CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

7 MIN

Si quieres acortar la vida de tu motor turbo, sigue estos seis consejos

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 22 Jul 2021
fuego-1440px
fuego-1440px

Contenido

Entendemos que si estás leyendo Diariomotor, tienes un mínimo respeto por tu coche y su mecánica, y sabes cómo cuidarlo adecuadamente. Ya te hemos contado cómo cuidar un motor turbo, las averías que puedes provocar por pasar demasiado rápido los resaltos, o los comportamientos en los que no debes caer para alargar la vida de los neumáticos. Pero si lo que realmente quieres es vaciar tu cartera y que tu motor turbo dure lo mismo que dos telediarios, sólo tienes que seguir a pies juntillas estas instrucciones. Spoiler: es mejor que no lo hagas.

1) Ponte en marcha nada más arrancar el motor, incluso en frío

Hace mucho frío y tu coche ha dormido en la calle, pero no te preocupes, su motor entiende que vas con prisas. Nada más arrancarlo dale un par de acelerones para que coja temperatura y comienza a rodar. Total, "los motores modernos ya no necesitan calentarse para funcionar bien". No te preocupes, la falta de lubricación en el interior del motor - construido con tolerancias micrométricas - no causará problemas a la larga en tu coche. "Eso les pasa a los que compran coches coreanos o italianos", como dice tu cuñado durante la sobremesa.

2) Estira los plazos de mantenimiento recomendados

¿Cambiar el aceite cada 15.000 kilómetros? ¿Estamos locos? Confirmamos la teoría de tu compañero de trabajo, que dice que los aceites modernos se pueden estirar sin problema hasta el doble de los kilómetros recomendados por el fabricante. Da igual que ruedes mucho en ciudad o le pises bien, en absoluto van a perder sus propiedades lubricantes. Además, con llevarlo al taller de mecánica rápida de turno ya vale. ¿Para qué vas a pagar lubricantes caros, si los motores modernos - diésel con potencias específicas superiores a los 100 CV por litro - lo aguantan todo?

El aceite de la marca más barata del Carrefour es tan bueno como el que indica el manual de tu coche.

3) No esperes a que el aceite esté caliente para "apretarle"

La aguja de la temperatura ya ha llegado al punto óptimo de temperatura. Ya has estado conduciendo relativamente alegre, pero aún resuena en tu cabeza algo que tu sobrino - ese friki de los coches, que ni siquiera tiene la edad necesaria para sacarse el carnet - te dijo sobre la temperatura del aceite. ¿Acaso tengo que esperar 10 o 15 minutos más para poder darle cera al coche? Claro que tu tiempo es mucho más valioso, y esos lentos que tienes delante se merecen un adelantamiento tan apurado como tu afeitado.

4) Usa en toda circunstancia la marcha más larga

Estas en mitad de una gran pendiente y tu coche circula ya un tanto apurado, pero háznos caso, sube una marcha, que vas a gastar menos combustible. No pasa nada si tu motor empieza a dar sacudidas y vibrar como si fuese un Barreiros de los años 70, ¡estás ahorrando dinero! Por supuesto, trata siempre de circular en la marcha más larga posible, aunque estés circulando en ciudad a 40 kilómetros por hora. Además, así cuidarás los sistemas anticontaminación de tu diésel, que seguro que se rompen si revolucionas un poco el motor.

Recuerda lo que aquél parroquiano del bar te dijo una vez: "no se pueden revolucionar mucho los motores turbo modernos".

5) Nada más llegar a tu destino, apaga rápidamente el motor

Ya que emprendes la marcha nada más encender el motor, ¿por qué no vas a hacer lo contrario? Has estado conduciendo dos horas por autopista a unos saludables 150 km/h y tienes unas ganas locas de tomarte una caña bien fría en ese área de servicio. Tu coche no necesita reposar, es una máquina y debe obedecer sin rechistar todas tus necesidades. Eso de que el aceite se quema, dañando el turbo y otras partes del motor es otra de las cosas que dice tu sobrino. No le hagas caso, que el chaval está aún en el instituto y no tiene ni idea de la vida.

6) Haz trayectos muy cortos, así el motor no se gasta

Te toca ir a hacer la compra de la semana al Mercadona, y claro, no vas a ir andando: aunque está a un kilómetro de distancia, tienen párking gratis. Ya bajarás la barriga cervecera en ese gimnasio al que te apuntaste hace unos meses, hace mucho calor para caminar por la calle. Eso de que los filtros de partículas y no sé que de la urea o el AdBlue se atasca se cura con un par de acelerones. Además, evitarás que el motor alcance su temperatura óptima, por lo que el aceite durará más tiempo. Tu colega Paco, del almacén, confirmará esta teoría mientras apura su carajillo.

Trayectos cortos y rápido, que llegas tarde a ver el partido de la liga, y los árbitros no esperan.

Obviamente, lo que hemos recomendado en tono jocoso es exactamente lo contrario a lo que deberías hacer. Estos malévolos consejos acortarán la vida de tu motor de forma espectacular, y conozco personalmente casos en los que un diésel moderno no ha llegado ni a los 80.000 km a causa de dueños extremadamente descuidados. Si quieres saber cómo cuidar adecuadamente tu motor turboalimentado, te recomendamos que te pases por este artículo, donde sí te damos consejos fiables para garantizar una vida larga y plena a tu mecánica.

0