Jaguar y Land Rover dibujan un futuro en el que climatizarán tu coche sin calefacción ni aire acondicionado

 |  @davidvillarreal  | 

A todos nos gusta viajar calentitos en nuestro coche en invierno, y que nos ventile el aire fresquito en la cara en verano. Pero los sistemas de climatización también suponen un gran gasto energético, que se traduce en un consumo más alto de combustible y, por lo tanto, en dinero. Estaréis conmigo en que viajando por el sur de España en agosto, a 40º a la sombra, a nadie le importará que su coche consuma un poco más por utilizar el aire acondicionado. Pero la climatización es un problema importante cuando nuestra autonomía está muy limitada, por ejemplo conduciendo coches eléctricos, cuyas baterías gozan de unos recursos energéticos muy reducidos. Esa es la razón que ha llevado a Jaguar y Land Rover a trabajar en una tecnología que optimice al máximo el rendimiento energético de los sistemas de climatización. Hasta el punto en que ya vislumbran un futuro en el que los sistemas de climatización sean pasivos, es decir, que nuestro coche se climatice sin necesidad de un aparato de climatización. ¿Cómo pretenden conseguirlo?

¿Utopía o idea con buenas perspectivas de futuro? Jaguar y Land Rover quieren climatizar tu coche sin necesidad de climatizador, mediante soluciones pasivas.

La idea de Jaguar y Land Rover pasa por transformar el habitáculo de tu coche en una burbuja completamente aislada del exterior o, mejor dicho, diseñada para que los intercambios energéticos redunden en mantener una temperatura agradable a bordo. Es decir, que en verano, por mucho calor que haga en el exterior, la temperatura sea fresca a bordo constantemente y, en invierno, gocemos de una temperatura cálida.

La clave tecnológica pasaría por el uso de materiales como acristalamientos capaces de reflejar la radiación infrarroja y materiales que se encarguen, dinámicamente, de ajustar el rendimiento térmico del habitáculo en función del clima del lugar en el que estemos desplazándonos.

Jaguar y Land Rover también estarían dando forma una idea no menos interesante, el denominado Warm Air Blanket. En esencia se trataría de transformar cualquier superficie susceptible de ello, como los tapizados de los asientos, los paneles de las puertas, el salpicadero y el techo, en un difusor del climatizador. Básicamente se trataría en emplear superficies porosas que se encarguen de intercambiar calor. Materiales innovadores que, al estar más cerca del cuerpo de los ocupantes, no requieran una climatización de todo el habitáculo, de todo el aire contenido en él, de manera que el esfuerzo de los sistemas de climatización sea menor. Digamos que sería una tecnología mucho más avanzada y precisa que el tradicional asiento calefactado, o los menos conocidos, pero también existentes, asientos con ventilación activa.

También nos confirman que están trabajando en nuevos proyectos, como el denominado Carbio Project, que pretende ahorrar aún más peso, mejorar el aislamiento acústico, reducir vibraciones e incomodidades, mediante el uso de compuestos de fibra de carbono y diferentes resinas. Jaguar y Land Rover aseguran que los componentes que están desarrollando son un 28% más ligeros que el aluminio, un 55% más ligeros que el acero y su atenuación de vibraciones y ruidos es muy superior, requiriendo el uso de menos material aislante.

Interesante, ¿no crees?

Fuente: Jaguar | Land Rover
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Dejarías que las autoridades “espíen” tu coche para ahorrar tiempo y dinero? Nueva York ya lo está haciendo…

  • Glemt

    creo que el Lancia Thesis (aquel peculiar sedan de diseño discutible) tenía un sistema similar, pero enfocado en evitar que se recalentara el interior en días soleados y tenía un funcionamiento también pasivo.