¿Pasos de cebra inteligentes? Una idea interesante por la que deberíamos apostar (vídeo)

 |  @davidvillarreal  | 

¿Odias los resaltos de los pasos de cebra? No estás solo, todos los odiamos. En su objetivo de asegurar el cumplimiento de las normas, y evitar atropellos, las autoridades han seguido diferentes estrategias en los pasos de cebra, regulados o no por semáforo. La más común, la de instalar un resalto en el paso de cebra, o bandas antes de este, para asegurar que el conductor aminore la velocidad. En aquellos que están regulados por semáforo también hemos visto la instalación de cámaras, que sancionen automáticamente a los conductores que se salten el semáforo en rojo. ¿Pero por qué no apostar por una tecnología inteligente, y a priori no demasiado compleja y costosa, que mejore la visibilidad del paso de peatones?

El paso de cebra inteligente se ilumina cuando detecta que un peatón va a cruzarlo, mejorando su visibilidad, y recordando al conductor que ha de detenerse y extremar la precaución.

Eso es precisamente lo que ya podemos contemplar en el Cambrils, un municipio tarraconense que es pionero en España en la implantación de un paso de cebra, por decirlo de alguna forma, inteligente.

¿Y en qué consiste ese paso de cebra inteligente? Se trata de un paso de peatones que detecta la cercanía de un peatón para cruzarlo, y que en ese momento ilumina las marcas sobre el asfalto y las señales verticales para mejorar la visibilidad del paso de cebra, e indicar a los conductores que está cruzando un peatón. Es una solución especialmente útil en condiciones de visibilidad complicadas, por la noche, o en pasos de cebra mal iluminados. Este sistema está sincronizado con la programación de los sistemas de iluminación del ayuntamiento.

La mayoría de los atropellos se produce en ciudad, y un 35% de los atropellos mortales durante el crepúsculo y la noche, especialmente en zonas pobremente iluminadas.

Esta tecnología, implantada por la compañía Llumtraffic, aseguran no tiene un coste demasiado elevado, especialmente si se instala en el momento de proceder al asfaltado de la carretera. En el caso del paso de cebra de Cambrils, y teniendo en cuenta que se instaló a posteriori, su coste rondó entre 9.000 y 10.000 euros (ABC).

Técnicamente se basa en unos sensores de presión, situados en las inmediaciones del paso de cebra, y unas marcas sobre el asfalto y señales verticales luminosas, que emplean iluminación LED.

¿Merece la pena apostar por ello? Creemos que sí, aunque no es la única solución necesaria para acabar con los 27 atropellos diarios que según la DGT se producen en ciudad. Hace falta una mejora de las infraestructuras, pero también mayor concienciación para los conductores, que extremen la precaución en ciudad, y para los peatones, que eviten cruzar la calle indebidamente.

La DGT nos deja otras cifras que justifican la implantación de esta tecnología, como que el 35% de los atropellos mortales sucedan durante el crepúsculo y la noche, sobre todo en vías pobremente iluminadas y que 6 de cada 10 fallecidos por atropello se produzcan en ciudad.

Fuente: Llumtraffic
En Diariomotor:

Lee a continuación: Este Ford Model T humilla sin piedad a todoterrenos extremos en una simple rampa

Ver todos los comentarios 0