¿Por qué titanio? El Icona Vulcano se convertirá en el primer deportivo de titanio

 |  @davidvillarreal  | 

A la vista de los acontecimientos, llegará el día en que el acero sea un material anecdótico en nuestros automóviles. Aún queda mucho para ese día. Mientras tanto, vamos viendo como cada vez son más los coches que recurren al aluminio, y la fibra de carbono, empezando por deportivos, y coches de lujo, y acercándose cada vez más al segmento generalista. ¿Pero qué me dices acerca de construir un deportivo en titanio? Es lo que se ha propuesto una compañía italiana, los creadores del Icona Vulcano, que recibe la coletilla Titanium para recordarnos que es el primer coche de titanio, o al menos el que hace un uso más extensivo de este preciado material.

¿Por qué titanio? Cuando nos llegan estas noticias, a veces pienso que estos fabricantes menores intentan tener su minuto de gloria, buscar el titular fácil (véase el grafeno y el GTA Spano). Con nosotros lo han conseguido. Pero, para ser honestos, utilizar titanio en la construcción de un coche se antoja como una solución muy interesante por sus propiedades.

El titanio, aunque su elevado precio pueda hacernos pensar lo contrario, es uno de los metales más comunes en nuestro planeta, pero siempre unido químicamente a otros elementos, razón por la cual exige un proceso metalúrgico complejo. Comercialmente, se utilizan diferentes aleaciones, que consecuentemente gozan de diferentes propiedades. ¿Es un material adecuado para un coche?

El titanio es ligero, aunque no más que el aluminio, ni tampoco que la fibra de carbono, con la cual se ha fusionado en la carrocería de este coche. Siendo muy simplistas (muchísimo), podría decirse que el titanio goza de propiedades que lo situarían a medio camino entre el acero y el aluminio. Por ejemplo, el titanio es muy resistente mecánicamente y goza de una gran dureza, según aleaciones, tanto o más que el acero. Pero, sobre todo, es casi infalible a la hora de combatir la corrosión.

Es precisamente esa última propiedad la que nos lleva a imaginar lo que buscaban los creadores de este Icona Vulcano, que se presentará en unos días en el Concours d’Elegance de Pebble Beach. Las propiedades del titanio lo convertirían en un candidato excelente para lucir su carrocería desnuda, sin acabado de pintura alguno, o con una ligera imprimación que permita que reluzca más que la bola de una discoteca. Para confirmar que en efecto esa ha sido la excusa para utilizar titanio, aún tendremos que esperar unos días, a que abra sus puertas el evento en Pebble Beach. En cualquier caso, y si de verdad quiere ser el primer deportivo de titanio, la versión que presenten en Pebble Beach ha de ser algo más que un prototipo. Para conseguir ese hito ha de llegar a la calle con esta opción.

El Icona Vulcano, por cierto, es un proyecto dirigido Claudio Lombardi, que otrora dirigiera el desarrollo de motores de Ferrari en la Fórmula 1 en los noventa, y de los Lancia 037 y Delta S4 en los ochenta. Este deportivo, que se producirá en series muy limitadas, se presentó en Shanghai el año pasado. Y se anunció su comercialización en dos sabores, un V12 híbrido (950 CV) y un V6 biturbo y también híbrido (870 CV).

Fuente: Icona Vulcano
En Diariomotor:

Lee a continuación: Audi R8: no habrá V8, por debajo del V10 podríamos encontrarnos con un V6 turbo