ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

2 MIN

Los ouvriers, pieza clave en el Monte-Carlo

Con sus idas y venidas reglamentarias, los ouvriers siempre han tenido un rol muy importante en las pruebas de asfalto del Mundial de Rallyes y muy especialmente el Rallye Monte-Carlo, dadas las enormes variaciones en el estado de los tramos a lo largo de la prueba.

En la edición 2015 que arrancará esta tarde la relación de ouvriers es espectacular y digna de lista de inscritos, si nos atenemos al listado publicado anoche por Rallye Magazin. Por ejemplo, Hyundai cuenta con un campeón del IRC y un campeón de Europa para tales labores: Quique García Ojeda y Pablo Marcos serán los ouvriers de Dani Sordo, mientras que Bruno Thiry y Michel Luxen realizarán esas labores para Thierry Neuville.

Compañero y rival de Ojeda en el IRC, Nicolas Vouilloz trabajará para Sébastien Ogier, mientras que Toni Gardemeister lo hará para Latvala. El tercero de los pilotos de Volkswagen, Andreas Mikkelsen, opta por un ouvrier de perfil más bajo, su compatriota Bent Kollevold, que trabajó con su copiloto Ola Floene hace una década.

En Citroën, Sébastien Loeb vuelve a contar con Patrick Magaud, piloto de la casa francesa en los noventa y que sustituyó a su amigo Dominique Heintz en 2013, prescindiendo en esta ocasión Mads Ostberg de su padre en favor de Per-Gunnar Andersson y usando Kris Meeke a Stephen Whitford.

Entre los pilotos de M-Sport la elección y procedencia de los ouvriers es mucho más heterogénea. Elfyn Evans usará a su padre Gwyndaf y Ott Tänak a Timo Kankkunen, que hace unos años ya ayudó a Mikko Hirvonen en un Catalunya inscribiéndose con un Fiesta ST como refuerzo en las labores de ouvrier. Bryan Bouffier cuenta con un clásico del automovilismo francés como Pascal Enjolras y Henning Solberg usará a Matthew Wilson.

Los tres últimos ouvriers «destapados» por Rallye Magazin son Simone Campedelli para Robert Kubica (no olvidemos que la estructura del polaco es de origen italiano), Stefan Vojtech, subcampeón checo a mediados de los 2000, para Martin Prokop y Raimund Baumschlager, propietario de equipo, para el alemán Armin Kremer, que compite con uno de sus Skoda Fabia S2000.

Vía | Rallye Magazin

Cargando...