comscore
MENÚ
Diariomotor

5 MIN

Repostar AdBlue de marca blanca en tu diésel: verdades y mitos

Adblue Averias Deposito Diesel

El AdBlue se ha convertido en un compañero habitual de los coches con motores diésel modernos. Hablamos de una tecnología obligada para cumplir con los límites de emisiones de NOx, pero que también supone un desembolso extra para nuestros bolsillos. Repostar AdBlue nos cuesta el dinero, y por ello cada vez hay más disponibilidad de AdBlue de marca blanca, unas soluciones que pueden ahorrarnos bastante dinero, pero que tenemos que elegir con criterio para que lo barato no termine saliéndonos caro por culpa de una avería.

AdBlue es una marca comercial, pero esta solución podemos encontrarla a través de muchos más nombres y formas

¿Qué es el AdBlue y por qué lo usa mi coche diésel?

El AdBlue es una solución con hasta un 32,5% de urea que ha sido formulada para neutralizar los óxidos de Nitrógeno (NOx) que generan los motores diésel durante su funcionamiento. Esta solucón de urea está contenida en un depósito independiente en nuestro vehículo y es inyectada en un catalizador instalado en el escape, provocando una reacción química que convierte los NOx en Nitrógeno y Agua. El funcionamiento y dosis inyectada de urea depende del trabajo del propulsor, empleando más de esta solución cuanto mayores sean las emisiones del vehículo. Por ejemplo, la conducción urbana provoca un mayor consumo, mientras que los recorridos a régimen sostenido por autovía requieren menos.

La vida de un depósito completo de AdBlue está en torno los 15.000 kilómetros, si bien este alcance puede variar mucho en función del uso del vehículo y el volumen del depósito (15-20 litros). Para su repostaje cada marca emplea un diseño propio, aunque los más comunes son aquellos en los que se añade una toma independiente junto a la boca de llenado del combustible, o en el maletero, accediendo directamente al depósito de urea que está ubicado bajo el doble fondo o la rueda de repuesto.

¿Dónde podemos comprar AdBlue y otras fórmulas de urea?

Con la expansión del AdBlue como elemento obligado para que nuestro motor diésel contamine menos, cada vez son más los coches que requieren de esta solución para poder circular. No hay que olvidar que se trata de un sistema obligado para que nuestro motor diésel trabaje correctamente, estando prohibida su manipulación, siendo inspeccionado en las revisiones de la ITV y pudiendo impedir el funcionamiento del motor si el sistema está averiado o no cuenta con líquido suficiente en en el depósito.

Por este motivo han proliferado los puntos de venta de AdBlue a lo largo de toda la geografía española, siendo posible encontrarlo en gasolineras tanto en forma de surtidor específico como en garrafas para autoabastecerse, como en supermercados y grandes espacios comerciales o a través de diferentes tiendas y portales de internet. El precio del AdBlue se mueve entre 0,6 y 1 €/l de media, sin embargo es posible encontrarlo a mejores precios a poco que busquemos ofertas, lo que nos lleva al objeto de este artículo que es descubrir si un AdBlue demasiado barato o de marca blanca es recomendable para usar en nuestro coche diésel.

¿Merece la pena comprar AdBlue de marca blanca y barato?

AdBlue es una denominación comercial registrada con la que se hace mención a la solución que emplean los motores diésel, sin embargo esta misma solución la podemos encontrar bajo muy diferentes nombres... y precios obviamente. ¿Cuál es la clave para ahorrar sin equivocarnos? Para pagar menos dinero por un AdBlue para nuestro diésel solo tenemos que fijarnos en el cumplimiento de la norma ISO 22241. Esta normativa de calidad estandirazada en Europa garantiza la calidad de la urea que estemos repostando en su composición, fabricación, transporte, almacenamiento y comercialización. Por lo tanto, adquiriendo una urea que esté certificada bajo este sello, estaremos adquiriendo un producto que cumple con todas las exigencias para que nuestro motor diésel funcione correctamente.

Sin embargo, es bien sabido que aún podemos ahorrar más dinero a la hora de comprar AdBlue para nuestro coche, especialmente si acudimos a internet. Nuestra recomendación es no hacerlo a no ser que tengamos todas las garantías de que la urea que estamos comprando cumple con lo mínimo exigible, y aún así deberíamos sospechar porque también existen falsificaciones de urea donde no se respetan los criterios de calidad que exige nuestro motor diésel.

Averías y problemas por usar un AdBlue de baja calidad

Si usamos una solución de urea adulterada o no conforme con los mínimos criterios de calidad, tarde o temprano sufriremos una avería en el sistema SCR de nuestro motor diésel. Esta avería puede ser fatal y muy costosa, teniendo como pomponentes más delicados el inyector y el propio catalizador donde se produce la reacción química. La reparación de un sistema SCR con AdBlue puede superar fácilmente los 1.500 euros, por lo que el supuesto ahorro en urea quedaría en nada tras hacer frente a un desembolso de semejante magnitud. Además debemos tener en cuenta que los motores diésel modernos están programados para dejar de funcionar si el sistema SCR no trabaja de forma correcta, permitiendo un kilometraje mínimo para poder acudir al taller, pero impidiendo su puesta en marcha una vez agotamos ese kilometraje.

Nuestras guías sobre AdBlue y diésel

* AdBlue: lo que todo conductor de diésel debería conocer * ¿Cuánto cuesta el AdBlue? * ¿Cuánto dura el depósito de AdBlue? * 7 preguntas y respuestas sobre el AdBlue de mi diésel * Cómo rellenar el depósito de AdBlue * El AdBlue y los problemas que puede generar * Por qué comprar, o no, un diésel con AdBlue