Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

2 MIN

Curiosidades F1: Alfa Romeo, Andrea de Adamich y los motores cliente

La presencia de Alfa Romeo en la Fórmula 1 es algo digno de estudio. Dominador de las temporadas de 1950 y 1951 con un coche que tenía más de diez años y mero comparsa a finales de los años 70 y principios de los 80 a pesar de contar con dinero y personal. Entre las dos épocas, una importante presencia en el mundo de la resistencia y un fallido intento de entrar en la Fórmula 1 como proveedor de motores usando a Andrea de Adamich.

Por aquel entonces, el joven De Adamich era uno de los pilotos más representativos de la marca en los sport-prototipos y había tenido cierto éxito en Fórmula 2 con Ferrari. De esta forma, cuando en Alfa Romeo llegaron a un acuerdo con McLaren, el piloto designado fue el italiano. Pero en McLaren eran conscientes del riesgo y por ello no se montaron motores Alfa Romeo en todos los coches. Solo una tercera unidad para De Adamich llevó los propulsores italianos, provenientes de sus coches de resistencia.

El aspecto era imponente, con el "biscione" en el frontal del monoplaza. Desafortunadamente los resultados no fueron de tan altos vuelos y solo consiguió clasificarse para cinco de las diez carreras en las que se inscribió, sin llegar nunca a puntuar. En 1971 Alfa Romeo trasladó su motor a una March más receptiva que McLaren y el equipo de Bicester sí llegó a tener a otros pilotos -Nanni Galli e incluso Ronnie Peterson- con el nuevo propulsor además de De Adamich. Pero el V8 italiano no estaba a la altura y tampoco consiguió terminar nunca entre los seis primeros.

Algunos cuestionarán el talento de Andrea de Adamich, achacándole a él la falta de rendimiento tanto del McLaren como del March. La realidad es que solo tuvo un coche verdaderamente competitivo en su debut en la categoría reina, en el Gran Premio de Sudáfrica de 1968 con Ferrari. Y allí batió en clasificación a Jacky Ickx y Chris Amon... con el tiempo se pasó al mundo de la comunicación y fue uno de los más reconocidos periodistas italianos del mundo del motor.