CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Opel

5 MIN

Cómo recorrer 2.111 kilómetros en un Opel Insignia en 5 claves. ¡Tú también puedes hacerlo!

David Villarreal | @davidvillarreal | 15 Abr 2016
opel-insignia-consumo-reto-2016-2111-km-06
opel-insignia-consumo-reto-2016-2111-km-06

Cuando nos llega un comunicado de prensa de este tipo, lo primero que hacemos es ser incrédulos. Opel anunciaba un récord de 2.111 kilómetros con un solo depósito. Es una cifra espectacular, se mire como se mire, pero para entenderla es necesario tener un dato muy importante que va más allá de los kilómetros que se han recorrido, y es saber cómo se han recorrido. Sucedió en Europa. Un conductor consiguió recorrer 2.111 kilómetros en su Opel Insignia. Hablamos de recorrer la distancia entre Suiza, el Mar del Norte, y regresar de nuevo a Suiza, con un Opel Insignia y sin parar a repostar. ¿Hay truco? ¿Cómo podría hacer que mi coche recorra más de 2.000 kilómetros?

Escoger un diésel es primordial para lograr un reto de estas características, aunque su bajo consumo no es lo único que necesitas para superar la barrera de los 2.000 kilómetros sin repostar.

1. Necesitas un diésel que gaste poco. Efectivamente hay truco, pero eso no quiere decir que no lo puedas conseguir con tu coche. Es esencial escoger un coche con un motor con un consumo muy contenido. En este caso, Felix Egolf, el conductor que logró la hazaña, escogió un Opel Insignia con un motor 1.6 CDTI ecoFLEX, que homologa aproximadamente 3,8-3,9 litros/100 kilómetros.

En condiciones normales es difícil que un conductor ni siquiera se acerque a esas cifras. Felix necesitaba lograr unos consumos inferiores a los homologados para superar la barrera de los 2.000 kilómetros. Con lo cual no basta con tener un diésel, sino que es necesario hacer algo más.

7
FOTOS
VER TODASVER TODAS

2. Necesitas un diésel con un depósito con una gran capacidad. Y esto es cada vez más difícil. Encontrar un diésel, de potencia media, con un depósito superior a 50 litros se está complicando cada vez más. Los fabricantes abogan por depósitos más pequeños, más ligeros, que resulte sencillo adaptar sin limitar el espacio de las plazas traseras, o el maletero. El uso de motores diésel más ahorradores también contribuye a que no sea necesario emplear un depósito con tanta capacidad. El Opel Insignia aún sigue utilizando un depósito con mucha capacidad para lo que vemos, cada vez más, en otros automóviles diésel, un depósito de 70 litros.

3. El neumático influye, y mucho. Y no hablamos solo de emplear un neumático de baja resistencia a la rodadura, sino también de presiones. Según Opel, el Insignia de este reto iba completamente de serie, y con unos neumáticos Continental EcoContact 5 de baja resistencia a la rodadura. Lo que no sabemos es si en el reto se tocaron las presiones para jugar fuera del rango recomendado por el fabricante. Lo honesto hubiera sido no hacerlo. Pero incluso ese punto, que también hubiera podido comprometer la seguridad, puede contribuir enormemente a disminuir los consumos reales.

4. Ten mucha paciencia, porque la vas a necesitar. Sabemos que Felix salió de Lucerne, en Suiza, un 6 de abril, para regresar a Zurich un 8 de abril. También sabemos que recorrió la distancia entre Lucerne y Rüsselsheim, cerca de Frankfurt, con un consumo de 3,2 litros/100 kilómetros, obtenido recorriendo 429 kilómetros a una velocidad media de 76 km/h. En las carreteras españolas, al menos, eso estaría dentro de lo legal. Pero tendrías que asumir el riesgo de circular por autovía y autopista a una velocidad muy inferior a la del resto de los conductores, a 76 km/h. En este caso, eso significa tardar más de 5 horas y media en un trayecto que según Google Maps requiere aproximadamente 4 horas.

Para que te hagas una idea del tiempo que te llevaría realizar un recorrido en Opel Insignia para conseguir consumos equiparables, piensa que a esa velocidad media tardarías bastante más de 8 horas en llegar a Madrid desde Barcelona.

5. Anticipación. Insistimos en que existen muchos trucos que pueden ayudar a conseguir un reto así, como vaciar en la medida de lo posible el habitáculo, retirando asientos, la rueda de repuesto... Aún así, el mayor margen de mejora no se consigue con esos trucos, sino siendo hábiles e inteligentes al volante. Piensa que un reto como este, que no se ha conseguido en circuito, sino en carretera, implica enfrentarse a la orografía del terreno, y a la presencia de otros conductores. La anticipación para evitar el consumo innecesario de combustible, evitar tocar el freno para aprovechar la inercia, acelerar con suavidad, y jugar con el cambio, es imprescindible para conseguir unos consumos muy bajos y probablemente la clave de que este piloto de Airbus de profesión, y aficionado al hypermiling (el arte de consumir poco combustible), haya conseguido su reto.

Fuente: Opel
En Diariomotor: