CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tecnología

3 MIN

La solución para que ahorres combustible con tu tricilíndrico es... que suene más gordo

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 14 May 2016
averias-cambio-manual-2
averias-cambio-manual-2

Tal y como lo oyes. Hoy por hoy muchos coches ya disponen de motores de baja cilindrada, presas del downsizing y la turboalimentación. Incluso los compactos premium se apuntan a los tres cilindros. Ford cree que muchos propietarios no están aprovechando al máximo los beneficios de un motor de baja cilindrada, y siguen cambiando a oído, ignorando las recomendaciones de cambio de marcha. Su propuesta para que extraigan la máxima eficiencia que el motor les proporciona es... que el motor suene más "gordo".

Ford ha descubierto que muchos conductores siguen cambiando de oído, y no consiguen la eficiencia para la que sus motores están diseñados.

Los motores tricilíndricos no suenan como los tetracilíndricos. Su arquitectura interna está equilibrada de diferente manera, y si a esto le sumamos la turboalimentación, el resultado es un propulsor cuyo sonido a muchos conductores confunde. Son motores que apenas empiezan a sonar hasta pasadas las 2.500 rpm, aunque la recomendación de cambio de marcha "salte" 1.000 rpm antes. La solución que Ford propone, es transmitir por los altavoces del habitáculo un sonido más grave, más fuerte, para instarnos a cambiar antes.

Engañar a nuestro oído mediante un sonido más parecido al de los cuatro cilindros a los que estamos acostumbrados, en definitiva. Este sonido puede incrementar el número de cilindros que percibimos de forma artificial - intercalando sonidos entre cada explosión - incluso llegando a doblarlo o triplicarlo. ¿Quieres que tu Ford Fiesta 1.0 EcoBoost suene a V6? Dicho y hecho. El objetivo es aprovechar la fuerza del pequeño turbocompresor, que ya a partir de las 1.200 rpm empuja con fuerza en estos motores.

Para los conductores, esto permitirá ahorrar combustible, especialmente en ciclos urbanos. Para Ford, hará que los consumos percibidos sean más cercanos al consumo medio homologado - como sabemos, obtenido en condiciones de laboratorio. Es una tecnología que se aplicará únicamente a los coches de caja de cambios manual - está especialmente diseñada para el mercado europeo, no el americano - ya que en los automáticos no decidimos por nosotros mismos los puntos de cambio de marcha. ¿Tendrá futuro esta tecnología?

Fuente: Autoblog
En Diariomotor: