Vídeo: Aparcó en una plaza reservada para discapacitados… y se encontró con esta “agradable” sorpresa

 |  @davidvillarreal  | 

¿Por qué la gente es tan desconsiderada con normas tan básicas para la convivencia y la circulación? Me imagino que aquellos que aprovechen para aparcar su coche en una plaza reservada para discapacitados, jamás habrán estado en su situación, y ni tan siquiera habrán recapacitado acerca de los problemas que puede tener cualquier conductor con movilidad reducida, demostrando una capacidad de empatía nula. ¿Qué se puede hacer con un conductor que aparca su coche en un lugar reservado para discapacitados? ¿Multarle? ¿Retirar su coche con una grúa? En el siguiente vídeo veremos una idea mucho más efectiva, incómoda para el conductor irrespetuoso y cargada de sorna, y escarnio, para reprobar su actitud.

En Brasil a alguien se le ocurrió que cubrir de post-it un coche aparcado en una plaza reservada para discapacitados daría toda una lección a su conductor.

Al parecer estas imágenes fueron tomadas por los viandantes esta misma semana, en la localidad brasileña de Maringá. Al percatarse de que un coche había aparcado en una plaza reservada para discapacitados, algunos tuvieron la feliz idea de dar toda una lección a su conductor. Y esa lección no fue otra que recubrir su coche con post-it, con centenares, probablemente miles, de post-it, sin dejar ni un solo milímetro del coche sin cubrir. Post-it en un tono llamativo, azul, y el pictograma de una silla de ruedas por el cual todos identificamos una plaza reservada para discapacitados.

Estas plazas reservadas están ahí por una razón, la de facilitar el aparcamiento y el acceso a edificios de personas con alguna discapacidad, que no necesariamente ha de ser ir en silla de ruedas. Son los ayuntamientos de cada localidad los que expiden esos permisos, en base a informes médicos que acrediten una discapacidad mínima de su conductor. Y es el conductor el que ha de asegurarse de que el permiso que acredita su discapacidad está siempre presente en el coche.

Aunque los vídeos tengan una calidad un tanto pobre, y se aprecie que estos han sido improvisados en el momento, la afluencia de gente, y trabajo y el cuidado con que han cubierto este coche de post-it, me llevaría a pensar mal. Me cuesta creer que esta acción haya sido improvisada por unos viandantes que quisieron dar una lección a un conductor. La sospecha de que pueda ser una campaña viral dirigida por alguna empresa, o algún organismo, es lógica.

Y en efecto, así era. La acción fue dirigida por el canal BOOM de Youtube, un canal de humor brasileiro. En el siguiente vídeo podemos ver cómo la llevaron a cabo:

Vía: Menéame
En Diariomotor: Así funciona el nuevo super-radar muticarril: 5 preguntas y respuestas sobre “el ojo de Sauron”

Lee a continuación: ¡Sube los altavoces! Así ruge y quema rueda el Aston Martin Vulcan: 800 CV solo para circuito