comscore
MENÚ
Diariomotor

5 MIN

La EGR de mi coche tiene una avería, ¿cuánto puede costar arreglarla?

Egr Diesel Averias Tdi Volkswagen Taller

La válvula EGR es un dispositivo anticontaminación que se encuentra hoy día en todos los coches, y en los diésel desde hace prácticamente 20 años, siendo esta, junto con el filtro antipartículas o FAP, dos de los dispositivos más propensos a sufrir averías en los diésel, y también los que mayores quebraderos de cabeza generan para sus propietarios dado el coste de su reparación. Así pues, una avería en la EGR se puede llegar a solucionar desde incluso unos 50 € (o incluso nada si eres un poco manitas), hasta que acabe acercándose peligrosamente en los 1.000 €. A continuación te contamos cuánto cuesta sustituir una válvula EGR, así como si es recomendable montar una de segunda mano o de desguace.

Cómo funciona una EGR y por qué se avería

Aunque ya hemos contado en Diariomotor con más profundidad qué es una válvula EGR y cómo evitar averías en ella, no está de más un breve repaso a ambos conceptos para así poder entender mejor el por qué se los siguientes puntos.

La válvula EGR es un dispositivo anticontaminación que puede encontrarse tanto en motores diésel como gasolina, y que reintroduce parte de los gases de escape a la admisión en ciertas condiciones de trabajo, de forma que reduce las emisiones NOx. Esto sucede porque esos gases de escape son muy pobres en oxígeno (se ha “gastado” previamente en el proceso de combustión), por lo que al entrar de nuevo se reduce la cantidad de oxígeno en admisión, de manera que no quedan “sobras” de él para formar NOx (óxidos de nitrógeno).

La avería típica de la válvula EGR tiene lugar en motores diésel cuando se conducen recurrentemente a bajas vueltas y en trayectos cortos, situaciones en las que la combustión no es completa y aparece el llamado hollín o carbonilla que es arrastrado por los gases de escape y acaba depositado en la EGR hasta obstruirla, además de en otros elementos como el colector de admisión.

Cuánto cuesta reparar o sustituir la válvula EGR

En el mejor de los casos, una avería en la EGR se puede solucionar con una simple limpieza, bien sea de forma manual con la ayuda de un trapo o un cepillo y un producto quitagrasas, además de mucha paciencia, o con una máquina de ultrasonidos. Esta solución dependerá del coste de la mano de obra del taller y de cuán difícil sea acceder a la válvula EGR y desmontarla, por lo que podíamos estar hablando de entre 100 € y 300 €, o incluso nada si eres un poco manitas y realizas esa limpieza tú mismo.

Sin embargo, no siempre se tiene esa suerte, y en otros muchos casos el grado de obstrucción es tal que es necesario sustituirla por una nueva, ya que puede estar dañada, con elementos afectados como la membrana de vacío que hace que la válvula EGR se abra o se cierre, o que la cabeza de esa válvula este erosionada como consecuencia de las partículas de hollín y no cierre herméticamente. Así pues, al coste de la mano de obra de cambiarla se le ha de sumar el de la válvula EGR, el cual depende de cómo de avanzada sea (si es de accionamiento neumático o eléctrico, si está refrigerada…) y si la adquieres tú mismo en una tienda de recambios online, a un pequeño distribuidor, a través del propio taller o en servicio oficial de la marca.

Por tanto, nos podemos encontrar las EGRs más simples de accionamiento neumático, como la de un Volkswagen Golf IV 1.9 TDI 130 CV que ronda los 150 €, hasta otras más complejas como la de un Mercedes Clase E W211 400 CDI V8 con control electrónico y cuyo precio supera los 700 €. En líneas generales, piensa que te costará unos 300 € aproximadamente más el tiempo de cambiarla.

EGR de segunda mano o desguace: ¿es aconsejable?

Para ahorrar unos euros es posible comprar una EGR de segunda mano o de desguace, las cuales en principio deberían funcionar correctamente y costar menos de la mitad que un recambio nuevo (por ejemplo, la del Golf anterior la puedes localizar por unos 40 o 50 € al ser muy común). Sin embargo, su duración será menor y no sabemos a ciencia cierta qué vida anterior ha llevado. Por lo tanto, salvo que el ahorro que consigas sea muy, muy considerable, en principio te recomiendo que descartes esta opción.

Por otro lado, existe una solución intermedia entre un recambio completamente nuevo y otro ya usado, que son las llamadas válvulas EGR reconstruidas, las cuales, entregando la tuya averiada, son sobre un 20 o 30 % más económicas, y que en principio deberían funcionar correctamente ofreciendo la misma vida que una nueva si la reconstrucción se ha llevado a cabo adecuadamente. En ese proceso se aprovecha el cuerpo de la válvula, el cual es limpiado a conciencia, sustituyendo elementos como la membrana o el asiento. Así pues, teniendo en cuenta que son más baratas que una nueva y que ofrecen una garantía mayor, sí que son una opción a tener en cuenta.

Más guías sobre averías en diésel:

- ¿Qué es la válvula EGR de mi coche? ¿Cómo funciona? - Filtro de partículas diésel en 4 claves: entendiendo al enemigo número 1 - Cómo evitar las 4 averías más habituales en un coche diésel - Cómo evitar averías en la EGR de tu diésel - La carbonilla está poniendo en peligro el motor de tu coche diésel: cómo evitar averías y reducirla