Un poco de maquillaje: el Subaru Forester recibe un imperceptible lavado de cara en Tokyo. Foto 2 de 14.