Actualizado 13:00

¡Más madera! 605 CV para los Audi RS6 Avant performance y RS7 Sportback performance

 |  @sergioalvarez88  | 

Adiós a la denominación plus en Audi, hola a la denominación performance (sí, en minúscula). Y para su puesta de largo, aparece en el apellido de los nuevos Audi RS6 Avant performance y Audi RS7 Sportback performance, que pasan a ser dos de los vehículos más potentes y prestacionales de la gama de Audi. Estas dos versiones tope de gama de los RS6 y RS7 estriban sus diferencias con respecto a los RS6 y RS7 de los que parten en su motor y tren de rodaje. 605 CV es la principal diferencia, 45 CV más que antes y prestaciones muy superiores.

Los Audi RS6 y RS7 comparten motor 4.0 TFSI de ocho cilindros, que en ambos casos parte de los 560 CV.

La mejora prestacional del motor se ha realizado vía electrónica, apenas se ha retocado la mecánica. Se ha aumentado el régimen de giro, así como la presión de soplado de los dos turbos de cada motor. Los 605 CV que ahora desarrollan van acompañados de un brutal par motor de 700 Nm, que con función de overboost puede llegar a 750 Nm durante unos segundos. La tracción total quattro es de serie, y retienen la caja de cambios tiptronic de ocho relaciones, una brillante y rapidísima ZF con convertidor de par.

Una caja de cambios que les permite un 0 a 100 km/h de sólo 3,7 segundos, 0,2 segundos más rápido que anteriormente. También se puede deslimitar su velocidad punta, en dos tramos: 280 km/h y 305 km/h. En cuanto a los consumos medios de combustible – gracias a la tecnología de desactivación parcial de una bancada de cilindros – no hay alteraciones, respectivamente homologan una media de 9,6 l/100 km y 9,5 l/100 km. Esto no implica que en una conducción habitual logremos bajar de los dos dígitos.

El Audi RS6 Avant performance arranca en 117.000 euros en Alemania, el RS7 Sportback performance, en 121.700 euros.

Dinámicamente hay pocas diferencias con las versiones no performance. Más allá de una suspensión neumática que rebaja su altura al suelo en 20 mm adicionales, poco más hay que decir: siguen siendo máquinas extraordinariamente rápidas y prestacionales. Opcionalmente, pueden equipar discos de freno carbonocerámicos, dirección adaptativa y una suspensión RS sport suspension plus con el sistema Dynamic Ride Control (DRC) Exteriormente, hay ciertas diferencias con respecto a los Audi RS6 Avant y RS7 Sportback.

Los performance estrenan un diseño único de llantas multirradio de 21 pulgadas, calzadas con neumáticos de hasta 285 mm de sección en el RS6 y 275 mm de sección en el RS7. En las tomas de aire delanteras se puede leer la palabra quattro, y el exterior cuenta con más detalles en acabado plateado que en los RS6 y RS7 de acceso. En el interior, hay más Alcantara que nunca, en un patrón tipo nido de abeja que imita a la calandra frontal que se extiende por los asientos, molduras laterales y consola central.

El ribeteado es igual al color exterior, que puede ser por primera vez el exclusivo Ascari Blue, limitado a los modelos más prestacionales de Audi.

En Diariomotor:

Lee a continuación: ¡Horror! RIP: el Audi RS6 DTM de 1.000 CV de Jon Olsson ha sido robado e incendiado