Ford ofrecerá “frenos” gratis de por vida en Estados Unidos, ¿es un buen negocio? ¿para quién?

 |  @davidvillarreal  | 

Ford está en plena campaña de promoción de su servicio de postventa en los Estados Unidos. Y qué mejor que un anuncio importante, un buen titular, para demostrar el compromiso con sus clientes. La primera iniciativa que han tomado ha sido la de promover la campaña Brakes for Life!, frenos de por vida, vaya, para asegurarse de que sus clientes renueven habitualmente uno de los elementos más básicos para la seguridad de nuestro automóvil. Aunque de momento esta iniciativa no cruzará el Atlántico, nos leemos la letra pequeña, pensamos en quién saldrá más beneficiado de ello y, por último, veremos por qué el ejemplo estadounidense debería extenderse a los concesionarios europeos.

En España un kit de pastillas delanteras, incluyendo mano de obra, tiene un precio de tarifa entre 115 y 150 euros. La promoción de Estados Unidos solo incluye el repuesto, la mano de obra la debe pagar el cliente.

La garantía Brakes for Life! promete la sustitución gratuita de pastillas y zapatas independientemente, por lo tanto, de que el vehículo utilice frenos de disco o tambor. Los discos no parecen estar incluidos y aunque su durabilidad sea relativamente alta, siempre según el tipo de conducción que se practique, también suponen un gasto nada desdeñable para el cliente. Aún así, la iniciativa sigue siendo atractiva para ayudar a reducir gastos de mantenimiento.

Según las tarifas de Ford en España, los kits de pastillas de freno oficiales (Motorcraft) tienen un precio de entre 115 y 150 euros, según el modelo, con un “todo incluido”, es decir, incluyendo impuestos, recambio y mano de obra.

Los fabricantes deberían llevar a cabo más iniciativas de este tipo para atraer a los clientes a los talleres oficiales, especialmente en tiempos de crisis como los que ha atravesado el sector en España durante los últimos años.

El ahorro para el cliente sigue estando presente, es algo que no podemos negar. Aún así, la campaña en Estados Unidos tiene ciertas exigencias, como “abonarte” a un taller oficial de confianza, es decir, realizar las labores de mantenimiento siempre en el mismo taller asociado a concesionario Ford, y al menos pagar la mano de obra, que también supone una parte importante de la factura de sustitución de las pastillas o las zapatas.

La garantía de frenos de por vida es transferible, aunque de la campaña quedarán excluidos aquellos que utilicen su Ford para labores profesionales, como servicios de emergencia, seguridad, taxis y chóferes.

Dicho lo cual parece que sí, efectivamente el cliente sale beneficiado de la campaña. Pero el verdadero objetivo que persigue Ford con esta iniciativa es que sus clientes sigan acudiendo a la postventa oficial durante la vida útil de su automóvil. Sus concesionarios y sus talleres en Estados Unidos serán los verdaderos beneficiados. Y lo cierto es que esta podría ser una gran iniciativa, también en nuestro país, a la vista de la crisis que ha azotado al sector en España, especialmente en la distribución; que buena parte del negocio y de los resultados de un concesionario se deben al trabajo del taller; y que desde la flexibilización de la garantía, que permite al cliente realizar las labores de mantenimiento y reparación en cualquier taller – esté asociado a la marca o no – sin perder la garantía.

Fuente: Ford
En Diariomotor: Los españoles gastamos un “alarmante” 70% menos en mantenimiento y reparaciones

Lee a continuación: Ford Focus RS, avistado en Nürburgring: ¿dónde está el límite para un tracción delantera?

  • no es cierto

    Yo podría decirte muchas cosas del servicio post venta y de atención al cliente de Ford España, concretamente uno que lleva en la Villa muchos años y la mayoría de ellas no precisamente buenas. Y que conste que es un gran coche (focus 2.0 tdci S edición especial WRC), dado que mi hermana lo ha heredado y está encantada con él, como lo estuve yo los 4 años que lo tuve y salvo un problema con una pieza no he tenido ni un solo problema con él. Me ha llevado por media España. Actualmente 150.000 km y todo perfecto sin el más mínimo problema. No se escatima por otra parte en mantenimiento y cuidados.

