Estas restauraciones de clásicos Mercedes por parte de Brabus alegrarán tu día

 |  @sergioalvarez88  | 

Aprovechando el Techno Classica de Essen – uno de los mayores salones de clásicos del continente – Brabus ha vuelto a recordarnos una faceta un tanto desconocida de su modelo de negocio. Conocemos a esta empresa alemana por sus preparaciones, centradas en vehículos del Grupo Daimler, así como su estatus de preparador oficial de smart – el AMG de smart, por así decirlo. Lo que quizá no sabías es que Brabus ofrece unos impresionantes servicios de restauración de clásicos, que nada tienen que envidiar a Mercedes Classic.

Tradición, respeto y fidelidad con la historia de los clásicos.

No tienen nada que envidiarles, porque ambas empresas trabajan en sintonía – parte del capital de Brabus es propiedad de Daimler. La empresa alemana ofrece estos servicios a clásicos Mercedes-Benz, con el objetivo de dejarlos mejor que nuevos. Imagina por un momento que eres el orgulloso propietario de un Mercedes 300 SL, una herencia familiar. Quieres restaurarlo al completo y el dinero no es un gran impedimento. El programa Brabus Classic 6-Star Certified High Quality Restoration es para tí.

Para obtener un certificado de restauración de Clase A – la máxima nota que se otorga a vehículos restaurados en concursos de elegancia y eventos de clásicos – los vehículos son desmontados al completo. Al completo quiere decir hasta el último tornillo. Se desmonta la carrocería del chasis, y este último es tratado en caso de que tenga óxido y protegido con un tratamiento que evite su oxidación. Se elimina la pintura original del coche y se vuelve a pintar, usando los mismos códigos y aplicada con técnicas modernas.

Brabus tiene las capacidades necesarias para reconstruir motores

Cada motor se desmonta hasta el último tornillo y pasa al banco de motores de Brabus. Los motores se reconstruyen con técnicas modernas, respetando las tolerancias de fábrica, y mecanizando nuevos componentes si fuese necesario. Un proceso similar se lleva a cabo con la caja de cambios y los diferencias. Los componentes del tren de rodaje – frenos y suspensiones especialmente – se reemplazan por otros completamente nuevos. Todas las piezas son originales, gracias a la privilegiada relación de Mercedes con Brabus.

El interior de los coches también se restaura al completo. Brabus es capaz de fabricar tejido, cuero y recubrimientos según las especificaciones de fábrica de estos clásicos. Los expertos tapiceros también sanean los asientos, que recuperan su mullido y su aspecto original, siguiendo técnicas antiguas de costura. Estas restauraciones no son nada asequibles y tardan meses en completarse, pero al menos cuentan con una garantía de dos años. Si tuviera un fantástico clásico Mercedes y… mucho dinero, no me lo pensaría dos veces.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor:

Lee a continuación: Tras el Volkswagen Golf Mk2 más radical, Boba Motoring crea un BMW Serie 3 E30 con 1.225 CV (vídeo)

Ver todos los comentarios 14
  • Yayo

    Yo tampoco…..
    Un artículo muy interesante…

  • X 2.0

    Me encantan los clásicos, ya me gustaría tener un SL 500 de los 80 o 90, o un w126 coupé.

    • Manolo

      ¡Qué buen gusto tienes!, esos dos son de mis favoritos de todos los tiempos.

      • X 2.0

        Pues ya ves, prácticamente me gustan todos los Mercedes menos los de esta última generación, pero si pudiera comprarme uno y mantenerlo bien correcto, me decantaría por alguno de esos que he mencionado. Tuve la suerte de ver en mi barrio hace unos días un w126 coupé en color negro, en un estado impecable, tal y como siempre he soñado, tras verlo en directo solo me dan mas ganas de tener uno igual, quizá con algún pequeño extra o retoque discreto.

  • ADN

    Sería mucho más sencillo reemplazar motor, suspensión y transmisión para tener un bonito restomod, pero este programa de Brabus no está hecho pensando en lo fácil. La perfección cuesta, lamentablemente a veces demasiado.
    La mayoría de los Mercedes del pasado valen la pena el costo de la restauración.

    • Rafel_de_Lluny

      Eso no sería una restauración. No mezcles los navos con las coles.

      • Alberto Piqueras Ramos

        Estimado Rafel_de_Lluny:

        No será Nabos con las coles.

        Saludos.

        • Rafel_de_Lluny

          Estimadísimo Alberto: Me has pillado con el carrito del “helao”. Efectivamente es nabos. Menuda vergüenza! Gracias por la corrección.
          Un saludo.

          • Alberto Piqueras Ramos

            Estimado Rafel_de_Lliuny:

            Vergüenza ninguna, aquí estamos para ayudarnos cuando algo se nos escapa, todo lo contrario y espero que si un
            día me pasa a mi, cuente con los amigos como tu para hacérmelo ver. Un abrazo.

      • ADN

        Por eso digo que en la mayoría vale la pena el costo de la restauración. También menciono que este programa de Brabus no está pensado en hacer las cosas por la vía fácil.
        Lo bueno cuesta, y cuesta mucho (desgraciadamente).

  • FGA

    Espectacular trabajo, con pasión y esa perfección made in germany!
    sds

    • ADN

      Y luego dicen que los alemanes hacen las cosas sin corazón, sólo con eficiencia.
      ¿Que más que la verdadera pasión lleva a la perfecta restauración de un bellísimo clásico?
      Hay mucho trabajo de escritorio y ordenador, pero también existe mucho trabajo artesanal y humano. Ya hasta me da envidia por quienes pueden pagar la restauración de esas bellezas.

      • Leonmafioso

        Y quien dice eso? que yo sepa para lograr eficiencia se requiere su buena dosis de pasión y cuidado en los detalles.

  • Pablo Mtnez McRae

    Puto asco el de la especulación por parte de “x” modelo con una miseria de km y controlado durante años en una atmósfera controlada (coches burbuja)… Esto me devuelve la sonrisa. Sí. Este tipo de restauraciones con tanto mimo por tener las especificaciones originales con técnicas modernas me hace pensar que autenticas obras de arte estarán siempre en la carretera. No en una “pecera” esperando su dueño a que suban como la espuma din haber recorrido un puto km con él. BRAVO POR BRABUS.