¡Sorpresa! El Citroën C4 Cactus es un best-seller en España

 |  @davidvillarreal  | 

Reconozcámoslo. Cuando vimos por primera vez el aspecto del Citroën C4 Cactus – presentado como prototipo, casi definitivo, C-Cactus – nos sorprendimos. Después llegaría la fase de negación, en la que no podíamos comprender por qué Citroën había tomado tantos riesgos con un producto a priori incomprensible. Más tarde lo probé y quedé convencido de que jamás me compraría un Citroën C4 Cactus, probablemente por las mismas razones que comprendí que muchos clientes sí estarían dispuestos a comprarlo. Y al final todo apunta a que el Citroën C4 Cactus va a ser uno de los modelos más populares y rentables de la marca en España. ¿Sabías que este coche esta a punto de convertirse en el modelo más vendido de Citroën en nuestro país? Como lo oyes.

El Citroën C4 Cactus es un coche que odiarás o amarás, pero en el que sus creadores han sabido reconocer muy bien que el cliente ya no tiene tan clara la barrera que separa a los segmentos tradicionales.

El Citroën C4 Cactus es un coche difícilmente clasificable. Se deriva de una plataforma del segmento B, tiene dimensiones más propias de un compacto, espacio digno de un monovolumen y un aspecto y unas proporciones que buscan darle un toque de crossover. Encontraríamos tantas razones para encasillarlo en alguna de estas categorías como para no hacerlo.

Pero el cliente, a la hora de comprar un coche, ya no tiene tan clara la barrera que separa a un compacto de un crossover, a un monovolumen de un todocamino, o a un utilitario de un compacto. Y en un mercado repleto de clones, el Citroën C4 Cactus te puede gustar, o no, pero no podrás negar que ha sabido arriesgar con una de las apuestas más originales que hayamos visto en mucho tiempo.

El Citroën C4 Cactus está a punto de convertirse en el modelo más vendido de Citroën en España, en el empate técnico con otro best-seller, el C4 Picasso.

Ahora bien, hablemos de cifras. Según ANIACAM, entre enero y febrero de 2015 Citroën ha matriculado 9.170 coches. Un repunte del 9,86% con respecto al año anterior (es inferior al del mercado, que acumula un crecimiento del 27,4%). De todos ellos, únicamente el Citroën C4 Cactus ya ha supuesto 1.946 matriculaciones. De seguir así muy pronto podría suponer una cuarta parte de las ventas de Citroën en España.

El Citroën C4 Cactus ya se vende mejor que el Citroën C3 (1.594 unidades) y que el Citroën C4 (1.523). Únicamente se ha visto superado en este arranque de 2015 por el Citroën C4 Picasso (2.103 unidades), que sigue siendo el emblema de Citroën con unas cifras nada desdeñables.

Me imagino que desde la factoría de Villaverde, encargada de su producción en exclusiva para todo el mundo, verán estas noticias con buenos ojos.

Fuente: ANIACAM
En Diariomotor: Citroën C4 Cactus, a prueba: el Citroën más original e innovador en mucho tiempo

Vídeo destacado del Citroën C4 Cactus

Lee a continuación: ¿Merece el Coche del Año en España el Citroën C4 Cactus?

El Citroën C4 Cactus está a medio camino entre un subcompacto algo elevado y un SUV algo bajo. Su única carrocería dispone de 5 puertas y 5 plazas, con una curiosa banqueta corrida en los asientos delanteros si se opta por la caja automática.

Ver todos los comentarios 8
  • Diego Triguero

    dios que mal le queda el amarillo a este coche

  • Pipo Vasco

    Si también está funcionando el C4 Cactus, ¿porque reducen un 17% la plantilla de la factoría?

  • IO

    En Brasil empezaron a fabricar la Peugeot 2008, espero que a la brevedad se fabrique el Cactus porque me encanta (a mi entender es el mismo auto pero cada uno con el sello de su marca). Eso sí, me gustaría que le pongan vidrios normales en las plazas traseras, como hizo VW al fabricar el Up en Brasil. También sería bueno que no le saquen equipamiento de seguridad como es característico en Brasil :(

  • nuevoenesto

    Yo creo que donde es arriesgado es en el frontal. Si hiciesen un frontal más convencional, sin duda nadie tendría nada negativo que decir sobre el. Le queda muy bien el rojo.

