Daimler SuperTruck: este camión del futuro ha llegado para quedarse

 |  @davidvillarreal  | 

Tengo mis dudas acerca de cómo será el transporte del futuro. Probablemente los drones conquisten el cielo, y se encarguen de traernos la compra a casa, los paquetes que pidamos por internet, y hasta los suministros de los comercios que resistan en nuestras ciudades a la transformación de la era digital. Pero, hasta entonces, el transporte por carretera seguirá siendo uno de los pilares fundamentales de la logística mundial. Y por esa razón será necesario que fabricantes como Daimler, y su filial Freightliner, desarrollen avanzadas naves de carretera, seguras, eficientes, e incluso bellas, como el prototipo SuperTruck que puedes ver sobre estas líneas.

La aerodinámica jugará un papel fundamental en el camión del futuro.

Los fabricantes de coches de lujo y deportivos eléctricos, como Tesla Motors o Fisker Automotive, no son los únicos que se aprovecharon de las importantes subvenciones que proporcionó el Departamento de la Energía de los Estados Unidos para apoyar a proyectos que tuvieran como objetivo mejorar la eficiencia del transporte.

El proyecto Daimler SuperTruck se financió gracias a 40 millones de dólares de los contribuyentes estadounidenses, que como ves han redundado en un prototipo alucinante, pero también en un sinfín de mejoras que ya se están aplicando en los últimos camiones de Freightliner y que contribuirán a aumentar la sostenibilidad del transporte por carretera.

Su caja de cambios automática está sincronizada mediante GPS y cartografía tridimensional.

En esta bestia de carretera, con frontal prominente y voladizo delantero, lo que más destaca es un profundo trabajo aerodinámico que se aprecia en detalles que saltan a la vista, como su reducida altura, su parrilla cerrada y el contar con carenados para los pasos de rueda de todos sus ejes, salvo el delantero. Daimler asegura que su consumo, a 100 km/h, rondaría los 19 litros/100 kilómetros arrastrando 29,5 toneladas. Lo que supondría un ahorro de más de la mitad con respecto a los camiones que comercializaban en 2009, cuando el proyecto SuperTruck recibió luz verde.

Según Daimler, este camión estaría equipado con una transmisión automática sincronizada con un sistema GPS y cartografía tridimensional mediante la cual es capaz de predecir los cambios de marcha que tendrá que practicar en cada momento. Engranar la marcha adecuada, en el momento adecuado, es fundamental para que un camión arrastrando un remolque cargado ahorre muchos litros de combustible.

Si por fuera ya sorprende, el ambiente a bordo no es menos espectacular. Este prototipo cuenta con cómodos asientos para el conductor y su acompañante, y con una cabina bien preparada para pasar la noche con absoluto confort.

Fuente: Daimler
En Diariomotor: El futuro del transporte pesado según Renault

Lee a continuación: La drag race que no te esperabas: ¿Será más rápido un camión Volvo que un Koenigsegg One:1?

  • jorge

    Los camiones norteamericanos tiene mas “juego” para mejorar la aerodinámica. Al tener morro pueden hacer frontales mucho más cortantes al viento que los Europeos que son una “pared aerodinámica.” Sin embargo siguen haciendo camiones muy cuadrados como los Mack o los Freighliner, a la tendencia americana. Hoy en día me da la sensación de que los camiones europeos son menos contaminantes que un Mack, sobretodo porque acelerando echan bastante humo negro, cosa que una cabeza tractora Mercedes ya no hace. El hecho de que los europeos no tengan morro es por cuestión legislativa, los camiones tienen una longitud máxima, por lo que se le quita el morro para darle esos metros a la carga. Mientras que en EEUU, sueles encontrar los “trenes de carretera”

  • nuevoenesto

    Lo veo como de juguete.

  • LS R

    Lo interesante de este tema es que “El proyecto Daimler SuperTruck se financió gracias a 40 millones de dólares de los contribuyentes estadounidenses,” pero aparte de ver un camión con afinaciones aerodinámicas, no se ve como que sea algo totalmente revolucionario. Entonces ¿dinero de contribuyentes para financiar un diseño que no tiene mucho de novedoso para beneficio de una empresa privada? No le veo por “cuál lado procesarlo”.