¿Crossover o no? ¿Es un coche del segmento B con una gran habitabilidad o un compacto pequeño?

El Citroën C4 Cactus es un coche atípico y difícil de encasillar en una categoría determinada. Tiene aspecto de SUV, pasos de rueda amplios, detalles camperos en sus defensas y en los revestimientos de plástico negro de la carrocería, pero no es tan alto como algunos de sus rivales.

Su longitud es similar a la de un Nissan Juke o un Peugeot 2008, pero su habitáculo es más espacioso. También es más corto que un Citroën C4, pero más largo que un Citroën C3. Por lo tanto, es un vehículo difícil de encasillar en un segmento concreto. El Citroën C4 Cactus gozaría de la versatilidad del coche económico que, por estética, podría entrar en la decisión de compra de alguien que busque un crossover de dimensiones contenidas y, por practicidad, también podría entrar en la decisión de compra de alguien que busque un utilitario o un compacto económico.

El Citroën C4 Cactus tiene un diseño muy original

El Citroën C4 Cactus es un coche muy original, en lo que respecta a su estética, gracias a detalles como sus famosos Airbump, unas protecciones de plástico en las puertas y las defensas para evitar los roces más comunes con la puerta del coche que está aparcado a nuestro lado, o con un carrito de la compra en el supermercado. También es muy original al respecto de otras soluciones, peculiares, y atípicas, que se han empleado para lograr otros objetivos que iremos viendo a continuación.

Ver más información sobre los Airbump.

Tiene muchas opciones de personalización

Más allá de los Airbump, el Citroën C4 Cactus es un vehículo con bastante potencial a la hora de personalizarlo. Los Airbump están disponibles en diferentes tonos, que incluyen negro, gris y Duna, un tono plateado. Sin ser un todocamino al uso, el Citroën C4 Cactus también puede configurarse con barras de techo, tonos de carrocería muy vivos, y detalles en contraste en las cubiertas de los retrovisores. Está disponible, incluso, en una edición especial - el Citroën C4 Cactus Rip Curl - decorada con motivos de la famosa marca de ropa y complementos. Más información acerca del Citroën C4 Cactus Rip Curl.

Aunque es un coche económico, por su precio, y sencillo, en cuanto a las soluciones que se han empleado, el Citroën C4 Cactus no tiene apariencia de coche “barato” o de “bajo coste”, sino más bien de coche original y moderno.

Detalles del Citroën C4 Cactus

El Citroën C4 Cactus se ha encargado de introducir una nueva filosofía de marca en Citroën, apostando por soluciones sencillas e inteligentes, buscando el sentido más práctico a través de la innovación sin entrar en complicaciones. Destaca su habitabilidad y su diseño.

Soluciones del C4 Cactus

Algunas de las soluciones que se han empleado para ahorrar costes también han servido para ahorrar peso, ganar espacio a bordo y lograr un apariencia bastante moderna. Las plazas traseras son muy amplias, también el maletero. Puedes contemplarlo en un vistazo en este vídeo del Citroën C4 Cactus.

El Citroën C4 Cactus también tiene algunos defectos, como la ausencia de ventanillas convencionales en las plazas traseras.

Amplitud del Citroën C4 Cactus

Para conseguir unas plazas traseras tan cómodas y amplias, en un coche de dimensiones tan contenidas como este, Citroën ha recurrido a ideas poco comunes en un coche de cinco puertas. Las puertas posteriores del Citroën C4 Cactus, por ejemplo, carecen de ventanillas convencionales, y practicables. La única posibilidad que nos encontramos en sus ventanillas posteriores es la de abrir levemente una pequeña rendija, que permite levemente el paso del aire, mediante un sistema de pestañas parecido al que se emplea en algunos utilitarios y compactos de tres puertas. Al recurrir a esta solución, las puertas traseras son más finas de lo habitual, y eso redunda en ocupar menos espacio en el habitáculo y poder gozar de un mayor espacio, de una mayor anchura, en las plazas traseras.