  • Siro

    Me parece un coche sin sentido, no tiene mejor pisada que un C3 o un C4, de espacio interior tiene sus ventajas como de espacio (pocas a mi modo de ver). No se puede usar como familiar porque tampoco su maletero es excesivo, es comodo para ciudad pero no es más pequeño para aparcar, en carretera un compacto se comporta mejor…. No tiene ventanas traseras, la banqueta trasera tiene poca modularidad…

  • Oliver

    Me parece totalmente lógico. Muchas personas no necesitan demostrar nada a los ojos de nadie (miro a muchos de los compradores de coches “premium” que en el fondo no tienen ni idea de lo que llevan entre manos) y este Cactus se adapta perfectamente a lo que buscan: practicidad, calidad razonable, estética original y diferente, y prestaciones velocísticas simplemente suficientes: sin especiales carencias, pero sin andar buscando espectaculares pasos por curva que una mayoría de conductores jamás buscamos.

    En mi caso, lo descarto porque a algunas cosas a las que ya me he acostumbrado no estoy dispuesto a renunciar en mi próximo coche, como un asiento trasero abatible por partes, luces en las plazas traseras o un miserable cuentarrevoluciones. Tampoco me gusta que no hayan aprovechado la bonita idea del asiento corrido para hacer debajo de él, en su zona central, un gran portaobjetos.

  • Bender

    Hablo como propietario de este coche y voy a intentar ser lo mas objetivo posible.

    Anteriormente tuve un Mazda3 modelo 2010 y actualmente tengo un RX-8 y el Cactus. Tras haber probado otros coches de gente cercana (amigos y familiares básicamente), resumiría la experiencia con el C4 Cactus de la siguiente manera:

    Aspectos POSITIVOS:

    – Espacio interior amplio, diferente, limpio y simple.
    – Los Airbumps: Cojonudos. Desde aquí felicitar a los que lo crearon. Para los toquecillos del día a día vienen genial, esos típicos que te hace la gente con la puerta del coche cuando la abre sin ningún cuidado… Para mi es un símbolo de identidad del coche. Me imagino que es el punto que algunos odiarán y otros como yo pensarán que son muy útiles y originales.
    – Calidad de sonido de serie decente (solo cuenta con altavoces en la parte delantera, pero suenan bastante bien. Por poner una nota, un 8/10).
    – Consumo: 45L dan para 1000 km (hablamos de un 1.6 diesel con caja automática ETG de 6 velocidades y 92 CV). El Mazda3 que tuve daba para hacer unos 750km de media (también era 1.6 diesel, un CRTD de 109 CV). Los casi 200 kilos menos que pesa el Cactus tenían que notarse en alguna parte.
    – Iluminación: Sí, las luces, a pesar de llevar bombillas halógenas, dan suficiente luz de noche. Esto es algo que no suele mirar la gente cuando compra un coche, pero mi ex- Mazda3, con su nivel de equipamiento, llevaba halógenas con el foco tipo “ojo de pez”, por lo que focaliza demasiado la luz en un punto, pero apenas tienes visión periférica.
    -Insonorización: Bastante buena, el motor se oye desde dentro del habitáculo, pero no es para nada exagerado.
    -Buena respuesta de motor: Suficiente para el 80% de la gente. No es un coche para correr, pero te permite salir bien de las rotondas y llevar velocidades de crucero tranquilamente.
    -Paso por curva: Noble, las suspensiones que tiene responden de maravilla y no balancea en exceso.

    Aspectos NEGATIVOS:
    – La cámara de parking trasera: Es una birria, de noche no se puede usar porque no se vé nada, pero nada nada. No se como han podido sacarlo al mercado con ese defecto la verdad…
    – Sin regulación lumbar en asientos delanteros: Habiéndolo tenido en otros coches, se echa de menos, sobre todo en viajes medios-largos.
    – Sin plafón de luz trasero: No se por qué razón han decidido prescindir de él, pero en alguna ocasión no me habría venido mal tenerlo.
    – Asientos traseros: El hecho de que los asientos traseros no se puedan abatir en 1/3 y 2/3 implica que el coche solo se podrá usar como biplaza en el momento en el que necesitemos abatir los asientos traseros (puede llegar a ser un problema).

    Después de todo, mi valoración del coche es de 9/10. No solo por lo que es, si no por que es lo que necesito en estos momentos. Está claro que cada uno le encontrará sus pegas, pero para lo que yo lo necesito, cumple de sobra.

    Un saludo a Diariomotor, felicidades por el 10° aniversario.

  • Juanjo Borre

    ya triunfó el xsara picasso, triunfan programas como gran hermano y mujeres y hombres y viceversa, las elecciones autonómicas andaluzas de nuevo ganadas por el psoe y ahora esto. Dios… me cambio de país ya!!!!

El Citroën C4 Cactus está a medio camino entre un subcompacto algo elevado y un SUV algo bajo. Su única carrocería dispone de 5 puertas y 5 plazas, con una curiosa banqueta corrida en los asientos delanteros si se opta por la caja automática.