Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

2 MIN

Curiosidades F1: El falso éxito de un tracción integral

La Fórmula 1 ha vivido siempre de las innovaciones tecnológicas que han ido apareciento a lo largo de los años. Si hoy en día la mayoría se centran en la gestión del flujo del aire, ello se debe a que las innovaciones técnicas han alcanzado un nivel avanzado que se considera difícil de superar a día de hoy. Pero no todo acaba cuajando y uno de los fracasos más sonados de la categoría reina es el de la tracción a las cuatro ruedas.

Empezando a trabajarse entre los años 50 y 60 como concepto generalista, la tracción integral encontró en la Fórmula 1 un buen lugar de promoción y un posible hueco para desarrollar coches ganadores. Tanto Lotus como McLaren y Matra desarrollaron sus propios coches con estos sistemas y hasta Cosworth lo intentó también aunque sin llegar a debutar en competición. De entre todos estos, el único coche que logró puntuar fue el Matra MS84.

Pero incluso en este caso, la realidad es que el único coche con el sistema de tracción integral instalado que logró puntuar -un sexto puesto de Johnny Servoz-Gavin en el Gran Premio de Canadá de 1969- lo hizo en realidad sin dicho sistema en funcionamnto. De esta forma, el MS84 del piloto francés usó en ese gran premio solo la tracción trasera, transformándolo básicamente en un pesado MS80 con frenos delanteros.

Pero con la llegada de los alerones traseros, el agarre adicional que se ganaba con la tracción integral se vio neutralizado. Todo aquello que habría podido ser una ventaja cinco o seis años antes quedaba obsoleto al ser inmediatamente superado por un sistema superior. En todo caso, la tracción integral habría pasado a ser útil solamente en condiciones de lluvia pero con los inconvenientes del momento... el riesgo de montar el sistema jamás habría valido la pena.