El SRT Viper más loco es un Tomahawk: es monoplaza, híbrido y solo para Gran Turismo 6. Foto 1 de 8.