Porsche 911: 10 carteles de los años sesenta que nos hacen adorar, aún más, al 911

 |  @davidvillarreal  | 

Agárrate a la silla, o siéntate si estás leyéndonos de pie. El Porsche 911 está cada vez más cerca de llegar a la unidad número un millón. Ya se han fabricado más de 900.000 unidades del icono, con mayúsculas, del deportivo más emblemático de Porsche. Más de cincuenta años de producción ininterrumpida, de respeto por una filosofía y una forma de entender la deportividad y el lujo. Una historia increíble que podemos entender, incluso mejor, haciendo un ejercicio nostálgico de revisión de aquellos carteles que en los años sesenta nos mostraban al Porsche 911 con sus mejores galas.

Recordemos un detalle. El Porsche 911 comenzó a fabricarse en septiembre de 1964, y ha ido evolucionando, generación tras generación, hasta nuestros días. Hoy en día se producen más de 30.000 unidades cada año. Para llegar a una producción de 30.000 unidades el Porsche 911 tuvo que esperar seis años, hasta 1970.

El cartel que ilustra esta entrada creemos que es muy revelador para entender el legado del Porsche 911. En alemán reza un eslogan que traducido al castellano equivaldría a “fiabilidad en las carreras, seguridad en la calle“.

Pero vayámonos más atrás, a 1963. El Porsche 911 se acababa de presentar en el Salón de Frankfurt, pero aún no se conocía como tal. Porsche desarrolló su deportivo bajo el nombre en clave “901” y se llegaron a fabricar 82 unidades como Porsche 901, hasta que Peugeot presionó para disuadir a Porsche de utilizar un nombre comercial, con tres números, y un cero en medio, que ya habían registrado para sus productos. Porsche habría podido escoger la opción de comercializar su deportivo como 901, excepto en Francia, donde por cuestiones legales tendría que hacerlo con otro nombre. Pero finalmente se optó por el nombre por el cual conocemos a este deportivo ahora, el de Porsche 911.

Desde el principio, Porsche se mostró orgullosa por la filosofía del Porsche 911, la de emplear un motor posterior. Recordemos que poco después, el Lamborghini Miura, y una nueva generación de deportivos con motor central, demostrarían que la arquitectura de motor central era perfecta, probablemente la mejor para un buen deportivo. Aún así, Porsche ha seguido respetando la disposición posterior del motor, por cuestiones prácticas, e incluso históricas, asumiendo el reto tecnológico que supone crear un deportivo, que por todos es reconocido como una de las referencias en dinamismo y agilidad, con una solución técnica que a priori no es la más adecuada.

Para entender donde se sitúa el motor de un Porsche 911 qué mejor que esta ilustración de 1963.

El Porsche 911 había nacido con vocación internacional. Y desde 1964 ya se enorgullecía de prestar servicio en diferentes mercados, incluido el de Estados Unidos. Hoy en día Porsche vende más de 225.000 coches en todo el mundo, ¿pero sabías que su mercado más importante, con 58.009 unidades en 2015, es China?

La targa en italiano es literalmente la placa. Porsche escogió este nombre para el Porsche 911 Targa por dos razones, por la solución que habían diseñado para crear descapotables más seguros, y por sus éxitos en una carrera emblemática, la Targa Florio que transcurría por las carreteras sicilianas. Ver nuestra prueba de los Porsche GTS en la Targa Florio.

Pero, sin duda, el Porsche 911 Targa marcaría un antes y un después. En un tiempo en que la seguridad de los descapotables estaba en entredicho, Porsche había diseñado un estilo de descapotable que, con un techo desmontable, y un puente rígido, ofrecía la experiencia de conducir descapotado sin los peligros que se presumían en los descapotables de la época.

El eslogan del cartel superior reza “ahora hay un automóvil que combina la libertad de los descapotables con la seguridad de un coupé”.

Como decíamos al comienzo, Porsche siempre hizo gala de la dualidad, entre confort y lujo, y deportividad y competición, del Porsche 911.

En este cartel del Rallye de Monte-Carlo de 1965 ya nos podemos percatar de la presencia en carrera del Porsche 911, compartiendo pista con el flamante Porsche 904 de motor central.

En 1966 el Porsche 911 sería campeón del europeo de montaña.

En este cartel del Rallye de Monte-Carlo de 1967 ya vemos al Porsche 911 en el podio, que encadenaría tres victorias consecutivas en los años posteriores.

Fuente: Porsche
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Ganas de un nuevo Porsche 911 GT3? Lo podríamos conocer en el próximo Salón de París

Solicita tu oferta desde 109.091 €
  • X 2.0

    Muy bonitos, perfectos para decorar. A veces se hecha en falta la forma de hacer las cosas de antaño, estos carteles, con la forma en que fueron dibujados y diseñados, tienen algo muy especial.

  • andres justicia

    Porsche Mission E debe ser la tendencia, para no seguir contaminando nuestro planeta. Los esfuerzos deben estar en esa dirección .