Cadillac XT5 2016, en 5 claves: así es el crossover del futuro, tecnológico y sofisticado

 |  @sergioalvarez88  | 

Cadillac ha presentado el nuevo XT5. Es el primero de una nueva ofensiva de crossovers de todas las tallas. El XT5 será el núcleo de la ofensiva, un claro reemplazo para el SRX, cuyas ventas ya habían comenzado a flojear ante la pujanza de la renovada oferta alemana y japonesa. Será presentado al público en el Salón de Dubai en unos días, y pronto desembarcará en el Salón de Los Angeles, donde se producirá su puesta de largo estadounidense. Vamos a descubrir lo que nos ofrece este crossover premium en 5 claves. ¿Nos acompañas?.

1) Una estética continuista

Estéticamente no hay ninguna novedad frente a la filtración de hace unos meses. Es un coche de estética renovada, de acuerdo con los cánones de Cadillac, pero comedido. Comedido no quiere decir feo ni aburrido, dicho sea de paso. El frontal es muy elegante, gracias a una gran calandra y grandes ópticas. Evita parecer un ladrillo con ruedas gracias a una suave caída del techo y su zaga es elegante a la par que recogida. Es un producto que debe gustar al público: será el Cadillac más vendido de toda la gama.

2) Más ligero, más fuerte

Además de la ligereza, el acero de alta resistencia también permite una mayor rigidez para el conjunto.

El Cadillac XT5 se construye sobre una nueva plataforma, y se ha sometido a una dura dieta de adelgazamiento. Es 126 kilos más ligero que el actual Cadillac SRX y es 45 kilos más ligero que el Audi Q5 equivalente, a pesar de ser 17,5 centímetros más largo. Esta dieta de adelgazamiento ha sido posible gracias al uso extensivo de acero de alta resistencia. Una técnica estrenada en el chasis del Cadillac ATS. La plataforma del XT5 tiene también una batalla superior a la del SRX, que acomoda un interior más amplio para los pasajeros.

3) Un interior tecnológico y sofisticado

El interior del Cadillac XT5 es más elegante de lo que esperaba. Su estética es minimalista, de trazos rectos y elegantes. Se aleja del habitual aspecto recargado de los Cadillac de antaño en busca de una mayor usabilidad y confort. Me gustan las inserciones en madera natural, así como el bonito diseño del volante. La instrumentación parece digna de un avión. Siguiendo la tendencia marcada por el ostentoso Escalade, Cadillac ofrecerá una versión Platinum para el XT5, que abundará en cromados y detalles de lujo.

4) Un motor 3.6 V6 de inyección directa, potente y eficiente

Si llega a Europa, lo hará en números limitados para mercados selectos, como es el caso del alemán.

Bajo el capó del Cadillac XT5 habita un nuevo motor V6. Es un 3.6 litros de inyección directa, capaz de desarrollar unas cómodas cifras: 310 CV y 366 Nm de par motor. Se asocia únicamente a una caja de cambios de ocho relaciones, que envía su potencia a las cuatro ruedas mediante un avanzado sistema de tracción total: puede mandar el 100% a cada uno de los dos ejes, o a las ruedas de un lado en caso de necesidad. En China los consumidores podrán encargar un Cadillac XT5 con motor 2.0 turbo de 270 CV.

5) Tecnología al servicio de la visibilidad

En cuanto a la tecnología, una de las piezas más interesantes se llama “Rear Camera Mirror”. Se trata de una pantalla de alta definición integrada en el retrovisor interior. Mediante cámaras situadas en el exterior, hace desaparecer los pilares, el techo o la carrocería del coche, mejorando enormemente la visibilidad del SUV. El sistema CUE de infoentretenimiento es compatible con Apple Car Play o Android Auto, y permite la creación de un hotspot WiFi mediante una SIM, compatible con velocidad 4G.

En Diariomotor:

  • Lightning

    Al menos Cadillac busca hacer diferentes los interiores de sus modelos unos con los otros, no como algunas otras marcas que solo copian

    y pegan los interiores en casi todos sus modelos…

  • 3VIL

    La verdad muy bien logrado sin embargo le devuelvo la parte de madera del volante.

  • SioNO

    En todos los blogs del motor se da por sentado que este modelo llegará a Europa. En principio General Motors afirmó que retiraba Chevrolet del viejo continente para centrar sus esfuerzos en Opel y en relanzar Cadillac en suelo europeo, y pudiendo comprar un Escalade aquí (cosa no tan lógica) no veo porque el XT5 no habría de llegar.