En el futuro no buscarás aparcamiento, el aparcamiento te buscará a ti

 |  @davidvillarreal  | 

No hay semana en la que no hablemos del coche conectado, de cómo revolucionará la conducción, salvando vidas y haciendo, por otra parte, que nuestra vida sea más fácil. Una de las soluciones más sencillas, y a la vez más interesantes, será la que nos facilitará el trabajo de encontrar aparcamiento. Y es que la mera práctica de callejear y dar vueltas, una y otra vez, buscando aparcamiento cambiará por completo. La tecnología del coche conectado nos permitirá encontrar aparcamiento de manera rápida y eficiente, tal y como muestra un prototipo de BMW i3 que ya se ha presentado estos días en Detroit.

Cuando busquemos aparcamiento, un sistema en la nube dotado de información sobre plazas libres nos guiará hasta el lugar idóneo para aparcar. Ver artículo en Tecmovia.

BMW nos habla de un sistema desarrollado junto a su socio INRIX, especializado en transporte inteligente y coche conectado. Un sistema que localizará aparcamientos libres, y no solo en recintos privados, mediante la gestión del aparcamiento utilizando sensores – tecnología que ya se utiliza en parkings privados – y mediante soluciones aún más avanzadas, como tecnologías de predicción y la información de coches dotados de esta tecnología que desalojen una plaza de aparcamiento.

Con toda esa información en la nube, el conductor que esté buscando un aparcamiento recibirá un aviso en el momento en que encuentre una localización libre. BMW espera que esta tecnología pueda incorporarse muy pronto en sus coches, como complemento a otros sistemas de búsqueda de parking, y pago, ya utilizados como ChargeNow, ParkNow e Intermodal Navigation.

¿Y por qué es tan importante esta tecnología?

El sistema se entiende en clave de eficiencia, ahorrar coches en las calles de nuestras ciudades y reducir el CO2 emitido. En cualquier caso, ¿el problema es que no encontramos aparcamiento pronto, o que no hay suficientes plazas de aparcamiento para tantos coches?

No hará falta que os digamos lo cómodo que resultaría llegar directamente a nuestro aparcamiento sin dar rodeos, sin pasar tiempo esperando a que un coche desaloje su plaza o seguir conduciendo hasta que encontremos un espacio libre. La importancia del coche conectado aplicado a esta idea radica precisamente en la cantidad de horas que ahorraremos buscando aparcamiento, pero también en la reducción de la congestión del tráfico y de las emisiones de CO2 generadas en nuestras ciudades si aplicamos un sistema más eficiente de búsqueda de aparcamiento.

¿Es oro todo lo que reluce? No, no lo es. Pensemos que el gran problema de muchas ciudades no es precisamente que el conductor no sea capaz de saber en tiempo real donde se encuentra una plaza de aparcamiento libre. El problema se encuentra en el hecho de que la congestión del tráfico sea tan alta, y el volumen de coches que buscan aparcamiento tan elevado, que la demanda de plazas de aparcamiento supera con creces a la oferta, y a menudo es imperativo buscar un parking privado o, la solución más eficiente, optar por el transporte público.

En cualquier caso estaréis de acuerdo conmigo en que la tecnología del coche conectado es prometedora, muy prometedora.

Fuente: BMW
En Tecmovia: Buscar aparcamiento se va a acabar: BMW sabe dónde hay sitios libres

Lee a continuación: Volvo quiere conectar a ciclistas y conductores para evitar accidentes