comscore
MENÚ
Diariomotor
Deportivos

4 MIN

#Garaje Diariomotor BMW M2: ¿Estamos ante el M preferido?

bmw-m2-prueba-clavero-2016-003

Hay deportivos, y deportivos, y con esa reflexión ya os podéis hacer una idea de qué es lo que ofrece el BMW M2. En BMW Motorsport imaginaron un digno sucesor para el BMW Serie 1 M coupé, y el resultado ha sido el BMW M2 que guardamos en el Garaje Diariomotor y que, hasta cierto punto, es capaz incluso de rivalizar con los BMW M3 y BMW M4 si lo que buscas es un deportivo más allá de las cifras, un coche de esos que obliga al conductor a implicarse en cada metro recorrido y que sin lugar a dudas recuerda a modelos tan icónicos como el BMW M3 E46.

El BMW M2 es uno de los deportivos más divertidos del momento, sobre todo al desconectar todas las ayudas

El BMW M2 ha sido creado partiendo de muchos de los elementos que hacen tan interesantes a los BMW M3 y M4 actuales. A grandes rasgos encontramos una variante del 6 en línea Twin-Power Turbo que desarrolla 370 CV y hasta 500 Nm, trenes delantero y traseros derivados de los M3 y M4 con ligeras modificaciones, caja de cambios manual, diferencial trasero controlado electrónicamente, frenos de alto rendimiento ya vistos en los M3 y M4 y una puesta a punto más enfocada en las sensaciones y no tanto a la perfección en la ejecución. Resumiendo todo, el BMW M2 es un coche que por filosofía te hace disfrutar más de la conducción, te implica más y además lo consigue sin ser tan bueno en cifras como lo son el M3 y M4.

El BMW M2 que estamos probando esta semana se trata de la versión con cambio manual de 6 relaciones desde 62.900 €, una opción que BMW sigue ofertando para aquellos que prefieren una conducción más old school. Frente al cambio DKG de 7 relaciones - casi 5.000 € más -, el cambio manual es más lento (0,2s más en el 0-100 Km/h) y consume más (0,6 l/100 km), aún así sus desarrollos y su selector lo hacen muy atractivo para disfrutar del 6 cilindros a voluntad. Además, este selector añade la función "punta tacón" simulada, lo que hace que el propulsor facilite las reducciones con un golpe de gas automático.

El salto del M2 al M4 son 30.000 €, y sí hay mejores cifras, pero no mayor diversión

Al volante, el BMW M2 no oculta su carácter, contando con 3 modos de conducción - a cuál más deportivo - y pudiendo circular con todas las ayudas electrónicas desactivadas. Sin entrar en un análisis en profundidad que ya haremos en la prueba completa, justo es en su funcionamiento más deportivo donde el BMW M2 más y mejor muestra su enfoque, diferenciándose notablemente de los BMW M3 y M4, y exigiendo al conductor ciertas habilidades al volante para mantener bajo control las pérdidas de tracción y el sobreviraje. Circular en modo Sport+ o sin ayudas es muy recomendable para sacar la quinta esencia del M2, pero desde luego no son modos aptos para todos los públicos

Sin lugar a dudas, el BMW M2 ofrece un elevado grado de diversión que os seguiremos transmitiendo tras enfrentarlo a otro centenar de curvas.

En Diariomotor: