2017 RAM Power Wagon: la pick-up que querríamos tener en nuestro garaje

 |  @sergioalvarez88  | 

Reconozco que tengo envidia de nuestros colegas al otro lado del charco. Ellos son los que pueden disfrutar de máquinas como los Chevrolet Camaro 1LE del que mi compañero David nos hablaba ayer mismo, y también pueden ponerse al volante de las maravillosas 2017 RAM Power Wagon. Esta pick-up off-road está basada en las RAM 2500, y podría definirse como la hermana mayor de las RAM Rebel. Tiene uno de los nombres más atractivos de la industria y un aspecto fenomenal. Ahora decidme que no os apetece ir al fin del mundo con ella.

Está basada en la RAM 2500, y comparte con ella un motor 6.4 V8 HEMI con 410 CV de potencia.

Estéticamente, las Power Wagon acaban de renovarse. Para empezar, disfrutan de una calandra enorme diseñada con las RAM Rebel en mente. Sus llantas de 17 pulgadas están envueltas en neumáticos Goodyear Wrangler todoterreno de 33 pulgadas, y su suspensión deja una altura libre al suelo muy considerable gracias a un kit que eleva la suspensión de serie de las RAM 2500 en hasta 5 centímetros. Su sistema de suspensión está preparado para un uso off-road severo y se denomina RAM Articulink. Ha sido desarrollado por Bilstein.

Para permitir un mejor rendimiento off-road y un mayor recorrido de suspensiones, el eje delantero puede desacoplarse parcialmente del chasis de la RAM Power Wagon, a velocidades inferiores a los 30 km/h. La RAM Power Wagon cuenta de serie con control de descenso de pendientes, ejes y diferenciales reforzados fabricados por American Axle Manufacturing, así como una caja de cambios automática 66RFE de seis relaciones. Esta caja de cambios cuenta con una reductora Borg Warner, de accionamiento manual.

De serie cuenta con un cabestrante firmado por Winch, capaz de sacar a la Power Wagon del peor atolladero en el que se haya metido.

Su altura libre al suelo mínima es de 36,3 centímetros, para que os hagáis una idea del rendimiento de esta máquina fuera del asfalto. Al color rojo de su carrocería se une el vinilo lateral en el que se lee “Power Wagon”, de aspecto francamente retro. Y francamente adecuado. Por si no nos había quedado claro que es una RAM, en fuente 324, el portón trasero tiene el logotipo de la marca en el mayor tamaño que he visto en un vehículo de serie. Nadie tiene quejas de su visibilidad, espero.

Su aspecto es amenazador, y como todas las pick-up similares, se ha inspirado en las bestiales F-150 Raptor de Ford, precursora de este tipo de preparaciones de fábrica. Bajo el capó, contamos con un propulsor duro y probado. El conocido 6.4 V8 HEMI de 410 CV, cuyo par motor es de 581 Nm y se ofrece con potencias cercanas a los 500 CV en las versiones SRT8 de coches como el Dodge Challenger. Lo que quiero saber es donde tengo que firmar para que vendan las Power Wagon en España, con motor diésel, eso sí.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor: