comscore
MENÚ
Diariomotor
Volkswagen

3 MIN

Volkswagen Polo: ¿dirá adiós el Polo de tres puertas?

volkswagen-polo-tres-puertas-01-1440px

¿Es el utilitario de tres puertas una nueva especie en peligro de extinción? Parece que sí. Cada vez son más los fabricantes que abogan por la simplificación de su gama, lo cual se traduce en un cuantioso ahorro de costes. Según el diario alemán Spiegel, Volkswagen estaría valorando la posibilidad de reducir la gama Volkswagen Polo, de eliminar su variante de tres puertas coincidiendo con el próximo relevo generacional que llegaría a los concesionarios en 2017. Una decisión que tiene mucho sentido a tenor de la demanda del mercado y el ahorro que podría suponer para la marca alemana, mejorando además la rentabilidad del Volkswagen Polo.

Al eliminar la carrocería de tres puertas, Volkswagen podría ahorrarse cada año 200 millones de euros en la construcción del Volkswagen Polo.

Según Reuters (noticia en Automotive News), la reducción de la gama Volkswagen Polo y su simplificación a una única carrocería de cinco puertas, alrededor de la cual se erijan el resto de sus variantes, entre ellas el GTI, supondría un ahorro de 200 millones de euros. En los últimos años Volkswagen ha trabajado con empeño en el desarrollo de plataformas compartidas, en el máximo aprovechamiento de elementos comunes entre diferentes modelos y en la idea de simplificar, de alguna forma, su producción, para conseguir que el margen de beneficio por unidad producida siga creciendo.

Volkswagen se ha propuesto reducir los costes anuales de producción en 5.500 millones de euros, no solo eliminando carrocerías y modelos menos rentables, sino sobre todo aprovechando la versatilidad de su plataforma modular MQB.

Desde su lanzamiento, el Volkswagen Polo ha sido uno de los modelos más vendidos de Europa, también en España, donde en 2014 solo sería superado - en su categoría - por el Ibiza de SEAT.

Las mismas fuentes que habrían confirmado la posibilidad de que Volkswagen elimine la carrocería de tres puertas del Volkswagen Polo, habrían adelantado que la decisión aún no es firme, y que hasta 2017 aún hay tiempo para decidir si tiene sentido, o no, mantener esta carrocería. El objetivo de Volkswagen pasaba por reducir los costes en 5.500 millones de euros, cada año, de aquí a 2017. Y según confirmaba hace unas semanas Bern Osterloh, uno de los responsables del Grupo Volkswagen, esa reducción de costes está progresando adecuadamente, sobre todo por la ventaja competitiva que ha aportado el desarrollo de la plataforma MQB. Hasta el punto en que muy probablemente en 2017 habrán superado con creces su objetivo.

En Diariomotor: Prueba del Volkswagen Polo GTI 2015

3
FOTOS
VER TODASVER TODAS