Krugger BMW K1600 NURB, un misil cósmico de seis cilindros

 |  @sergioalvarez88  | 

El mundo de las preparaciones de motos es tan amplio como el mundo de las preparaciones para automóviles, y en ocasiones es capaz de dar resultados aún más extraterrestres. Es el caso de la Krugger BMW K1600 NURB, una radical moto basada en la K1600 de BMW, una moto de viaje con motor de seis cilindros en línea. La moto ha sido construida por Fred “Krugger” Bertrand, cuyo nombre se inspira en el asesino de “Pesadilla en Elm Street”, un famoso constructor de motocicletas custom. Con el apoyo de BMW Motorrad France ha creado la increíble NURB.

Según informan en BikeExif, la inspiración para la NURB es la preciosa BMW R7 de preguerra, una pieza única de la que algún día os hablaremos. La carrocería imita a las formas libres de la R7, pero con una aproximación mucho más lineal y estilizada, abiertamente futurista. Las llantas parecen salidas de Akira y la motocicleta no desentonaría en la saga Tron. El asiento y la altura de los manillares harán que la postura de pilotaje de esta moto asemeje al conjunto a un misil tierra-tierra tonos plateados y altísima exclusividad.

La creación de la NURB no ha estado exenta de complejidad: transformar una moto de viaje de más de 300 kg en lo que tenéis en las pantalla ha requerido de modificaciones extensivas en chasis y suspensiones, en muchos casos solventadas con soluciones ad hoc. El motor de seis cilindros en línea, 1,6 litros y 160 CV de potencia permanece inalterado, pero sus colectores de escape se han querido resaltar e incluir en la estética de esta máquina. Sentimos no disponer de imágenes en alta resolución de esta belleza, así que os dirigimos a nuestra fuente.

Fuente: BikeExif
En Diariomotor: BMW R nineT Custom Project: 4 transformaciones con la nineT como base llegadas desde Japón

Lee a continuación: BMW podría estar preparando un BMW i8 más radical para celebrar su centenario

Ver todos los comentarios 1
  • Sergio Rincón

    Está muy bien ejecutada y el diseño me gusta en general, a pesar que no soy amigo del diseño asimétrico…