Más información en nuestra prueba del Citroën C4 Cactus.

Diseño del C4 Cactus

El salpicadero ofrece un diseño muy innovador, en el que apenas existen botones, todos los sistemas se controlan desde una pantalla táctil al más puro estilo de un “tablet” y su cuadro de mandos es completamente digital.

Ya decíamos que el Citroën C4 Cactus recurre a soluciones que tienen sentido a la hora de ahorrar costes, y peso, e incluso de aportar sencillez a su diseño. Soluciones que lejos de ofrecer una apariencia de coche barato, le otorgan una apariencia de coche moderno, e incluso tecnológico. El cuadro de mandos digital, por ejemplo, aporta sencillez al conjunto, y es muy práctico y visual.

Motores del C4 Cactus

Dinámicamente no es tan ágil como un compacto, su dinámica es más parecida a la de un SUV. El motor más recomendable es el diésel, el BlueHDi 100, un diésel confortable y sobre todo ahorrador. Al ser un coche ligero, el Citroën C4 Cactus puede conseguir consumos muy bajos, tanto en carretera como en ciudad. Ver prueba del Citroën C4 Cactus BlueHDi 100.

Citroën C4 Cactus Rip Curl

Dado que el Citroën C4 Cactus no ha sido diseñado como un todocamino al uso, aunque su aspecto pueda asemejarse, y mucho, al de un todocamino, este modelo no está disponible en ningún caso con tracción a las cuatro ruedas. Citroën ha suplido la ausencia de este sistema recurriendo a una edición especial, el Citroën C4 Cactus Rip Curl, que definitivamente sí puede ofrecer mayor seguridad y agarre fuera del asfalto, y en terrenos complicados, como nieve, arena suelta, o barro, gracias a un sistema de modos de tracción denominado Grip Control, y a sus neumáticos mixtos.

El Citroën C4 Cactus Rip Curl, en definitiva, es una opción muy adecuada para aquellos que quieran desplazarse por terrenos complicados. No ofrecerá las posibilidades de la tracción a las cuatro ruedas, pero sí es capaz de traccionar en terrenos muy complicados gracias al agarre que ofrecen los neumáticos M+S que emplea de serie. Estos neumáticos no solo pueden emplearse en el asfalto, donde quizás no sean tan cómodos, por vibraciones, y ruidos, como unos neumáticos de verano convencionales, sino también en terrenos muy complicados, por haber sido diseñados para ofrecer un gran agarre en tierra, barro y nieve. El sistema de modos Grip Control, que goza de 5 modos (Estándar, Arena, Todocamino, Nieve y Off, con desactivación del ESP), ayuda aún más a que el control de estabilidad ajuste su rendimiento a terrenos en los que la adherencia es complicada.

Más información del Citroën C4 Cactus Rip Curl.

La versión Rip Curl aún aporta algo más a este producto, la distinción, y el toque moderno, juvenil, y surfero, de los motivos tradicionales de la marca Rip Curl. Recordemos que Rip Curl es uno de los principales fabricantes de ropa y complementos de Australia, así como equipamiento para el surf. De hecho es una marca muy conocida entre los practicantes de este deporte.

Además de los motivos exteriores de Rip Curl, los neumáticos M+S, y el sistema Grip Control, el Citroën C4 Cactus Rip Curl también goza de un equipamiento muy completo y detalles coloridos en el interior, como los marcos de los altavoces y los cinturones de seguridad en naranja brillante. De serie ya incluye sensor de aparcamiento trasero, cámara, climatizador automático, conexión automática de faros y limpiaparabrisas, navegador, equipo de sonido con 6 altavoces, control de crucero y tintado de lunas, así como un techo panorámico acristalado.

Ver equipamiento y precios del Citroën C4 Rip Curl.

Citroën C4 Cactus