El complot de Ferdinand Piëch era más parecido a Juego de Tronos de lo que pensábamos

 |  @davidvillarreal  | 

Cuando definíamos el caso Ferdinand Piëch como un Juego de Tronos en Volkswagen, que había terminado con la resignación del patriarca de una de las familias más poderosas de la industria del automóvil, no podíamos imaginarnos que el caso guardaría tantos parecidos con la ficción de esa famosa serie de televisión. Según publicaba Reuters (noticia en Autonews) estos días, como buen Lannister, perdón, como buen Piëch, Ferdinand habría buscado apoyos en su familia para urdir un plan secreto que buscaba desbancar a Martin Winterkorn y situar como CEO de Volkswagen a Matthias Müller – en estos momentos CEO de Porsche AG. El resultado final ya lo sabéis, el complot se habría vuelto en contra del propio Ferdinand Piëch que acabó dimitiendo este sábado.

Según Reuters, Ferdinand Piëch habría movido fichas para que Winterkorn fuera relevado como CEO y no fuera su sustituto cuando venciese su mandato, en 2017.

La preocupación entre la ejecutiva de Volkswagen habría comenzado con el reconocido distanciamiento entre Piëch y Winterkorn, que hizo público hace unas semanas Der Spiegel. La preocupación habría aumentado aún más en el momento en que la cúpula de Volkswagen se habría enterado del plan que supuestamente habría estado urdiendo Piëch, de manera que estos, junto con el estado de Baja Sajonia, que es uno de los accionistas más importantes de la marca, habrían demandado una solución rápida e indolora.

Y esa solución no era otra que solicitar a Ferdinand Piëch que presentase su resignación o forzar su marcha. Razón por la cual, el comité que presidía hasta hace unos días se habría anticipado publicando incluso un comunicado de apoyo a Martin Winterkorn (ver comunicado).

De izquierda a derecha: Martin Winterkorn, Ursula Piech y Ferdinand Piech

Algunos analistas piensan que Volkswagen podría abogar a partir de ahora por una toma de decisiones menos centralizada, en aspectos tan importantes para su crecimiento como la estrategia de producto en Estados Unidos, Sudamérica y Asia.

La agitación en los despachos, que alguno podría pensar revela debilidades en el seno del Grupo Volkswagen, problemas en el paraíso, ya ha sido vista por algunos analistas como toda una oportunidad para que el Grupo Volkswagen abogue por una toma de decisiones más descentralizada (Autonews). En Estados Unidos creen que la marcha de Ferdinand Piëch puede acabar con la filosofía por la que siempre había abogado el vienés, por una toma de decisiones centralizada en un pequeño núcleo duro dirigido por un único individuo. Creen que a partir de ahora Volkswagen podría agilizar la toma de decisiones, que redundaría en productos muy enfocados a los mercados en los que la marca Volkswagen (y el resto de marcas del grupo) gozarían de mayor potencial de crecimiento, como Estados Unidos, Asia y Sudamérica.

Recordemos que esos movimientos pueden ser imprescindibles para que el Grupo Volkswagen logre su objetivo de desbancar a Toyota como el primer fabricante mundial.

En cualquier caso, otros analistas apuntan al hecho de que la marcha de Ferdinand Piëch, o incluso que su sitio lo ocupe Martin Winterkorn, no va a suponer grandes cambios en la forma de actuar de Volkswagen, cambios que quizás tendrían que esperar al nombramiento de un nuevo CEO.

En Diariomotor: Juego de tronos, Ferdinand Piëch abandona Volkswagen

Lee a continuación: Juego de tronos: Ferdinand Piëch abandona Volkswagen

  • nuevoenesto

    Yo me apunto de segundo de Winterkorn. Con 1,5 millones al año me basta.