Renault Zoe Societé, el utilitario comercial eléctrico más chic y ágil del momento

 |  @sergioalvarez88  | 

Renault acaba de presentar su nuevo Zoe Societé. Se trata de una versión orientada a un uso profesional de su utilitario eléctrico Zoe – ver artículo: toma de contacto con el Renault Zoe. Basado en el nuevo Renault Zoe R240, su autonomía 100% eléctrica es de nada menos que 240 kilómetros. El Renault Zoe Societé se convierte de esta manera en un aliado ideal de pequeños comercios, flotillas de reparto en el último kilómetro y pequeños profesionales que vayan a desplazarse fundamentalmente en zonas urbanas y periferias urbanas.

Gracias a su batería de 22 kWh y un motor eléctrico de consumos optimizados, el Renault Zoe Societé tiene una autonomía de 240 km.

La principal diferencia con respecto a un Renault Zoe es que sus plazas traseras han sido suprimidas, buscando aumentar el espacio disponible para la carga. El volumen máximo de carga disponible en el gran maletero – separado del habitáculo con una red metálica – es de 817 litros. Es suficiente para varias cajas de dimensiones generosas. La boca de carga del Renault Zoe es relativamente rectangular, y aunque esté a cierta altura, la carga y descarga no debería ser demasiado problemática.

El Renault Zoe Societé conserva el motor eléctrico de 88 CV de los Zoe de pasajeros, que permite un 0 a 50 km/h de sólo 4 segundos y 0 a 80 km/h de 8,6 segundos. Aunque su autonomía en ciclo NEDC es de 240 kilómetros, a su velocidad máxima de 135 kilómetros la batería no durará mucho más de 120 kilómetros, ya que sólo dispone de una marcha adelante y el consumo energético se dispara cuando el motor eléctrico gira a un alto régimen. Renault cree que este Zoe Societé puede ser rentable para empresas por varios motivos.

Sus cristales y puertas traseras se han bloqueado, y sólo se puede acceder a la carga a través del portón trasero.

En primer lugar, se basa en un acabado Life de la gama Zoe, el más básico – sin florituras, con embellecedores en las llantas, etc – y su precio es el más contenido de su gama de eléctricos. Por supuesto que una Renault Kangoo Z.E. es mucho más capaz y espaciosa, pero sus precios arrancan en unos más elevados 24.800 euros y su autonomía eléctrica es de 170 kilómetros. Además, cuenta con un cargador “Camaleón” que se adapta a diferentes voltajes y potencias – incluso es compatible con tomas trifásicas – de hasta 22 kW.

Es un vehículo comercial homologado en la categoría N1, por lo que las ayudas del Plan MOVEA son aún mayores que a las de un eléctrico convencional. Es decir, que a su precio franco en fábrica de 19.975 euros (antes de ayudas) se pueden sumar descuentos de hasta 8.000 euros. A estas ayudas se sumarían las subvenciones autonómicas para comerciales de categoría N1 que algunas regiones ofrecen. El Zoe Societé es un producto interesante, que complementa la gama de eléctricos comerciales de Renault con una propuesta de pequeñas dimensiones.

Fuente: Renault
En Diariomotor:

Lee a continuación: Next Two: el siguiente reto de Renault, que el Zoe conduzca solo

El Renault ZOE es un vehículo eléctrico de estética diferenciada que en la última actualización declara una autonomía de hasta 400 km. Tiene cinco plazas, un maletero correcto y unas posibilidades de equipamiento normales

  • Fèlix Badosa

    A RENAULT hace años que le veo el mismo problema: sus interiores son muy ergonómicos y cómodos pero su diseño es horrible. Es como si al último momento se hubieran dejado cosas y hubieran dicho “esto por aquí, esto por allá y ale”. Esto lo pienso des del primer Scénic.

  • Issam

    Lo siento mucho por Reanult pero el coche en si ya era caro (compra + alquiler baterías), personalmente no le veo sentido a esta modificación, si el nuevo Kangoo Z.E les parece grande tendrían que trabajar sobre las base y dimensiones del antiguo Express (no digo que sea como un Seat inca) pero que se asemeje a sus competidores el Fiorino/Bipper/Nemo, ahí sí que sería una idea interesante, innovadora e amiga del medio ambiente.

  • Oliver

    Nunca he entendido el sentido de estos coches comerciales resultantes de suprimir los asientos traseros a un coche del segmento B. Si hay que llevar carga, una furgoneta de verdad (Berlingo, Caddy, …) es mucho más espaciosa y no conlleva tantas estrecheces; y si no hay que llevar carga (o muy poca), un vehículo normal con los asientos abatidos va de cine. Ya sé que por medio se meten impuestos más bajos para estos vehículos comerciales, y la posibilidad de desgravar su IVA (cosa que no se puede hacer con un turismo), pero aun así, los veo una especie de quiero y no puedo.

  • trepana

    Prohiben las bombillas normales para tener que comprar las de leds 20 veces mas caras, para bajar el consumo y que las compañias electricas no tengan que invertir en infraestructuras. Y ahora incentivan con 8000 Euros chupar corriente por un tubo con coches eléctricos?

  • Miguel

    Este es el ejemplo ideal de “como fabricar un coche eléctrico para que no lo compre nadie.”

El Renault ZOE es un vehículo eléctrico de estética diferenciada que en la última actualización declara una autonomía de hasta 400 km. Tiene cinco plazas, un maletero correcto y unas posibilidades de equipamiento normales