El peor día para enterarte de que no son únicamente cuatro aros de goma negra

 |  @davidvillarreal  | 

Imaginad por un momento a ese chaval que acaba de sacarse el carné de conducir. Que conduce un viejo coche, de herencia familiar, por supuesto, de la década pasada. Ese chaval que acude a la universidad con un ojo puesto en el reloj, lamentándose de cada semáforo que se torna rojo a su paso, porque salir 5 minutos más tarde de casa significa pedir una tregua al despertador, 5 minutos más metido en la cama. Ese chaval que tumba la L en la bandeja sobre el maletero, para evitar que los veteranos se ensañen con él, y justifica ante los agentes que la ventosa se despega. Imaginad por un momento que comienza a llover, lo suficiente para que los profundos hoyos del mal pavimentado asfalto de los aparcamientos de la universidad se cubran con cuatro dedos de agua. Y en ese momento en el que gira la dirección se encuentra con que su coche no cambia de trayectoria, se mantiene en línea recta, y todo lo que ve delante de sus narices es el parachoques y la enorme bola, para el remolque, de un coche mal estacionado. Sin duda, el peor día para comprender la importancia de esos cuatro aros de goma de su coche.

Con un vetusto sedán económico, sin ABS, ni la mayoría de las ayudas que hoy damos por sentado ha de llevar un coche. Novel, pero aún aprendiendo a conducir. En tanto friki de los coches, vigilante del nivel del aceite, cuidadoso en el mantenimiento del motor, pero más preocupado por estrenar unos altavoces Pioneer en los que escuchar su música, que en la importancia de invertir en elementos básicos para su seguridad, como los neumáticos. A fin de cuentas, por aquel entonces, probablemente pensase – como la mayoría – que los controles de estabilidad no eran importantes, que para eso nada mejor que su habilidad al volante, y que el ABS era un bien prescindible.

En el fondo, tuvo la gran suerte de que ese pequeño susto tuvo lugar a baja velocidad. Nada que un trabajo de chapa y pintura no arregle. En cualquier caso, no existe ningún momento, ningún día, que sea bueno para aprender esta importante lección de seguridad. Al menos de esta forma. Por desgracia, muchos conductores no se preocupan de esa tendencia de su coche para perder tracción al salir de un semáforo, de ese extraño al pasar por un charco, o de cómo morrea su coche cuando entran una rotonda a velocidades a priori razonables. El problema está en que el momento en el que se percatan de que existe un problema ya es generalmente demasiado tarde para resolverlo.

Ese día aprendió que no bastaba con dar una patadita en el flanco para comprobar que los neumáticos estaban en buen estado. Y que no había que esperar a que un alambre sobresaliese de la carcasa para acudir al taller a montar unas gomas nuevas. La diferencia entre un neumático en buen estado, y otro con un desgaste mayor del recomendado, o incluso del legal, puede significar alargar la distancia de frenado en decenas de metros a velocidades de carretera. Puede significar la diferencia entre un pequeño susto y un accidente de importancia.

La llegada del otoño, el frío, las lluvias, y las nevadas, hacen que esos riesgos se multipliquen exponencialmente. Tal vez esa sea una de las razones por las que, en algunas de las grandes ciudades de España, la lluvia llega acompañada de atascos, de coches detenidos en el arcén, petos reflectantes, partes amistosos en las manos, y por desgracia – alguna que otra vez – un coche de la Guardia Civil distribuyendo el tráfico y una ambulancia atendiendo a los heridos.

Ese chaval podíamos haber sido cualquiera. Ese chaval era yo.

En Diariomotor:

Lee a continuación: No, de momento no vas a utilizar – por suerte – “neumáticos” sin aire, que no se pinchen

  • Naves

    No te digo más que mi hermano ya ha destrozado una aleta de su coche hace unos días por esto mismo…

  • delabotaempinar

    Yo me he peleado mucho con mi padre con esto, que tiene delito que haya sido empleado en Michelin durante más de 30 años hasta que se (pre)jubiló… ¡Que no pasa nada porque la rueda esté cristalizada! Vas más despacio y listos. Con eso lo resuelve todo.
    Por lo que a mí me ha tocado, he tenido varios avisos (sin chapa). El susto más gordo en mi coche, por estirar los neumáticos de serie hasta llegar a los testigos. Notaba que avisaban, pero en un tramo de curvas me hicieron un recto que no me comí el guardarraíl por milímetros.
    Los otros en el coche de mi madre, que le pusieron al comprarlo unos Firestone más malos que el copón. Han sido las únicas ruedas capaces de chirriar yendo alegre ¡en seco!, así que no es de extrañar que en el tramo de curvas (Logroño-Soria), con lluvia, el eje delantero hiciera extraños (por suerte acababa de cambiar dos ruedas y las más nuevas iban atrás).
    Las cambié sin llegar ni a media vida, en cuanto en la zona de Pamplona vi que, con dos gotas de agua, en una simple rotonda un poco cerrada, a 40 km/h el coche se iba recto (ni amago de agarrar: recto).
    En mi coche, que unos años después vuelve a tener viejillas las ruedas delanteras (aunque las Michelin no llegan al punto de desgaste, haciendo 20.000 km al año), ya noto que en alguna rotonda yendo alegre el coche tiende a irse de morro, así que en las próximas semanas esas ruedas irán al reciclaje.
    Lo que se aprende en estos casos es a no jugársela, y ojo, también se nota y mucho la monta de marcas malas: las Firestone que comentaba, unas Dayton (que han salido apañadas, pero en tres años perdían efectividad), y no hablamos de marcas chinas.
    En mi caso, la conclusión ha sido evidente. Irme a una primera marca (Michelin) que aparte de durabilidad, asegura prestaciones (que el neumático no cayera hasta estar casi al final de su vida útil, con cinco años a cuestas, dice algo), y en todo caso porque no tengo referencias de gente que las haya montado, estoy probando Hankook, que si cumplen mínimamente, me parece que tienen una excelente relación calidad/prestaciones/precio.
    Saludos,

    • fco.xabier pereira

      ¿firestone con problemas? A mi siempre me fueron bastante bien, y vivo en ‘a costa da morte’ (coruña) frio pillas poco, pero agua…. digamos que casi todos los temporales que llegan a galicia entran por aquí (el coche era un cordoba 1.9 d del 95)

      Ahora estoy usando unas pirelli con las que estoy contento, despues de haber reducido la llanta del coche que me pillé. es un alfa 147 1.6 ts , y venían con llantas de 17 del anterior dueño. Se las cambié por unas de 15 (pase de llevar 215 a 195) y si en seco no agarra tan bien cuando voy pasado (pero muy pasado) pero en agua, mucho mejor, y con menos consumo (que le llega de carallo)

      • fco.xabier pereira

        por cierto si alguien quiere unas llantas de 17″ para alfa romeo que avise ;)

    • Leonmafioso

      acá en Venezuela que hasta que no se exploten los cauchos no se cambian, gracias a la crisis ocasionada primero por Chavez y ahora Maduro.

  • ADN

    En Latinoamérica me ha tocado ver neumáticos circulando con la estructura de acero descubierta, con muy poca goma ya.
    Es irresponsable hacia todos por que el estallido d una rueda puede herir a peatones que nada deben.

  • EduGB  // エドゥギガバイト

    Muy buen argumento histórico de tu pasado David…

    Como decía el
    Anuncio de una empresa de deportes, “que eres Pronador o Supinador”; la
    importancia que tienen los neumáticos del coche es similar al tipo de
    zapatillas que te compras… Las hay para correr en llano, tierra o
    montaña; y en menor o mayor medida, algunas marcas son mejor que otras o

    pongamos que algunas marcas se especializan mas en sectores
    específicos. En el caso de los neumáticos del coche pasa exactamente lo
    mismo, hay multitud de marcas y tipos de neumáticos, y siempre conviene
    revisarlos, dependiendo del tipo de conducción que hagamos y donde
    vivamos
    (mas que nada por el tipo de climatología), es un elemento muy
    importante (El que mas) de seguridad, ya que son los que mantienen junto
    con las suspensiones, el coche pegado al asfalto.

    Conozco gente
    que con tal de ahorrarse unos pocos euros, se van a neumáticos de
    segunda mano, recauchutados, etc… y luego vienen los dolores de
    cabeza.

    Seria importante el hacer un articulo con los pros y
    contras de los citados anteriormente, así la gente estaría mas
    concienciada.

    • Como bien dices, tan importante escoger el neumático adecuado para lo que busca el cliente, como desconfiar de recauchutados (ilegal en turismos) y segunda mano.

      Del neumático de segunda mano ya hemos hablado. Y me parecen una idea terrible por diferentes razones, generalmente por la dificultad de saber de dónde viene ese neumático, cuánto tiempo se ha utilizado, cuánto tiempo ha estado almacenado, los vicios que haya podido coger en otro coche… https://www.diariomotor.com/2012/11/21/neumaticos-de-segunda-mano-un-mal-negocio/

  • RafaRiv

    Me ha gustado mucho, David.
    Yo también me llevé un susto en mi año de L. Sabía que estaban gastados y que había que cambiarlos pero lo de dejar las cosas para el día de mañana pasó factura.
    Nunca fueron tan importantes unos aros de goma negra.