Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

2 MIN

Curiosidades F1: Un Cooper con motor de Ferrari 250 GTO

La marca Ferrari es seguramente la más conocida dentro de la historia de la Fórmula 1 pero incluso ellos tienen historias menos comentadas y más sorprendentes. Una de las más curiosas es la presencia de un Cooper con motor Ferrari en dos carreras puntuables en la temporada de 1966 además de un evento no puntuable en el Reino Unido. Pero lo curioso de verdad es el origen del propulsor italiano... un Ferrari 250 GTO.

La Fórmula 1 estrenó normativa técnica en 1966 y de los motores de 1.500 centímetros cúbicos del año anterior se pasó a permitir el doble de cilindrada. La decisión llegó tarde y esto dejó a muchos equipos con motores pequeños preparados para dar una cilindrada mayor mientras se preparaban los nuevos propulsores. Para el equipo J.A. Pearce Engineering, esa era una oportunidad que no podía dejarse escapar.

La solución para la escuadra con la que competiría Chris Lawrence fue tomar prestado un motor de Ferrari 250 GTO, un V12 de 3.000 centímetros cúbicos que habría podido darles una inesperada ventaja... pero no fue así. El motor estaba preparado para la calle y la resistencia y apenas superaba los 300 caballos de potencia, siendo demasiado pesado y falto de fiabilidad al adaptarse para la Fórmula 1. Un undécimo puesto en Brands Hatch antes de un abandono en Nürburgring no fue un buen balance. Una buena idea pero un resultado desastroso.