¿No encuentras sitio? Prueba estas cuatro apps para aparcar

 | 

Una vuelta, otra… lo de encontrar aparcamiento en determinadas zonas de la ciudad, es una tarea en la que perdemos muchísimo tiempo y sobre todo, la paciencia. A final, y si tenemos mucha suerte, daremos con alguien que se dirige a su coche dejando libre una plaza y poder por fin, aparcar. Esta problemática es todavía mayor si no conocemos la ciudad o el barrio en el que queramos estacionar, pero por fortuna, hasta para esto podremos también recurrir al móvil que nos puede aportar una solución definitiva para este problema. El principio es sencillo: uno llega a la zona en la que desee estacionar, y recurriendo a alguna de las aplicaciones que vamos a detallar, podrá encontrar aparcamiento gratuito (o también de pago) de una manera muy sencilla. Vamos con ellas.

WazyPark

Es más útil y efectiva en zonas con una elevada densidad de tráfico, con más conductores.

Se trata de un interesante proyecto liderado por unos emprendedores españoles que proponen emplear la llamada “economía colaborativa” en internet para facilitar encontrar plazas de aparcamiento. La idea es sencilla: el usuario de Wazypark, antes de liberar una plaza en una zona concurrida, avisa mediante la app, de tal forma que otro usuario del servicio, que esté buscando aparcamiento, descubra que en unos pocos minutos, esa plaza quede libre. Lo curioso del asunto es que el servicio premiará a los que libren plazas mediante un sistema de puntos que pueden monetizarse con posterioridad. La aplicación cuenta con cada vez más usuarios y como se habrá podido deducir, es más útil y efectiva en aquellas zonas con una elevada densidad de tráfico en las que además de escasear las plazas de aparcamiento, aumente la probabilidad de que haya más usuarios del sistema.

Esta app es completamente gratuita pero los que la hemos utilizado durante un tiempo nos hemos encontrado con algunos inconvenientes: cuando uno va a liberar una plaza, por lo general se acuerda de avisar a WazyPark cuando ya está sentado tras el volante, y en este caso, si la plaza está muy cotizada será muy difícil que el otro usuario del servicio la localice. Para el que aparca tampoco es fácil: el único dato con el que cuenta es el modelo del vehículo y el color, junto con una ubicación aproximada proporcionada por la aplicación, con lo que encontrar ese coche que sale tampoco resulta fácil en ocasiones.

Parkopedia

Parkopedia tiene en su base de datos las zonas azules y verdes, así como su coste aproximado.

Con la app anterior, uno puede encontrar una plaza de aparcamiento a pie de calle de un vehículo que está a punto de abandonarla, pero… ¿y si lo que estamos buscando es un parking? Parkopedia nos resuelve esta papeleta. Esta aplicación, también disponible como servicio web, nos muestra todas las opciones de aparcamiento disponibles a nuestro alrededor, la distancia a la que estamos de ellos, y atentos a esto, el coste de los mismos.

Lo mejor del asunto es que incorpora también las zonas azules y su coste (no sólo de pago, sino también de anulación de las denuncias). Parkopedia presentará al usuario también el número de plazas disponibles en los parkings que ofrezcan esta información al usuario y para acudir a una zona de aparcamiento determinada, bastará con seleccionarla con el dedo y el móvil lanzará la aplicación de navegación que nos lleve hasta ella.

Waze

¿Sólo una aplicación de GPS? No, Waze es mucho más que eso.

Esta aplicación concebida inicialmente como para su uso en calidad de navegador para el vehículo, nos servirá también para encontrar aparcamiento en momentos de apuro o en lugares que no conozcamos. ¿Cómo utilizarlo? Muy sencillo: en lugar de indicar a la aplicación que nos lleve a una calle determinada, teclearemos la palabra “parking” y el sistema nos ofrecerá todas las opciones cercanas. Lo curioso del asunto es que, dependiendo de la ciudad, también presentará aparcamientos “no oficiales”, como puede ser un solar o fábrica abandonada en la que se puede estacionar el vehículo. Su principal ventaja reside en que podremos utilizar esta funcióde encontrar aparcamiento tras haber usado Waze como GPS y sin salir de la aplicación.

Foursquare

Uno de los detalles más valiosos es que incorpora los comentarios de los usuarios y recomendaciones.

Los adictos a los check-ins saben lo adictivo que puede resultar el uso de Foursquare (o mejor dicho, su prima hermana Swarm), pero esta aplicación social puede ser un filón a la hora de aparcar nuestro coche. Su funcionamiento es muy similar al de Waze: se trata de buscar a nuestro alrededor con el término “parking” para… ¡tachán! Encontrar múltiples opciones para dejar nuestro coche. ¿Su ventaja? Que incorpora las plazas de aparcamiento de lugares en los que uno no pensaría aparcar pero que son de aparcamiento libre, como frente a determinados hoteles. ¿Su inconveniente?

Precisamente eso mismo: el buscador no conoce nuestras intenciones con lo que cualquier usuario de la app que haya escrito la palabra “parking” en su análisis, hará que se incluya cualquier negocio o ubicación. Con todo, esta forma de encontrar plaza de aparcamiento cuenta con una valiosísima ventaja: nos aporta las críticas de los usuarios y es que, ya se sabe, algunos aparcamientos están concebidos para los poseedores de un Mini, o bien hay que bajar tres plantas hasta la zona de rotación, inconvenientes que nos podremos ahorrar de antemano.

En Diariomotor: Probamos BePark, la nueva app para buscar y pagar el parking | 10 apps que unen tu móvil y tu coche

Lee a continuación: Jeremy Clarkson anuncia Amazon Prime Air: entregará paquetes en drones en 30 minutos