Curiosidades F1: Los Lotus de Brabham Racing Organisation

 |  @alexgarciagv27  | 

Jack Brabham fue el fundador de uno de los equipos de Fórmula 1 más exitosos de su tiempo y uno de los más legendarios, siendo además el australiano el único piloto en conseguir el título de campeón del mundo a bordo de un coche con su propio nombre. Pero los inicios son siempre algo más difíciles que los momentos más exitosos y en Brabham tuvieron que recurrir a Lotus en sus primeras carreras para poder salir del paso.

Metódico y profesional, Jack Brabham no quiso empezar la aventura a bordo de sus coches hasta que considerara que estos estaban listos para competir así que cerca de comenzar la temporada de 1962 de Fórmula 1, el bicampeón del mundo no tenía montura. El Brabham BT3 no estaba listo aún y él ya había dejado atrás su tiempo en el equipo Cooper. De esta forma, la única solución fue algo que en ese tiempo no era extraño pero que con el tiempo ha aquirido un significado especial.

Jack Brabham se hizo con un Lotus 24 -entregado a las 3 de la mañana para mantener el secreto- aprovechando el reducido precio de la máquina y se lanzó a la aventura. Un Lotus del equipo Brabham, esencialmente. El futuro constructor lo pilotó en los primeros cinco grandes premios de la temporada, logrando ser sexto en Bélgica y quinto en el Reino Unido, antes de usar su propio coche. Con él, se lograron dos cuartos puestos muy prometedores en las dos últimas carreras del año.

Pero la historia con Lotus no había terminado puesto que en el Gran Premio de Mónaco de 1963, primera cita de la temporada, Brabham volvió a usar por última vez uno de los coches de Colin Chapman. Armado esta vez con un Lotus 25, Brabham compitió por última vez en su carrera deportiva con un Fórmula 1 que no fuera de su equipo. No hubo puntos para él y con la llegada del nuevo BT7, se alcanzaron los primeros podios en la categoría reina. Una leyenda había echado a andar.

Lee a continuación: Curiosidades F1: Una lucha y dos pilotos que no se encontraron

  • M.A.

    Brabham es una de las escuderías legendarias que se echan de menos. Junto con Lotus, Tyrrell….