Los clientes de Volvo disfrutarán de los primeros coches autónomos en 2017

 |  @davidvillarreal  | 

Volvo apuesta por el coche autónomo y acaba de presentar un nuevo proyecto o, mejor dicho, un nuevo paso adelante de su proyecto Drive Me, que pondrá sus primeros coches autónomos en las manos de sus clientes en 2017. La conducción autónoma plena sigue estando lejos. Pero en 2017 ya sabemos que los primeros cien coches autónomos de Volvo estarán rodando, entre el tráfico real, y con ocupantes que no serán ingenieros, ni probadores, sino clientes, en algunas vías de Gotemburgo, Suecia.

La de Volvo podría ser la primera gran prueba de fuego del coche autónomo, cien coches, cien clientes, utilizando coches autónomos entre el tráfico real y en su día a día.

Según nos cuentan, Volvo dispondrá de una flota de coches autónomos capaces de desenvolverse de manera autónoma, sin intervención de conductor, en la mayoría de las circunstancias. En Volvo están convencidos de que poner esos cien coches en las manos de conductores reales, entre el tráfico convencional, en carreteras públicas y en sus trayectos cotidianos, supondrá grandes avances a la hora de afrontar el reto de su comercialización masiva en un futuro cada vez más cercano.

Pensad que no solo estamos hablando de una iniciativa pionera por parte de Volvo, sino también de una apuesta que ha involucrado al ayuntamiento de la ciudad, a las autoridades y a los legisladores, para permitir que estos coches puedan desplazarse sin conductor por algunas de las vías de Gotemburgo.

Las situaciones en las que podrán utilizar la función autónoma de su Volvo estarán acotadas a ciertas vías y a condiciones proclives, por ejemplo, buen tiempo y ningún fallo técnico.

El objetivo de Volvo también pasa por investigar de qué manera habrán de afrontar los problemas que puedan plantearse de la conducción autónoma, posibles fallos técnicos, y eventualidades que no siempre son sencillas de implementar desde un sistema teórico. Erik Coelingh, uno de los especialistas de Volvo, afirmaba que su tecnología es crítica, y como tal necesita unas garantías de fiabilidad similares a las que se emplean en la industria aeroespacial, “un 99% de fiabilidad no es suficiente, hay que estar mucho más cerca del 100% antes de dejar que los coches autónomos circulen entre el tráfico real”.

Los coches autónomos que utilicen, por cierto, no solo serán capaces de circular sin conductor. El conductor será capaz de tomar los mandos en cualquier momento. De hecho Volvo confía en que precisamente ese será el uso que se hará habitualmente de un coche autónomo, dejar que la máquina conduzca por ti en ciertas circunstancias y, el resto del tiempo, ponerte a los mandos, por ejemplo para disfrutar del placer de conducir.

El conductor también estará informado de las condiciones en las que puede, o no, dejar que el coche conduzca por sí mismo, por ejemplo condiciones meteorológicas muy adversas, un fallo técnico o haber llegado al final de la ruta acotada para esta experiencia piloto de autónomos.

Fuente: Volvo
En Diariomotor: Aparcamiento autónomo Volvo, olvidándose de buscar parking

Lee a continuación: El Audi RS7 autónomo se parece cada vez más a KITT, el Coche Fantástico

  • Rest

    Joer, la conducción autónoma generalizada….está a la vuelta de la esquina.

  • TeboMazda

    Eso de la conduccion autonoma en ciertas ocaciones lo veo genial, por ejemplo en los atascos en donde un sistema puede acelerar y frenar por si solo (ya hay muchos que frenan solos) o en autopista donde la intervención es poca.

  • iñigo

    Esto puede ser una auténtica revolución… y provocar grandísimos cambios sociales. Veremos qué éxito tiene.