    Pero no puedo decir lo mismo de su servicio oficial (problemas con las revisiones, precios desorbitados, discusiones con una pieza que se rompió en los últimos días de la garantía y que el concesionario no quería reponer aún cuando las condiciones de contratación eran clarísimas en lo que estipulaba la garantía y no se trataba de una pieza de desgaste, falta de stocks de piezas de recambio claves como filtros que te obligaban a dejar el coche hasta una semana para una operación de mantenimiento normal, ovlidarse un destornillador del tamaño del falo de Nacho Vidal en el interior del motor [deduzco que cuando atornillaron la tapa de la admisión] filtro del aire sin cambiar durante varias revisiones y limpiado con el compresor del aire acondicionado (básicamente lo cambiaba yo mismo y volvia a poner el viejo antes de dejarlo) pero eso sí cobrado en una factura a precio de oro. La última no cambiar el filtro de aceite con la correspondiente pillada y bronca con el “currito” de turno. Y ojo digo currito porque encima me negaba la evidencia y se ponía chulo). A lo que hay que sumar un precio de escándalo, unos 280-380 euros por revisión (hago siempre voluntaria y obligatoria a todos mis coches). Y digo de escándalo porque las revisiones del Mercedes clase C de mi señora madre (220 CDI automático, que se supone que son un poco más caras por la transmisión y por la marca) no superan los 250 €

    Creo que esa iniciativa funciona, pero o se espabilan y tratan mejor a los clientes y se adaptan a las circunstancias o se irán al pedo. Y esto no solo va por Ford (en Honda directamente al entrar en una de ellas con mi Type R y preguntarme el recepcionista del concesionario que motor era y si llevaba turbo [manda huevos], directamente decidí entrar en un foro monomarca y hacer “limpia” de servicios oficiales).

    Se necesitan más iniciativas que esa por lo menos por aquí porque la calidad de los profesionales y el trato al cliente (el cual se creen que es retrasado o se chupa el dedo) es lamentable. Y no creo que sea porque no valgan, sino porque no les forman ni les eneseñan adecuadamente.

    • Paco Tce

      Se me ha olvidado comentarlo y ahora leyendo tu comentario lo he recordado, el tema de la profesionalidad y conocimiento de la marca de los propios empleados, de verdad que una vez fui con un amigo a un taller Mazda y después de esperar una hora para que le comprobasen los sellos internos del motor, salió un mecánico del taller diciendo “que de dónde había sacado ese tipo de motor que él no lo había visto nunca”, sentí una extraña sensación entre vergüenza ajena o que nos estaba tomando el pelo, pero no, no nos estaba tomando el pelo, no tenía ni idea de que era un rotativo… triste, muyyyy triste….

      • Paco Tce

        Por cierto se trataba de un RX-8, que se me había olvidado decirlo

  • Paco Tce

    Yo nunca he asistido a un concesionario oficial en EEUU y ni se exactamente cuales son sus tarifas con respecto a talleres no oficiales, pero en España, Francia y Portugal, por lo que he visto la mano de obra suele estar entre 10-30€ de diferencia por hora de trabajo, también hay que tener en cuenta que los talleres oficiales siempre trabajaran con productos oficiales, que en muchos casos tienen precios totalmente absurdos, cuando compré el coche se me rompió el turbo, aun estando nuevo (y visto por muchos profesionales del sector que certificaron que se trataba de un problema de fabricación) la rotura no entró en garantía.
    En Renault me presupuestaron 1.800€+mano de obra (2 horas) +IVA, por supuesto me fui del taller oficial y nunca más volví a entrar, dejando esta reparación y todos los mantenimientos y pequeñas averías que he tenido desde entonces a mi taller y preparador.

  • kero

    Cambiar las pastillas traseras de mi a6 3.0, 25€ en oscaro con envío gratutito…Saber que he tratado con mimo cada tornillo no tiene precio…