El fetiche y reliquia más peculiar del último Aston Martin

 |  @davidvillarreal  | 

Desde los albores de lo que por consenso general consideramos civilización, y mucho antes, el culto por el fetiche ha llevado a la humanidad a idolatrar y dar culto a objetos inanimados. La religión, y no solo el cristianismo, llevó esa necesidad humana hasta sus últimas consecuencias.

Hoy en día se conservan por todo el mundo miles de reliquias, restos de santos o incluso objetos que por alguna razón les acompañaron en su vida. ¿Quién no ha oído hablar de la Sabana Santa de Turín o la famosa Tabla de Salomón? Pero lo importante no es eso, lo importante es qué tiene que ver toda esta historia con Aston Martin.

Se cumplía el sesenta aniversario de Aston Martin Works, de la apertura del centro de Newport Pagnell en Buckinghamshire, y Aston Martin quiso ofrecer su homenaje siguiendo la estrategia que más están aprovechando los fabricantes de lujo y deportivos últimamente, la edición especial limitada.

Dicho lo cual, es lícito que nos preguntemos por el valor añadido que puede ofrecer el Aston Martin Vanquish Works 60 Aniversario. Hacerte con un modelo de edición limitada que presume de ser único de una línea de seis unidades ya es un gran valor añadido, también que esta versión esté revestida y equipada con detalles especiales. El detalle de las llantas y las branquias en amarillo nos ha parecido excesivo en un Aston, eso es cierto, ¿pero eso es suficiente para desembolsar una extraordinaria cantidad de dinero, que de momento desconocemos, pero sabemos será realmente elevada?

Para crear los giratorios metálicos de la consola central de este Vanquish se empleó metal fundido de los pistones de seis modelos históricos para Aston Martin.

Entonces Aston Martin pensó en una idea brillante y a la vez original, recurrir al mito del fetiche y la reliquia para aumentar el valor añadido de su creación. Y esa es la razón por la que esos giratorios metálicos que verás en la consola central del Aston Martin Vanquish Works 60 Aniversario son algo más que botones. Aston Martin halló su propio fetiche en seis modelos sumamente importantes para la marca, cada uno enclavado en las últimas seis décadas. Y no se contuvieron ni por asomo a la hora de fundir pistones que en su día pertenecieron a los motores de estos clásicos para recibir una nueva vida en este deportivo moderno.

Y los deportivos que eligieron como donantes de reliquias fueron los siguientes.

  • Aston Martin DB 2/4 MK II (1955-1965)
  • Aston Martin DB5 (1965-1975)
  • Aston Martin V8 Coupé (1975-1985)
  • Aston Martin V8 Vantage X-pack (1985-1995)
  • Aston Martin V8 Vantage Supercharged (1995-2005)
  • Aston Martin Vanquish (1995-2005)

Fuente: Aston Martin
En Diariomotor: 60 años de Aston Martin Works con un Vanquish muy especial

Lee a continuación: 60 años de Aston Martin Works con un Vanquish muy especial, un extravagante relicario rodante

Solicita tu oferta desde 300.075 €
  • ertiooo

    Guauuuuuuu… sigue siendo hierro… quizas la lata de refresco que tengo en la mesa usa aluminio de un xj220 pasado a mejor vida o de antiguos rovers… jajaja