Acabo de recibir un coche entrado en años y kilómetros, ¿qué hago para que me dure mucho tiempo?

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Comprar un coche nuevo es una experiencia que no todo el mundo puede permitirse. Especialmente si estamos hablando de personas jóvenes o con recursos económicos limitados. Al comienzo de nuestra vida adulta es común que "heredemos" el coche del abuelo, el viejo coche de nuestros padres, o de un familiar. O que compremos un coche de segunda mano con demasiados años y demasiados kilómetros. Aún así, estos coches son un verdadero regalo, un medio de transporte honesto y sincero que aún puede ofrecernos años de buen servicio y fiabilidad. Especialmente si lo cuidamos y mimamos. Esto es lo que debes hacer para que ese coche te dure mucho tiempo.

Reparaciones: invierte tu dinero, pero con cabeza

Es común que los coches "heredados" o coches muy entrados en años vengan con ciertas averías bajo el brazo. Asumiendo que nuestros recursos económicos son limitados, debemos establecer un claro orden de prioridades. Las averías a las que primero debemos atender son aquellas que comprometen nuestra seguridad, aquellas que pueden hacer que nos quedemos tirados, y aquellas que de no ser atendidas, acortarán significativamente la vida del coche o lo mandarán al desguace. Por ejemplo, si nuestro coche tiene el turbo a punto de romperse, debería ser una avería de máxima prioridad.

Invierte en el coche lo necesario para fiabilizarlo y viajar seguro. La estética, los accesorios y pequeñas averías deberían pasar a un segundo plano.

Retroalimentacion Diesel Turbo Roto

De no atenderla, el turbo se puede romper o dar al traste con la mecánica tras su rotura. Otro ejemplo puede ser un sensor de airbag estropeado, un aire acondicionado que no enfría en pleno verano madrileño, inyectores en mal estado, amortiguadores bamboleantes o un volante bimasa que suene más que unas castañuelas. Entendemos que el esfuerzo económico es doloroso y puede dar al traste con nuestras vacaciones o la renovación del baño del piso, de ahí que sea vital priorizar y pensar en cómo apagar los fuegos más fuertes, para evitar males mayores en un futuro. Divide y vencerás.

Averías como un cierre centralizado estropeado, unas rótulas de dirección que hacen algo de ruido, un aire acondicionado que no enfría en el verano asturiano, o rayones en la carrocería deberían pasar al banquillo de los suplentes.

Mantenimiento preventivo: la clave para el buen servicio de un coche entrado en años

Muchos coches heredados o comprados de segunda mano por poco dinero son coches cuyo mantenimiento ha sido descuidado. Y es lo que debemos asumir cuando tomemos posesión del vehículo. Debes revisar, y posiblemente reemplazar un importante número de componentes de desgaste. Lo primero en tu lista de prioridades deberían ser los neumáticos. Comprueba su desgaste y su estado físico. No solo es importante que no tengan cortes o bollos, también es importante que no hayan sido fabricados hace 15 años. Si el neumático tiene más de cinco años pero tiene buen dibujo, que un profesional los revise y confirme que puedes seguir usándolos con seguridad.

Correa Distribucion Coche P

Lo siguiente debería ser un cambio de aceite y filtro de aceite, y recomiendo también un limpiado del circuito de refrigeración, así como un cambio del refrigerante. Otro elemento clave es la correa de distribución. Comprueba cuando debe cambiarse, y recuerda que no solo se cambian por kilometraje, si no también por tiempo. Si tienes dudas, o no sabes si se ha reemplazado o no, cúrate en salud y evita una avería catastrófica del motor por un puñado de euros y por confiar en lo que el anterior propietario (no) hizo. Comprueba también el estado de las pastillas de freno, los discos de freno y el líquido de frenos.

Un buen mantenimiento preventivo son años de servicio sin problemas, aunque suponga una inversión inicial considerable.

Por último, especialmente en coches diésel algo más modernos - de unos 15 años a esta parte - es importante comprobar el estado de los sistemas anticontaminación. Recomendamos una limpieza de la EGR y del colector de admisión, además de una comprobación en taller del buen estado del FAP. Echa un ojo a los resguardos de las últimas ITV y verifica que el coche no haya tenido problemas de humos. Si ha sido así, considera una limpieza profunda del filtro de partículas (o su reemplazo) y una descarbonización del motor al completo. Sabemos que todo esto es caro, pero es paz mental de cara al futuro.

Colector Admision Z19dth

Trata con cariño y suavidad a tu coche

Piensa en tu coche como pensarías en un anciano. Un anciano en forma, un anciano fuerte y musculoso, pero un anciano. Con todas las consecuencias que ello implica. Si tienes un coche con motor turbo, respeta los tiempos de calentamiento y enfriamiento: déjalo al ralentí un minuto antes de ponerte en marcha, y déjalo un minuto al ralentí antes de apagarlo. Circula con suavidad y sin revolucionarlo hasta que el motor no esté caliente. No lo conduzcas con violencia, no lo conduzcas a altas velocidades. Trátalo con cariño y con suavidad y el coche te responderá con fiabilidad y buen servicio.

Adelanta el mantenimiento. Revisa sus niveles. Condúcelo con suavidad. Respeta la veteranía de tu coche.

Especialmente importante es el pasar badenes y resaltos a muy poca velocidad, a no ser que quieras empezar a reemplazar todo el sistema de suspensión del coche a marchas forzadas. Vigila con frecuencia su posible consumo de aceite, y revisa con frecuencia los niveles. Adelantar el mantenimiento antes de lo especificado por el fabricante es una gran idea en este tipo de vehículos, algo que evitará achaques y averías, minimizando y ralentizando el inevitable desgaste que el uso acusa en un coche. Escucha sus ruidos y atiende con presteza a los nuevos ruidos que pueda generar, y ataja sus averías antes de que "crezcan".

 title=

Es una labor de cariño, es una labor de respeto, es paciencia, es dedicación. O lo tomas, o lo dejas.

Una buena limpieza

Tu coche se lo merece. Tras años de maltrato o años de segundo coche, es normal que los coches "heredados" acumulen mucha suciedad, tanto en su interior como en el exterior. Dale una limpieza bien profunda por dentro y por fuera, una experiencia laboriosa e intensiva en tiempo cuyo resultado final no puede ser más gratificante. Si no tienes tiempo o ganas de hacerlo tú mismo, muchos profesionales de la limpieza lo harán gustosos por ti, por un importe que no superará los 200 euros - a no ser que estemos hablando de un detallado, un servicio que discutiremos en otro artículo.

Ver todos los comentarios 0