Recorrer varios kilómetros de autopista sin conductor no es buena idea, colgar tu hazaña en internet aún menos

 |  @davidvillarreal  | 

En los últimos días nos hemos dado cuenta de algo. Tecnologías de seguridad tan importantes como el control de crucero adaptativo o el mantenimiento activo de carril, no solo nos ofrecen una conducción más relajada y segura en carretera, sino que también consiguen que – misteriosamente – algunos conductores comiencen a hacer estupideces, y lo que es aún más incomprensible, las graben en vídeo, en un alarde de exhibicionismo, para enseñar su hazaña al mundo.

Es el caso del primer vídeo que os traemos hoy en el que un conductor nos muestra como su Infiniti Q50 Hybrid es capaz de conducir durante unos kilómetros sin que el conductor toque los mandos, hasta el punto de que este no tiene ningún reparo en desabrocharse el cinturón y cambiarse al asiento del acompañante en plena marcha.

No es el único caso que hemos visto en estos días. La semana pasada surgía un vídeo en el que podíamos ver a un conductor recorriendo un par de kilómetros sin tocar el volante de su Mercedes Clase S. Hay que decir que este coche, del que ya os hablamos en nuestra prueba del Clase S hace unos meses, es un auténtico prodigio de la tecnología, con funciones que sin lugar a dudas lo convierten en un auténtico coche semi-autónomo, o al menos en el más avanzado en este aspecto que un servidor haya probado.

En este caso, el protagonista no fue tan arriesgado, puesto que permaneció durante todo el tiempo sentado en el puesto del conductor. El truco que utilizó para conseguirlo fue adherir una lata de refresco al volante, un pequeño hack casero para engañar al sensor que desactiva el dispositivo cuando detecta que hemos retirado las manos del volante.

Y por si no habíais tenido suficiente ración de temeridades, os traemos la del último candidato a los Premios Darwin 2014 (ver wikipedia) y el mejor ejemplo de por qué no debes hacer estas tonterías con tu coche, y aún menos grabarlas y publicarlas en vídeo en internet. Aunque el hecho de que aún no sepa que grabar vídeos en vertical es lo suficientemente feo como para que le encierren de por vida, lo que de verdad ha traído problemas a este joven francés residente en España ha sido cometer “un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria” y poner todas las pruebas a disposición de las autoridades en la mayor red de vídeos de internet.

Su vídeo se convirtió en viral, las autoridades tomaron cartas en el asunto, consiguieron localizar a su protagonista y hoy tiene que responder ante la justicia que lo condenó a seis meses de cárcel y un año de retirada del carné de conducir. Se librará de prisión, si no delinque en 2 años, por no tener antecedentes penales.

En Diariomotor: Circular a 240 km/h e inmortalizarlo en YouTube, estupidez por partida doble

Lee a continuación: El Toyota FT-1 se transformará en un sport prototipo virtual

  • AntiSpy

    Y después somos los latinos los “estúpidos , tarados y subnormales” .
    No hay moral. ¬¬

  • Sergio Rincón

    Por estupideces como ésta -y gente estúpida que en todos lados hay- es que quienes aprueban las leyes para regular los autos autónomos se lo pensarán dos y tres veces.