Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

3 MIN

Curiosidades F1: Tres veces primero pero nunca en cabeza

La pole position es uno de los elementos prácticamente legendarios del mundo de las carreras. ¿Quien no ha soñado con ser el más rápido a una vuelta en un circuito? Velocidad pura, sin más importancia que la capacidad de sacar el máximo rendimiento de un monoplaza a lo largo de un minuto y medio. Ni inteligencia ni capacidad de aguante ni nada más, simplemente velocidad. Además, el premio es partir delante de todos los demás competidores el día de la carrera, algo nada despreciable. Pero las cosas no siempre salen como uno quiere...

Teo Fabi fue siempre considerado como un piloto veloz y valiente. Seguramente su talento no estaba a la altura de los Nelson Piquet o Gerhard Berger con quien compartió equipo pero velocidad no era un elemento que le faltara. De hecho, al volante del Toleman TG185 y el Benetton B186 logró en tres ocasiones batir a todos los demás pilotos en las sesiones clasificatorias, lo que le da un total de tres pole position. Pero el destino quiso que el italiano fuera protagonista de otro récord curioso... el de no liderar jamás una vuelta en la Fórmula 1.

En el Gran Premio de Alemania de 1985 Fabi logró batir a Stefan Johansson por más de un segundo y llevarse una espectacular pole position en el nuevo Nürburgring pero en la salida el embrague patinó más de lo deseado y antes de llegar a la primera curva el Toleman había perdido varias posiciones. La siguiente gran oportunidad para que Fabi se luciera llegó al año siguiente en Austria. Allí los dos Benetton partían desde la primera fila pero Gerhard Berger arrancó mejor que Teo Fabi y tomó la cabeza de carrera.

El austríaco estaba encendido al competir en su casa pero Fabi era consciente de la necesidad de firmar un buen resultado de una vez para espantar la mala suerte... logró adelantar a Berger pero su liderato duró apenas cinco segundos, tras los cuales su motor dijo basta antes incluso de completar la primera vuelta. En la siguiente carrera en Monza Fabi volvió a marcar la pole position ante su público. Pero problemas en la vuelta de formación le obligaron a salir desde el fondo de la parrilla para desespero del piloto local.

Como anécdota, Alain Prost -segundo en parrilla- también tuvo problemas que le hicieron salir desde el carril de boxes, dejando la primera fila desierta. En cualquier caso, Teo Fabi volvía a perder una oportunidad de oro de lucirse a pesar de firmar la pole position. No logró el mejor tiempo de nuevo en la Fórmula 1 aunque por lo menos lograría subirse al podio en el Gran Premio de Austria de 1987, la última temporada en la que estuvo en la categoría reina. No obtuvo un volante para 1988 y tuvo que emigrar a Estados Unidos.