El próximo coche de Volkswagen podría ser un buggy, un coche eléctrico diferente y de enfoque totalmente lúdico. Foto 2 de 5.