por un eléctrico al uso para recargar sus baterías. Pero he aquí el gran inconveniente del hidrógeno en su progresiva introducción en el mercado. Para garantizar una mínima practicidad de estos coches, tendrá que desarrollarse una infraestructura de recarga de hidrógeno acorde con la expansión que se ha previsto de estos automóviles.

Vídeo del Toyota Fuel Cell Sedán

[video_adspot]https://www.youtube.com/watch?v=98CidXDLuH8[/video_adspot]

Fuente: Toyota
En Tecmovia: Pilas de combustible e hidrolineras, el problema del huevo y la gallina aplicado al automóvil

Lee a continuación: El Honda FCEV Concept se perfila como sucesor del FCX Clarity

Ver todos los comentarios 9
  • Invitado

    Para mí la tecnología híbrida será el futuro, más que los eléctricos. El problema estará en si las petroleras lo van a permitir.

    • OBSERVER

      Sí, ese es el tema. Que se soluciona cuando las mismas petroleras son parte del nuevo negocio del hidrógeno.

      Por otra parte, es una industria que sin hacer mucho ruido se está desarrollando más que notablemente. La clave, por supuesto, siempre es que se acompañe con la infraestructura adecuada a su uso. En España, tenemos el ejemplo (lamentable) del gas (GLP y GNC) a mitad de precio que gasolina y gasóleo pero, para la mayor parte de los consumidores, hasta hace bien poco, casi desconocido, entre otras cosas, por la falta de una red de suministro adecuado. Vamos mejorando, pero muy despacio.

      En Norteamérica, se está trabajando duro con el hidrógeno.

      http://www.plugpower.com/News/PressReleases/07-05-07/PLUG_POWER_ANNOUNCES_ACQUISITION_OF_GENERAL_HYDROGEN.aspx

  • Gasoilófobo

    Qué interesante me parece la economía del hidrógeno. Ojalá este proyecto sea un éxito para Toyota. El coche, eso sí, es feo, feo, ganas de complicarse la vida con ¿diseños? futuristas.

  • Pues como tenga ese aspecto, prefiero no verlo

  • Jose

    una autentica belleza, sin duda !!!

  • ducklator

    mis ojos!!!

  • ADN

    No criticaré la tecnología que al parecer esta a la altura de nuestros tiempos, pero es feo como el solo. Mas si lo comparamos con el Honda FCX Clarity, otro que funciona con hidrógeno y es un ecológico con un diseño sobresaliente.

  • AB

    El coche tiene mejor aspecto que el Prius y otros híbridos y supongo que el tema de la seguridad del hidrógeno (altamente inflamable y explosivo y que si se produjera un escape en el interior del coche podría producir asfixia (1)), estará mas o menos solucionada. Es lógico que tecnologías experimentales sean, por lo menos al principio, bastante caras. ¿Será el sustituto del petróleo? Veremos, aún queda mucho por investigar, aunque por algo se empieza.

    (1) Peligros físicos: El gas se mezcla bien con el aire, se forman fácilmente mezclas explosivas. El gas es más ligero que el aire.
    Peligros químicos: El calentamiento puede provocar combustión violenta o explosión. Reacciona violentamente con el aire, oxígeno, halógenos y oxidantes fuertes provocando riesgo de incendio y explosión. Los catalizadores metálicos, tales como platino y níquel, aumentan enormemente estas reacciones.
    Elevadas concentraciones en el aire provocan una deficiencia de oxígeno con el riesgo de inconsciencia o muerte.
    Read more: http://www.lenntech.es/periodica/elementos/h.htm#ixzz35h60PXPV

    • LS R

      Perdón por la pregunta, pero al ser un vehículo base hidrógeno, ¿por qué se menciona el hecho de que “Los catalizadores metálicos, tales como platino y níquel, aumentan enormemente estas reacciones”? ¿Acaso un vehículo basado en hidrógeno necesitaría catalizadores? ¿O se refiere a los elementos presentes en los vehículos de combustible tradicional?